Enlaces de accesibilidad

Es inadmisible la muerte de un ciudadano cubano más, es inadmisible tanto desprecio e indolencia

El proyecto alternativo Estado de SATS comentó que el poder en Cuba, en respuesta a la muerte de Wilman Villar Mendoza, ha aplicado una vez más su vieja fórmula: el escarmiento.

La organización, con sede en La Habana, señala que desde 1959 las maneras de someter al contrario conservan el mismo patrón: el desprecio total por la vida del adversario y el escarmiento como forma aleccionadora para ejercer el control social.

Estado de SATS recuerda el patrón de fusilamientos y encarcelamientos que ocurrieron de sólo un plumazo, y asevera que los gritos de paredón siguen retumbando en Cuba.

Aún resuenan las ofensas de Fidel Castro que llevaron al suicidio al comandante Félix Pena, la crudeza sin límites en la muerte de Pedro Luis Boitel, el trato humillante a cientos de presos políticos, y el terrible hundimiento del remolcador 13 de marzo.

La entidad también rememora la pulverización de dos avionetas desarmadas, el fusilamiento de tres jóvenes negros, el encarcelamiento de 75 personas que pensaron diferente, la muerte de Orlando Zapata Tamayo, y los gritos de "preparen apunten fuego" lanzados frente a la casa de Laura Pollán.

El proyecto Estado de SATS afirma que la muerte de Wilman Villar Mendoza es inadmisible, y pide a Fidel y Raúl Castro que dejen de jugar a ser Dios, pues la justicia humana existe.

Muestren algo de dignidad, añade la entidad en su mensaje a los Castro, pues tras medio siglo de ineptitud legan a los cubanos un país en ruinas con un panteón inmenso.

XS
SM
MD
LG