Enlaces de accesibilidad

El calor de Miami quemó a Nueva York


Miami Heat venció a los Knicks de Nueva York 99-89

El calor de Miami quemó a los Knicks de Nueva York con pizarra de 99-89. La ayuda del fogoso Dwyane Wade, quien anotó 28 puntos, fue clave en la victoria. El jugador había perdido seis partidos por una lesión en su tobillo derecho.

El entrenador de los Heat, Erik Spoelstra, había dicho por la mañana, durante la sesión de tiros a canasta que Wade no estaba listo todavía para jugar, pero minutos antes del partido decidió lo contrario.

Wade además recuperó cinco balones, marcó cuatro asistencias y le propinó dos tapones a sus contrarios para ayudar a LeBron James que encabezó el ataque de los Heat después de anotar 31 puntos, ocho rebotes y siete asistencias.

Con esta victoria el Heat consigue su tercer triunfo seguido y acumula 14-5 en su registro colectivo para mantenerse en el tope de la División Sureste tras la derrota de los Magic de Orlando.

Chris Bosh completó a los "Beach Boys" de Miami al anotar 13 puntos y capturar nueve balones bajo los aros. La ausencia del alero Carmelo Anthony volvió a notarse en el juego de ataque de los Knicks (7-12), que sumaron dos derrotas seguidas.

Bill Walker, con 21 puntos, fue el líder encestador para los Knicks, que también tuvieron el apoyo de Toney Douglas, que consiguió 16 tantos mientras el escolta Landry Fields aportó 14 anotaciones.

El pívot titular Amare Stoudemire volvió a desaparecer en la responsabilidad de tomar el liderazgo del equipo ante la ausencia de Anthony y se quedó con sólo 12 puntos después de anotar 5 de 14 tiros de campo y capturó seis rebotes.

Por otra parte, Derrick Rose consiguió anotó 34 puntos para lograr la mejor marca en lo que va de temporada y ayudó a los Bulls de Chicago a ganar 107-100 a los diezmados Bucks de Milwaukee.

Rose le ganó el duelo individual a Brandon Jennings, de los Bucks, al encestar 14 de 24 tiros de campo y consiguió 18 puntos en la segunda mitad del partido para asegurar el triunfo de los Bulls (17-5).

La victoria evitó a los Bulls tener dos derrotas seguidas por primera vez en lo que va de temporada. Carlos Boozer consiguió un doble-doble de 20 puntos y 13 rebotes. El pívot Joakim Noah también tuvo una gran labor bajo los aros.

Noah aportó un doble-doble de 15 puntos y 16 rebotes para dominar el juego por alto al capturar 50 balones bajo los aros por 43 de los Bucks (7-11), que buscaban sumar dos triunfos seguidos.

Sin embargo, los 25 puntos y siete rebotes de Jennings no fueron suficientes para evitar la derrota de los Bucks, que horas antes del partido confirmaron la baja por tres meses del pívot australiano Andrew Bogut, que se fracturó el pasado miércoles, en Houston, el tobillo izquierdo.

El pívot Drew Gooden, que ocupó el puesto del Bogut como titular, aportó un doble-doble de 23 puntos y 15 rebotes, mientras que el alero reserva, el novato Jon Leuer, llegó a los 19 tantos, todos conseguidos en la segunda mitad del partido.

El alero argentino Carlos Delfino se fue sin puntos en 13 minutos de acción al fallar sus cuatro intentos de tiros de campo, y logró un rebote, en lo que ha sido su peor partido de la presente temporada.

Y por último Paul Pierce lideró el ataque en 34 minutos de acción y fue respaldado por el reserva Chris Wilcox, con 14 puntos, para superar 94-87 a los Pacer de Indiana, mientras que Kevin Garnett y Mickael Pietrus aportaron 13 puntos cada uno.

El equipo de Boston, que con este triunfo llega a su cuarta raya consecutiva, tuvo a cinco jugadores con anotación de doble dígito, uno de ellos reserva, encestó el 46 por ciento de sus tiros de campo (38-83).

Los Pacers (12-5), que no pudieron sumar victorias seguidas, fueron guiados por el alero Danny Granger, con 21 puntos, el escolta Paul George consiguió 16 puntos y nueve rebotes y el alero David West logró 14.

Indiana encestó sólo el 35 por ciento de sus tiros de campo (28 de 80).

XS
SM
MD
LG