Enlaces de accesibilidad

Confirma la Casa Blanca muerte de trabajadora humanitaria a manos del EI


Kayla Jean Mueller, antes de una reunión sobre el estado de Siria en Prescott, Arizona, Estados Unidos (8 de enero, 2015).

"No importa cuánto tiempo tome, Estados Unidos encontrará y llevará ante la justicia a los terroristas responsables de la captura y muerte de Kayla", expresó Obama en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

La muerte de la estadounidense Kayla Mueller, una trabajadora humanitaria secuestrada en 2013 por el grupo Estado Islámico (EI) en Siria, fue confirmada este martes por su familia y el presidente Barack Obama, quien prometió "encontrar" los responsables.

"No importa cuánto tiempo tome, Estados Unidos encontrará y llevará ante la justicia a los terroristas responsables de la captura y muerte de Kayla", expresó Obama en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Mueller, de 26 años y nacida en Arizona, había sido secuestrada en agosto de 2013 en Alep, una ciudad devastada por la guerra en el norte de Siria. El viernes pasado, el EI había anunciado la muerte de Mueller durante un bombardeo de Jordania en Raqa, pero Washington no pudo confirmar la información.

Sin precisar las condiciones del fallecimiento de la joven, este martes la Casa Blanca indicó que los yihadistas del EI enviaron un "mensaje privado" a la familia de Mueller, el cual fue autentificado por la inteligencia estadounidense y permitió confirmar el deceso.

"Nuestros corazones están rotos por la muerte de nuestra única hija", expresaron en un comunicado separado, los padres de la joven Carl y Marsha Mueller. "Kayla era una trabajadora humanitaria devota y llena de compasión. Ella consagró su corta vida a ayudar a todos los necesitados de libertad, justicia y paz", escribió la familia en la nota.

En una carta desde el cautiverio en 2014, la joven relató estar "completamente ilesa", pero gravemente preocupada por su familia. "Sólo pensar en todos ustedes me hace caer en las lágrimas", escribió en una carta publicada por su familia.

Por otro lado, los Emiratos Árabes Unidos anunciaron que reanudaron su participación en los ataques de la coalición internacional contra el EI.

Más temprano este martes, aviones de los Emiratos Árabes lanzaron bombardeos contra el EI, en el marco de la coalición liderada por Estados Unidos para combatir al grupo radical. Aviones de combate F-16 destruyeron sus objetivos y regresaron a salvo a su base, indicó el ejército de los Emiratos, sin precisar cuáles eran sus blancos.

Los Emiratos se habían retirado de la coalición internacional para proteger a sus pilotos, luego de que en diciembre pasado se accidentara y fuera tomado como rehén en Siria el piloto jordano Maaz al Kassasbeh, quien luego fue quemado vivo por el EI.

La coalición internacional comenzó sus ataques aéreos contra el EI en Siria en septiembre de 2014, pero se ha negado a coordinarlos con Damasco. Este martes, el Pentágono dijo que la coalición lanzó un bombardeo en el este de Siria en las últimas 24 horas y golpeó a los yihadistas con otros 11 ataques en Irak.

Siria ha aceptado a regañadientes los ataques aéreos contra el EI en su territorio, pero ha criticado repetidamente que no sean coordinados con sus fuerzas militares. Damasco considera que esos ataques no podrán derrotar a los yihadistas si la coalición no comienza a cooperar con las tropas sirias en el terreno.

XS
SM
MD
LG