Enlaces de accesibilidad

Estado Islámico pide más ataques y decapitaciones


Un hombre reza en la mezquita de Al-Noori Al-Kabeer, junto a una bandera del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Mosul, al norte de Irak.

"Preparen las carreteras con explosivos para ellos. Ataquen sus bases. Asalten sus casas. Corten sus cabezas. No dejen que se sientan seguros", dijo el portavoz del Estado Islámico.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) instó hoy a los insurgentes en la Península del Sinaí a seguir atacando a las fuerzas de seguridad egipcias y continuar con las decapitaciones. Funcionarios egipcios, incluido el ministro de RelacionesExteriores, han reconocido la coordinación entre EI y otros grupos, incluyendo uno en Egipto, pero han dicho que no hay combatientes yihadistas en el país.

EI controla franjas de territorio en Irak y Siria donde ha declarado un califato.
Egipto se ha enfrentando a la insurgencia islamista desde que el Ejército derrocó al presidente Mohamed Mursi de los Hermanos Musulmanes el año pasado. "Preparen las carreteras con explosivos para ellos. Ataquen sus bases. Asalten sus casas. Corten sus cabezas. No dejen que se sientan seguros", dijo el portavoz del Estado Islámico, Abu Muhammad al-Adnani, en un comunicado difundido en internet.

El portavoz alabó a los extremistas egipcios por llevar acabo "operaciones bendecidas contra los guardianes de los judíos, los soldados de Sisi, el nuevo faraón de Egipto". l presidente Abdel Fatah al-Sisi, que como jefe del Ejército el año pasado lideró el derrocamiento de Mursi que siguió a las protestas masivas, ha expresado su preocupación por los extremistas en Egipto y otras partes de Oriente Medio.

Un extremista del grupo con sede en el Sinaí Ansar Bayt-alMaqdis, que provocó la muerte de cientos de efectivos de seguridad durante el último año, dijo a Reuters que EI ha dado instrucciones sobre cómo operar de forma más efectiva.

El domingo, un ataque con bomba junto al Ministerio de Relaciones Exteriores en El Cairo reivindicado por un grupo extremista dejó tres policías muertos, incluido un testigo clave en un juicio de Mursi.

XS
SM
MD
LG