Enlaces de accesibilidad

Egipto: ejército se refuerza en espera de manifestaciones


Egipcios sostienen el féretro de un manifestante muerto durante los choques con la policías 15 de agosto de 2013.

Ante llamado de la islamista Coalición Nacional de Defensa de la Legitimidad, para celebrar manifestaciones tras rezo musulmán de viernes ejército refuerza presencia en El Cairo.

El guía espiritual de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, manifestó hoy que el golpe de Estado perpetrado por los militares el pasado 3 de julio no fue para alejar al presidente egipcio, el islamista Mohamed Mursi, del poder, sino para tomarlo ellos.

En su primer mensaje tras el desmantelamiento de las acampadas de los islamistas en El Cairo el pasado miércoles,Badía --en paradero desconocido-- se quejó en un comunicado de que las Fuerzas Armadas intervengan en la política para "establecer un estado militar, dictatorial y policial".

El dirigente de la cofradía islámica subrayó que las manifestaciones no han parado en todas las provincias, "lo que confirma que el pueblo egipcio, que disfrutó de libertad tras la Revolución del 25 de Enero, nunca renunciará a ella pese a la brutalidad de los golpistas".

Badía aseguró que sus seguidores llevaban a cabo sentadas pacíficas en las plazas de Rabea al Adauiya y de Al Nahda, donde se encontraban las acampadas desmanteladas por las autoridades, para pedir "la restitución del presidente elegido, de la Constitución y de la Shura (Cámara alta del Parlamento), y rechazar el golpe".

El guía espiritual de la Hermandad denunció que 2.000 personas murieron en una sola jornada, el miércoles, y recordó que este número es superior al de los que mató el régimen de Hosni Mubarak durante los 18 días de la revolución que llevó a su derrocamiento en febrero de 2011.

Según el Ministerio de Sanidad egipcio, al menos 578 personas perdieron la vida y 4.200 resultaron heridas en disturbios el miércoles pasado, mientras los islamistas sostienen que los fallecidos fueron miles.

Los Hermanos Musulmanes, partidarios del presidente Mohamed Mursi que fuera destituido y detenido el pasado 3 de julio por el ejército, llamaron a nuevas manifestaciones en El Cairo en una jornada denominada "Viernes de la Ira", para protestar contra la dispersión sangrienta de las concentraciones de apoyo al presidente derrocado

En un comunicado en su página web la Hermandad instó a sus simpatizantes a concentrarse en varias mezquitas para llevar a cabo una marcha de millones de personas tras la oración musulmana del viernes, aunque les pidió que lo hagan sin violencia.

"Pese a la pérdida de mártires y heridos, los crímenes del régimen golpista nos hacen insistir en nuestro rechazo", señala el texto, subrayando que se trata de "un deber islámico, patriótico y moral".

En previsión de posibles disturbios, el ejército ha reforzado su presencia con carros blindados en el centro de El Cairo, sobre todo, en las inmediaciones de la plaza Tahrir y en los puentes sobre el río Nilo, horas antes de las manifestaciones.

Todas las calles que acceden a Tahrir han sido cortadas por los militares, que han enviado a la zona carros blindados de refuerzos.

Los soldados también impiden la circulación en algunos de los puentes, aunque en uno de los principales de la capital, el 6 de octubre, han dejado un carril operativo.

Los embajadores de los 28 Estados miembros de la Unión Europea se reunirán el lunes en Bruselas para analizar la situación en ese país árabe, anunció el viernes la oficina de la jefe de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton.

"Una reunión de los embajadores tendrá lugar el lunes para evaluar la situación en Egipto", indicó el servicio de acción exterior dirigido por Ashton, en su cuenta Twitter.

El objetivo de esta reunión es hallar una postura común de los Estados miembros de la UE sobre la situación en Egipto para examinar "posibles acciones", añade.

Esta reunión podría también "preparar una posible reunión" de los ministros europeos de Relaciones Exteriores. Una reunión informal de los cancilleres europeos prevista desde hace tiempo, está programada para los días 6 y 7 de septiembre en Lituania, país que preside la Unión Europea hasta finales de 2013.

Numerosos países occidentales condenaron el baño de sangre contra los partidarios de Mursi. Los 15 países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU llamaron el jueves por la noche a las diferentes partes en Egipto a observar un "máximo de contención".
XS
SM
MD
LG