Enlaces de accesibilidad

Washington Post: EE.UU. se equivoca con Venezuela


Los seguidores de Hugo Chávez visitando anoche la capilla ardiente del presidente venezolano instalada en la Academia Militar de Caracas.

El diario critica en un editorial que EE.UU. esté cortejando al designado sucesor de Hugo Chávez en lugar de insistir en que el próximo presidente sea electo de forma democrática.

El periódico The Washington Post se pregunta asombrado en un editorial por qué Estados Unidos está centrando su actual diplomacia con Venezuela en cortejar al sucesor nombrado por Hugo Chávez antes de morir, el vicepresidente Nicolás Maduro y a sus “compinches”.

Según el diario “no está claro que los seguidores de Chávez se unan en torno al favorito de Cuba (Maduro)”, y señala que éste, según lo dispone la Constitución, aún tendría que enfrentarse en unas elecciones dentro de 30 días con el líder de la oposición Henrique Capriles.

Para el periódico tampoco está claro que algunos militares y políticos venezolanos vayan a seguir aceptando el “tutelaje de La Habana” en los asuntos internos de Venezuela.

El Post subraya que anticipándose a la muerte de Chávez, el gobierno del presidente Barack Obama comenzó a acercarse a Maduro con la esperanza de mejorar las relaciones.

Pero horas antes de anunciar el deceso del gobernante venezolano, dice, “Maduro trató de culpar a EE.UU. de la enfermedad de Chávez y expulsó a dos agregados militares estadounidenses a quienes acuso de planes desestabilizadores” con Venezuela.

“La ridícula y grosera propaganda lanzada por Maduro—escribe-- fue una señal de que los sucesores de Chávez serán más agresivos y menos avezados políticos (…) más inclinados a poner de chivo expiatorio a EE.UU. y a la oposición democrática de Venezuela por los espantosos problemas que el caudillo deja atrás”.

Entre estos problemas señala que, a pesar de que bajo Chávez el país obtuvo más de un billón de dólares en ingresos por el petróleo, la inflación en Venezuela figura “entre las más altas del mundo, los apagones son rutinarios y los venezolanos están acosados por la escasez de productos básicos”.

La tasa de asesinatos, agrega, "se ha triplicado con creces y ha hecho de Caracas una ciudad más peligrosa que Bagdad. La corrupción oficial es rampante al igual que el tráfico de drogas”, De hecho, siete actuales o exfuncionarios venezolanos han sido vinculados al narcotráfico por el Departamento del Tesoro de EE.UU.

Tras apuntar que tal vez más peligroso que el heterogéneo equipo que hereda el poder en el país sea el hecho de que los venezolanos fueron “grosera y cínicamente” engañados sobre la salud del presidente, el diario destaca que la transición en Venezuela “ha sido orquestada desde La Habana”, donde Chávez fue mantenido aislado desde diciembre hasta hace dos semanas.

En Post realza que una política estadounidense más sensata en las actuales circunstancias empezaría por insistir en que el voto libre y democrático sea el que determine el sucesor de Chávez y defendería a actores políticos y pacíficos en Venezuela, “como los estudiantes cuyo campamento de protesta fue atacado e incendiado horas después de la muerte de Chávez”.

Futuros galanteos al señor Maduro de parte de EE.UU. deben esperar según el Post a que éste sobreviva a las pujas de poder dentro de su propio partido, “gane una votación libre, y demuestre que es algo más que un títere de Castro”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG