Enlaces de accesibilidad

EE.UU. debe recordar que no es cualquier país


Según Condoleezza Rice, los amigos de EE.UU. deben poder confiar en la consistencia del compromiso con ellos.

La exsecretaria de Estado de EE.UU. Condoleezza Rice dice que Washington debe vencer su renuencia a ser líder mundial y respaldar a los disidentes en Cuba y en otros países.

Estados Unidos debe vencer su renuencia a jugar un papel principal si quiere que "las placas tectónicas del sistema internacional se asienten de una manera que el mundo sea más seguro, libre y próspero", según la exsecretaria de Estado Condoleezza Rice.

En un artículo en el diario Financial Times titulado "EE.UU. debe recordar que no es cualquier país", la ex jefa de la diplomacia estadounidense y ex consejera de Seguridad Nacional durante la presidencia de George W. Bush, dice que Washington debe constatar que su supremacía ”salvaguarda en vez de impedir el progreso global”.

Rice sostiene que EE.UU tiene en sus manos la tarea de fortalecer los pilares de su influencia y de actuar teniendo en mente la historia a largo plazo.

Según la exsecretaria de Estado, la asistencia y el comercio estadounidenses pueden ayudar a las democracias en América Latina a dar respuesta a los dictadores populistas, y al mismo tiempo Washington debe apoyar a los disidentes, en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Tras señalar que los altos precios del petróleo dan poder a Venezuela, Rusia e Irán, y que las fuentes alternativas de energía no reemplazarán por largo rato a los hidrocarburos, apunta que es una bendición que EE.UU. pueda cubrir posiblemente toda su demanda energética con la cooperación de aliados como México y Canadá.

“Lo más importante, necesitamos tranquilizar a nuestros amigos en todo el mundo”, dice Rice, para quien la premura en cortejar a los adversarios ha eclipsado las relaciones de EE.UU. con sus aliados confiables. “Los amigos deben poder confiar en la consistencia de nuestro compromiso con ellos”, subraya.

En cuanto a Oriente Medio, Rice sugiere que Washington debe emplear con paciencia su ayuda, capacidad e influencia para apoyar “la creación de instituciones democráticas inclusivas”, aun cuando se tomen decisiones inmediatas y necesarias, “incluyendo armar a los rebeldes sirios”.

Respecto a Irak, dada su importancia “geoestratégica”, el caos que envuelve a sus vecinos y la “destructiva influencia” de Irán, Rice opina que un nuevo compromiso con Bagdad es “urgentemente necesario”.

Con todo, reitera que EE.UU. necesita recurrir otra vez al desarrollo de soberanías responsables y democráticas más allá de la región de Oriente Medio.

“Somos excepcionales en cuanto a la claridad de nuestra convicción de que los mercados y pueblos libres son la clave del futuro, y en nuestra voluntad de actuar en base a esa creencia”, dice, y a su juicio fallar en ese propósito dejaría un vacío que probablemente sería ocupado por quienes no favorecen la libertad.

“Eso sería una tragedia para los intereses y valores estadounidenses y para quienes los comparten”, concluye.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG