Enlaces de accesibilidad

Washington Post exalta ejemplo de cubano Carlos Gutiérrez


Como exitoso empresario al frente de Kellog, Gutiérrez convirtió a la compañía en la mayor productora de cereales en EE.UU.

Secretario de Comercio durante el gobierno de George W. Bush, Gutiérrez sigue siendo un luchador incansable por legalizar a millones de inmigrantes indocumentados, destaca el diario.

El cubano Carlos Gutiérrez, un hijo de inmigrantes que vino de niño a EE.UU. y además de exitoso empresario llegó a ser secretario de Comercio de EE.UU., es un gran defensor dentro del Partido Republicano de una reforma inmigratoria, según destaca en un blog el diario The Washington Post.

El periódico resume en un amplio comentario la vida y los logros de Gutiérrez, quien a los seis años de edad vio encarcelar a su padre en Cuba por el régimen de Fidel Castro, y a los 12 salió de la isla con su familia para radicarse en EE.UU.

Como inmigrante, eventualmente progresó hasta llegar a ser presidente ejecutivo de la compañía Kellog , bajo cuya dirección la empresa se convirtió en el mayor productor de cereales de EE.UU., y después fue miembro del gabinete del presidente George W. Bush.

“Pero ahora –señala el diario—se preocupa por los 11 millones de inmigrantes indocumentados que hay en el país y ha puesto su reputación, energía y sus conexiones personales en función de un nuevo esfuerzo para que estos tengan las oportunidades que él tuvo”.

En declaraciones al Post, Gutiérrez se preguntó cómo se deben sentir esos indocumentados cada mañana cuando despiertan. Y la respuesta es, dijo: “No están seguros de si regresarán a su hogar y si sus hijos serán obligados a vivir solos (…) ese puede ser el día en que los deporten”.

Gutiérrez, quien ahora es vicepresidente del gigante financiero Citigroup y cuya fortuna personal se estima entre $21 y $93 millones de dólares, según el diario, ya fue en 2007 la mano derecha del presidente Bush en la batalla en Washington a favor de los inmigrantes.

Ahora, precisa, “junto con el abogado Charlie Spies, ha puesto en marcha Republicanos por la Reforma Inmigratoria, un supercomité de acción política que recauda ilimitadas sumas de dinero para dar algún respaldo a los miembros del partido que están a favor de una amplia reforma de las leyes de inmigración”.

Como hijo, esposo y padre de inmigrantes (además de sus padres cubanos su esposa y un hijo adolescente nacieron en México), el periódico subraya que Gutiérrez recuerda de manera indeleble el día en que se naturalizó estadounidense.

Un juez le manifestó entonces que él tenía más derecho a ser ciudadano del país que lo acogió que los propios americanos. “Los que nacieron aquí no tuvieron la oportunidad de elegir”, le dijo.

Según Gutiérrez, “quienes no creen fuertemente en la inmigración, han perdido confianza en la grandeza de Estados Unidos”.

El Post destaca en su blog que el cubano se pone verdaderamente emocional cuando habla sobre la necesidad de sentir empatía por los inmigrantes que hay en EE.UU. y lamenta que el Partido Republicano haya fallado en el tema. “Simplemente no lo entendimos”, dijo.
XS
SM
MD
LG