Enlaces de accesibilidad

Viaje a Cuba dentro de una burbuja


Un grupo de turistas pasea en coche por una calle de La Habana.

Así describe una estadounidense su paseo de fin de semana a la isla en virtud del programa que busca incrementar los contactos “pueblo a pueblo”.

Una estadounidense, que recientemente estuvo como parte de una excursión de fin de semana en La Habana, describe su viaje como “un retroceso al pasado” en el que adonde quiera que uno vaya está como “dentro de una burbuja”.

El diario USA Today publica este lunes el reportaje de Laura Bly, quien visitó la capital de la isla integrando un grupo de 13 estadounidenses durante una gira acorde con el programa de viajes autorizado por el gobierno de EE.UU. para incrementar los contactos “publo a pueblo”.

“Debido a que las reglas dispuestas por el Departamento del Tesoro requieren la participación obligatoria (de los viajeros) en actividades de intercambio educacional a tiempo completo, no fue un escape playero acompañado de salsa y habanos”.

Bly subraya que “en su lugar escuchamos charlas”, y cita una de ellas en las que su guía cubano, a quien ientifica como José Ramón Rodríguez Sicilia, les dio un teque sobre “una inesperada dosis de democracia”.

Luego destaca que el turismo, sea en esta modalidad de visitas o el de excursiones a la playa, es básico para la economía del país “oficialmente socialista, pero de manera creciente capitalista”.

Sin embargo, el gran problema, dice citando a Christopher Baker, un escritor de libros turísticos y organizador de la gira, es que “Cuba simplemente tiene muy poca capacidad para satisfacer la demanda (de visitantes) en este momento”.

Además, señala que los precios están en alza, y de acuerdo con Baker, el gobierno cubano acaba de subir sus tarifas de hoteles y otros servicios a los operadores turísticos de EE.UU. en alrededor de 25 por ciento para la entrante temporada invernal.

“Como resultado --afirma-- muchas de esas 130 compañías turíticas, museos y otras organizaciones, algunas de las cuales ya cobran más de $500 dólares por persona al día, se verán forzadas a reducir la cantidad de viajes”.

La visitante recuerda que según las regulaciones del Tesoro, un poco más estrictas desde el mes pasado, los intercambios deben “reforzar el contacto con el pueblo cubano, repaldar la sociedad civil, y/o ayudar a promover la independencia del pueblo cubano respecto a sus autoridades”.

Pero para los estadounidenses que por curiosidad están dispuestos a cumplir esa reglas, según Peggy Goldman, una operadora de Friendly Planet Travel, un viaje a la isla “es la distancia más corta que uno puede viajar para entrar a un mundo completamente diferente”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG