Enlaces de accesibilidad

Cobra fuerza reclamo para aclarar muerte de Payá


El editorial recuerda que Carromero declaró en una entrevista que el vehículo fue embestido por detrás.

El diario The Washington Post destaca en un editorial la petición hecha por ocho senadores estadounidenses para que se investigue el choque en el que perdió la vida el disidente cubano Oswaldo Payá.

Lo mínimo que se puede hacer por Oswaldo Payá, “un hombre que luchó por la causa de la libertad en Cuba”, es investigar las verdaderas causas de su muerte, dice en un editorial el diario The Washington Post.

El periódico pone de relieve la petición hecha por ocho senadores de EE.UU. para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, un organismo de la OEA, emprenda una investigación del choque automovilístico en que perdió la vida el destacado disidente cubano.

Los legisladores dan crédito a las declaraciones hechas al Post por el chofer del vehículo, el joven político español Ángel Carromero, que dejan sin respuesta “inquietantes dudas” sobre si el accidente fue causado por el gobierno cubano, “conocido por su acoso a Payá”.

El editorial recuerda que Carromero declaró en una entrevista que el vehículo que el conducía fue embestido por detrás por un auto que tenía una chapa del gobierno, y luego el joven fue encarcelado y objeto de “intimidación y amenazas” de parte de las autoridades cubanas.

El diario destaca el hecho de que tanto Carromero como el sueco Aron Modig, quien iba en el otro asiento delantero del automóvil, llevaban consigo teléfonos celulares, y luego del choque enviaron mensajes de texto a familiares y amigos.
“Esos mensajes no pueden ser manipulados u ocultados”, señala.

Según el Post, los mensajes ofrecen “pistas” y constituyen de por sí una razón para que las interrogantes sobre la muerte de Payá no quede sin respuestas.

Uno de esos mensajes, precisa, fue enviado por Modig a alguien en Suecia y decía: “Chocamos. Ahora viajando en una ambulancia. No tengo mi pasaporte. No en grave peligro”.

El periódico añade que en subsiguientes mensajes Modig y Carromero reportaron estar bien en un hospital en Bayamo, y destaca que en uno de ellos el sueco afirma: “Ángel (Carromero) dijo que alguien había tratado de empujarnos fuera de la carretera”.

“Esas y otras sospechas acerca de la muerte de Payá necesitan ser aclaradas—concluye el editorial--. La familia de Payá, incluida su hija Rosa María, ha demandado una investigación internacional e independiente” del accidente.
XS
SM
MD
LG