Enlaces de accesibilidad

Cuba, tema obligado en agenda exterior de EE.UU.


Según el comentario, sea quién sea el próximo presidente, tendrá que considerar cómo ayuda a los cubanos en la isla.

Un análisis publicado en el periódico digital The Huffington Post afirma que el próximo presidente estadounidense debe formularse seriamente cuál será la política con la isla.

Sería conveniente que ambos candidatos a la presidencia de EE.UU., el actual mandatario Barack Obama y su rival republicano Mitt Romney, se formulen seriamente la correcta política exterior que adoptará Washington con su cercano vecino Cuba, según un análisis que publica en un blog el diario digital The Huffington Post.

A propósito del debate presidencial sostenido anoche por los dos contendientes a la Casa Blanca, lamenta que la agencia de noticias Associated Press hubiese anunciado las “cinco cosas a estar atentos” y entre ellas “sorprendentemente” haya ignorado a Cuba.

A juicio de la articulista, Noel Irwin Hentschel, presidenta y fundadora de AmericanTours International, aunque un debate de este tipo de hora y media de duración no es lo suficientemente largo para “entender las complejidades”, al menos Cuba es un tema digno de figurar en la agenda.

“Cuando se trata de discutir la política exterior de EE.UU. respecto a Cuba—dice—, nuestros candidatos presidenciales tendrán que enfrentarse no sólo con la salud y el plan de sucesión de los hermanos Castro, sino con toda la historia de nuestras relaciones con Cuba y las arraigadas emociones de la comunidad cubanoamericana”.

Tras defender la idea de que los estadounidenses viajen a la isla para impartir los “valores de libertad”, apunta que estos han aprendido que pueden desarrollar el comercio con naciones que tienen sistemas políticos diferentes a los principios democráticos defendidos por Washington.

“No obstante, siempre debemos asegurarnos –precisa– de que nuestra política exterior y comercio sean conducidos con el fuerte compromiso de no disminuir nuestros principios constitucionales, incluidos la libre empresa y los derechos individuales. La libertad de viajar es un derecho básico de todas las personas”, puntualiza.

El nuevo presidente, sea quien sea el que resulte electo, Romney u Obama, subraya, “al discutir la política exterior de Washington con Cuba tendrá que considerar cómo ayudar a 12 millones de vecinos cubanos para que tengan una vida mejor y ser capaz de asegurar respaldo a los millones de cubanoamericanos que han tenido la oportunidad de vivir en EE.UU.”
XS
SM
MD
LG