Enlaces de accesibilidad

El percusionista Pedrito Martínez, famoso entre los famosos


El cubano Pedrito Martínez y su grupo en el restaurante Guantanamera, en Manhattan

El cubano acaba de lanzar su primer CD y es admirado por músicos del calibre de Paul Simon, Eric Clapton y otros que van a verlo tocar en el restaurante-club Guantanamera, en Nueva York.

Probablemente usted no haya oído hablar del asombroso percusionista cubano Pedrito Martínez en Manhattan y tal vez no sea aún conocido por el público, pero entre sus pares, es fuente de inspiración y delicia rítmica, dice en un reportaje el diario The New York Times.

Titulado “Rebasando las fronteras del fervor por la rumba”, el reportaje reseña el éxito alcanzado por el cubano, que en 1998 pudo salir de la isla invitado por la saxofonista canadiense Jane Bunnett, luego se fue a Nueva York y actualmente vive con su familia en Union City, New Jersey.

Quince años después de llegar de La Habana, Martínez, de 40, es un músico muy solicitado, dice el diario, y “sus tres noches a la semana en Guantanamera, en Manhattan, han hecho de ese pequeño restaurante-club sitio favorito entre las estrellas del pop, el rock y el jazz”.

El Times pone de relieve que este martes, el cubano da otro paso adelante con el lanzamiento de su primer CD ( “The Pedrito Martínez Group”) como director de banda, en el que los cuatro miembros de su grupo cantan al igual que él en la mayoría de las piezas.

“El disco también incorpora ejecuciones de invitados como Wynton Marsalis, John Scofield y Steve Gadd, el as estadounidense de la batería quien también fue productor del CD junto con Martínez”.

El reportaje cita al músico y compositor Ned Sublette, quien dijo que el cubano es “un percusionista con profundo conocimiento de su instrumento, cantante y director de banda, pero también (es) el florecimiento de un nuevo espíritu creativo de la rumba”.

Nacido y criado en el barrio habanero de Cayo Hueso, Martínez pensó inicialmente en hacerse atleta, boxeó un tiempo, se enfocó en el judo, lo que le dio vigor y flexibilidad, dos cualidades que le han servido para las congas y para tocar sus tambores batá, precisa el diario.

“Nunca fui a una escuela de música—explicó en una reciente entrevista—porque en Cuba en esa época para entrar (a una) se necesitaba una conexión, una palanca, y nunca la tuve”. Luego tocó en hoteles por un dólar al mes. “Fue el peor tiempo de mi vida”, dijo.

Martínez confesó al Times que cuando fue invitado al primer show de jazz se vio un poco perdido, y entonces se fue a pasar un curso intensivo para aprender a leer música y estudiar composición.

“También tomó clases privadas con su compatriota Román Díaz –añade— maestro percusionista y santero, a quien él describe como su mentor”.

Después, las puertas del éxito se le fueron abriendo, y según su mánager, Paul Siegel, el mes pasado en noches sucesivas fueron a verlo tocar en Guantanamera, entre otros, los integrantes del grupo Earth, Wind & Fire, Eric Clapton, Steve Winwood, Paul Simon, Roger Waters, Billy Cobham y Stanley Clarke.

Según el guitarrista Derek Trucks, quien ha tocado con las bandas Allman Brothers y la de Eric Clapton, en los últimos seis u ocho años ha llevado a todos sus colegas a que lo ven porque “su musicalidad es simplemente impactante”.

Uno sabe que todo el mundo va a ir a Nueva York, señala Trucks, y entonces le dice: “Tienes que ver a este tipo, tienes que ir a Guantanamera y ver a Pedrito batiendo los tambores”.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG