Enlaces de accesibilidad

Hora de poner fin a tragedia de Alan Gross


La carta destaca que Alan Gross ha perdido en la cárcel 100 libras de peso.

El Washington Post publica una carta en la que se afirma que el presidente Barack Obama tiene la llave que puede abrir la celda del contratista estadounidense preso en Cuba.

La noticia de que el contratista estadounidense Alan Gross, encarcelado en Cuba, puede tener cáncer no es simplemente una “tragedia personal”, dice una carta dirigida al editor de The Washington Post y que el diario publica.

La misiva, remitida por Frank Calzón, director ejecutivo del Centro para una Cuba Libre, afirma que el presidente de EE.UU, Barack Obama, tiene la llave que podría abrir la celda en la que Gross cumple 15 años de prisión.

Obama “debe decir a La Habana que la paciencia de EE.UU. se acaba –señala–y que hasta que Gross sea liberado las remesas ( de cubanos a sus familiares en la isla) que el gobierno cubano grava fuertemente y de las que depende, serán suprimidas".

También, que se pondrá fin a la política de contactos “pueblo-pueblo” que permite a turistas estadounidense viajar a Cuba.

Calzón destaca que EE.UU. posee una nutrida misión diplomática en la isla. “Si los diplomáticos estadounidenses no pueden proteger a alguien como Gross de abusos y malos tratos—agrega—, es hora de que Obama considere traerlos de regreso”.

La carta recuerda que además del tumor en el hombro de Gross que los médicos cubanos califican de “benigno”, el contratista ha perdido 100 libras de peso. “Su continua detención y el deterioro de su salud — puntualiza — demuestran el absoluto desprecio que tiene el gobierno de Cuba por los derechos humanos básicos”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG