Enlaces de accesibilidad

Espía a favor de Cuba purga larga sentencia en Texas


Ana Belen Montes

Ana Belén Montes, la analista del Pentágono que durante 17 años pasó información secreta La Habana, está considerada uno de los espías “más dañinos” en la historia de EE.UU.

Ana Belén Montes, la espía que dentro del Pentágono suministró durante 17 años información secreta a Cuba, cumple actualmente su condena a prisión en el Centro Federal Carswell, en Forth Worth, Texas, en una unidad reservada para las veinte reclusas más peligrosas de EE.UU., según informa el diario The Washington Post.

En un amplio reportaje, el periódico hace una reseña de la vida familiar de Montes, de su estancia como analista de inteligencia en el Departamento de Defensa, y dice que entre sus compañeras de prisión ha estado Lynette Squeaky Fromme, una simpatizante de Charles Manson que trató de asesinar al presidente Gerald Ford.

El Post recuerda que la espía pudo haber sido condenada por traición, un delito que se paga con la pena capital, pero como se declaró culpable para que se le redujera la sentencia, cumple a cambio 25 años de cárcel, de los que le queda poco más de una década. Sin embargo, indica el diario, nunca se ha arrepentido de sus delitos.

“Las estrictas reglas de prisión le prohíben a Montes hablar con la prensa y con otras personas a excepción de unos pocos a amigos y familiares—precisa—. Pero en su correspondencia privada, rehúsa pedir perdón”. La espía ha dicho que estuvo justificado lo que hizo porque EE.UU. ha hecho al Gobierno cubano “algunas cosas que son terriblemente crueles e injustas”.

En una carta que escribió a un sobrino adolescente, según destaca el Post, Montes dice: “Debo lealtad a principios y no a ningún país, Gobierno o persona. No debo lealtad a EE.UU. , a Cuba, a (Barack) Obama o a los hermanos Castro o a Dios”.

De acuerdo con el periódico, las agencias militares y de inteligencia estadounidenses estuvieron años evaluando los efectos ocasionados por los delitos de Montes, y en una audiencia en el Congreso el año pasado una agente a cargo de la investigación dijo que Montes había sido “uno de los espías más dañinos en la historia de EE.UU.”

La oficial de contrainteligencia Michelle Van Cleave dijo al Congreso que Montes comprometió “todos los programas de recopilación (de inteligencia) enfocados en Cuba”, y también es probable “que la información que pasó (a La Habana) contribuyó a causar la muerte y daños a estadounidenses y a fuerzas pro EE.UU. en América Latina”.

Además de traicionar a su país, el diario pone de relieve que la espía también fue desleal con su hermana Lucy Montes, una agente del FBI que trabajó en el desmantelamiento en 1998 de la Red Avispa, integrada por más de una docena de agentes cubanos, y también con su hermano, Tito, igualmente agente especial del FBI, y con quien era entonces su novio, un oficial de inteligencia en el Pentágono.

El Post reseña que su hermana Lucy le escribió una carta el 6 de noviembre de 2010 en la que le confiesa que nunca le manifestó sus pensamientos antes porque como estaba presa lo creyó cruel pero que al cabo de los años había decidido decirle que ella debía saber que había arruinado la vida de su madre.

“¿Por qué hiciste realmente lo que hiciste?—le señala en la misiva--. Porque te hizo sentirte poderosa. Sí, Ana, querías sentirte con poder. Tú no eres altruista, no fue ´el bien superior´ lo que te preocupaba, eras tú. Necesitabas poder por encima de otras personas (…) Tú eres una cobarde”.

No obstante, Lucy dijo al periódico que cuando su hermana salga de prisión el 1ro. de julio de 2023 estará esperándola tras haberle ofrecido que viva en su casa unos cuantos meses hasta que pueda establecerse en otro lugar. “No hay nada admisible en lo que ella hizo. Pero por otro lado no siento que deba volverle la espalda, porque es mi hermana”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG