Enlaces de accesibilidad

¿Podrá John Kerry cambiar la política con Cuba?


John Kerry ha favorecido la apertura de viajes de los estadounidenses a Cuba

Aunque el nominado como nuevo secretario de Estado de EE. UU. ha sido un crítico de la política con Cuba, tendría que salvar grandes obstáculos para variarla, según el diario digital Global Post.

El senador John Kerry, quien probablemente será confirmado como nuevo secretario de Estado de EE. UU., ha sido un frecuente crítico de los esfuerzos de 50 años de Washington por forzar un cambio de régimen en La Habana, dice este miércoles el diario digital GlobalPost.

En años recientes, precisa, Kerry ha sido el escéptico más prominente en el Senado de los esfuerzos prodemocráticos financiados por EE.UU. para respaldar a grupos disidentes en Cuba y transmitir “programación anticastrista a la isla por medio de programas de radio y televisión originados en Miami”.

El senador también ha favorecido, señala, el levantamiento de las prohibiciones de viajes de los estadounidenses a la isla y la apertura del turismo “al único país en el mundo al que el gobierno de EE.UU. restringe a sus ciudadanos visitar”.

Pero con independencia del récord de Kerry en Senado en lo que respecta a la política con Cuba, el diario cita que, según analistas, enfrentará varios obstáculos para hacer grandes cambios.

Y el menor de ellos, añade, no será el hombre que probablemente lo reemplace como presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el cubanoamericano Bob Menéndez, legislador demócrata por Nueva Jersey.

El otro comité legislativo al que hace referencia el Post es el de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, que ha dirigido en los últimos dos años la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, la cual da paso ahora en la presidencia al republicano Ed Royce.

Tanto Menéndez como Ros-Lehtinen son cubanoamericanos que desean apretar y no aflojar la presión sobre La Habana, tal como puntualiza el diario.

“De modo que mientras Kerry puede tener alguna libertad para ajustar la política con Cuba desde dentro de la Casa Blanca –señala–, expertos en América Latina no esperan cambios drásticos como el fin del embargo, que requiere de la acción del Congreso”.
XS
SM
MD
LG