Enlaces de accesibilidad

Prensa de EE.UU. vive furor con peloteros cubanos


El veterano receptor cubano Brayan Peña, de los Tigres de Detroit.

El periódico The Detroit News dice que a pesar de las numerosas estrellas del béisbol de Cuba que juegan hoy en Grandes Ligas habrían sido muchas más de no ser por Fidel Castro.

Medios de prensa estadounidenses han puesto de relieve las últimas semanas a peloteros cubanos que juegan o están camino de hacerlo en las Grandes Ligas, parte de una “nueva generación de estrellas de Cuba que están poniendo en escena una revolución en el béisbol”, según titula este miércoles el periódico The Detroit News.

El diario publica un comentario que hace alusión al cubano receptor de los Tigres de Detroit Brayan Peña, quien dijo que a diario se pregunta cuántos niños crecen hoy en día en la isla deseando ser como él o como su compatriota y compañero de equipo, el torpedero y novato José Iglesias.

Peña dice haberse hecho un joven admirando al tercera base del equipo cubano Omar Linares, quien, apunta, nunca tuvo oportunidad de hacer lo que han hecho en las Mayores lo que Iglesias y otros astros nacientes de la isla están logrando, desde Yasiel Puig y José Fernández hasta Yoenis Céspedes.

Ahora, señala el Detroit News, una nueva generación está dando de qué hablar: Puig, de 22 años y jardinero de los Dodgers acaparó la atención de la liga a principios de este verano y tuvo una de las rachas más vibrantes en la historia de las Mayores.

También están Fernández, destaca, el as de 21 años de los Miami Marlins, que se disputa con Puig el Novato de la Liga Nacional este año, e Iglesias, de 23, el “hábil torpedero” adquirido por el Boston y un justificado finalista para merecer igual título en la Liga Americana.

El diario añade al jonronero Céspedes (de los Atléticos de Oakland), y asegura que hay más con jugadores como Aroldis Chapman (del Cincinnati), ya establecido en EE.UU. y otros camino de estarlo, como el excelente bateador José Abreu que recién se fue de la isla.

“Todos saben lo que luchamos para irnos del país y todo lo que dejamos atrás—dijo Peña, que a los 17 se quedó en Caracas durante un campeonato—.Lograrlo para nosotros y hacerlo luego bien, humildemente, los hace sentir orgullosos (a los cubanos). Allá (en la isla) ellos se despiertan y tratar de buscar las anotaciones, preguntándose: ¿cómo le fue a Puig?, ¿cómo le fue a Iglesias?”

Hubo cubanos jugando en las Grandes Ligas, precisa el diario, desde antes de que Fidel Castro llegara al poder, y menciona a jugadores como Tony Pérez, Tony Oliva, y luego a José Canseco y Rafael Palmeiro. “Pero solo nos podemos imaginar—dice—los que nos perdimos durante el último medio siglo”.

Pregúntele a Peña, señala, y él les hablará de Linares; hagan lo mismo con Iglesias, y él les comentará sobre Germán Mesa, “el mejor campo corto que he visto”.

Según Peña, los cubanos juegan duro y vienen a las Mayores a hacerlo con mucha pasión, mucho deseo, lo que lo hace “a uno sentirse bien”, pero confiesa que mejor se sentirá tal vez a la vuelta de 10 años, cuando algunos de esos jugadores lo vean a él y a otros y digan: “Saben qué.. realmente ellos nos lo hicieron posible”.

En ese espejo podría mirarse por ejemplo Alexander Guerrero, el último de los peloteros cubanos que deja la isla y que según informó la red de TV deportiva NESN busca insertarse con éxito en las Mayores.

NESN indica al parecer los Medias Rojas no figuran entre los equipos finalistas que apuestan por el pelotero de 26 años, que espera luz verde de las autoridades estadounidenses para entrar al país y poder firmar con un equipo de las Mayores.

“Hubo reportes—dice—de que Guerrero tenía asegurado un contrato de $32 millones con los Dodgers, pero el agente de este equipo Rudy Santin, desmintió los rumores”.
XS
SM
MD
LG