Enlaces de accesibilidad

China acusada de ataques cibernéticos a EE.UU.


La información robada por piratas informáticos chinos incluye datos corporativos y los correos electrónicos de ejecutivos estadounidenses.

Una firma estadounidense especializada en seguridad en la red implica directamente a una unidad militar secreta china en actos de piratería informática.

Una firma estadounidense de seguridad ha involucrado a militares chinos en ataques cibernéticos a contratistas de defensa, compañías de energía y a otras industrias en Estados Unidos, en la más detalla denuncia contra actividades de ese tipo originadas en China dada a conocer hasta ahora.

Según la compañía Mandiant Corp., radicada en el estado de Virginia, una unidad militar china, la número 61398, con sede en un edificio de 12 plantas en las inmediaciones de la ciudad de Shangai, ha ejecutado ataques cibernéticos contra entidades en EE.UU y de otras naciones.

De acuerdo con Mandiant, esa unidad es “es uno de los grupos más prolijos de espionaje cibernético en términos de la cantidad de información robada", y hace alusión a la sustracción de cientos de terabytes de datos que estaban en poder de al menos 141 organizaciones desde el año 2006.

Mandiant dijo que la mayor parte de las instituciones víctimas se hallan en territorio de Estados Unidos, y el resto en Canadá y Gran Bretaña, y que la información robada va desde detalles de fusiones y adquisiciones corporativas hasta el contenido de los correos electrónicos de altos ejecutivos de empresas.

“Ha llegado el momento de reconocer que tal amenaza se origina en China y queremos poner de nuestra parte para dotar y preparar a profesionales en materia de seguridad para que le hagan frente”, dijo la firma en un informe.

El ministerio de Defensa chino difundió un comunicado en el que desmiente las acusaciones, las califica de “no profesionales”, y dijo que se trata de un problema global del que la propia China ha sido víctima.

Un portavoz de la cancillería en Pekín, Hong Lei, dijo que su gobierno se opone firmemente a la piratería informática cuyos ataques suelen ser “transnacionales y anónimos” y de origen difícil de identificar, aunque a su vez acusó a EE.UU., de estar detrás de la mayoría de los ciberataques de que ha sido blanco China.

A pesar de que siempre ha existido la sospecha en Washington de tales ataques provenientes de China esta es la primera vez que una firma especializada en seguridad los vincula específicamente a una unidad militar secreta en ese país.

Mandiant también indentificó programas y sitios en Internet utilizados para infiltrar a empresas estadounidenses, por lo general por medio de engañosos correos electrónicos.
XS
SM
MD
LG