Enlaces de accesibilidad

Demanda por fallido negocio de golf en Cuba


La empresa 360 Vox Corp (Antigua Leisure Canada) busca licenciar con la marca PGA un campo de golf en Cuba.

Una firma canadiense con sede en Montreal demanda a la Asociación de Jugadores de Golf Profesionales de EE.UU. por pérdidas relacionadas con un campo de golf en Jibacoa.

Una compañía canadiense de bienes raíces demandó judicialmente a la Asociación de Jugadores de Golf Profesionales de EE.UU. (PGA) por daños y perjuicios en un frustrado negocio en Cuba, según la publicación digital estadounidense especializada en litigios civiles Courthouse News Service.

La firma canadiense 360 Vox Corp (antiguamente conocida como Leisure Canada) alega haber pagado $130 mil dólares en honorarios y gastado $5,5 millones para licenciar con la marca PGA un campo de golf en Jibacoa, al este de La Habana.

También reclama haber perdido $20 millones de dólares en previstas ganancias cuando la PGA cedió ante una protesta de Capitol Hill Cubans, grupo dedicado a analizar a fondo la política estadounidense con Cuba.

El litigio de Vox, con sede en Montreal, se centra en un acuerdo que suscribió en 2011 sobre un campo de golf cubano con Professional Golfers' Association Limited (PGAL), firma inglesa asociada a PGA.

En el sumario, la demanda señala que el 17 de marzo de 2011 Capitol Hill Cubans difundió una declaración criticando a Leisure y a PGAL, así como un comunicado de prensa de Leisure Canada.

De acuerdo con la demanda, Capitol Hill Cubans “insinuó que PGAL estaba usando su marca británica para eludir sanciones y violar las leyes estadounidenses” de embargo a la isla.

Vox alega que “al sucumbir a presiones de la PGA por sus objeciones en cuanto al acuerdo, el 18 de diciembre de 2012” PGAL le envió una carta en la que le comunicaba que estaba cancelando el convenio y que “no iba a trabajar más con 360 Vox en Cuba”.
XS
SM
MD
LG