Enlaces de accesibilidad

EEUU y Gran Bretaña creen que avión ruso sí pudo ser derribado por una bomba


Restos del avión ruso Airbus A321 que se estrelló el sábado 31 de octubre de 2015, en la península del Sinaí y causó la muerte de las 224 personas a bordo.

Sin llegar a conclusiones, fuentes de inteligencia de EEUU y la oficina del premier británico David Cameron contemplan ahora esa posibilidad basándose en nuevas evidencias.

La posibilidad de que una bomba haya destruido el avión de pasajeros ruso derribado el sábado sobre la península egipcia del Sinaí fue confirmada a la cadena CNN por fuentes de inteligencia estadounidenses, horas después de que la oficina del primer ministro británico, David Cameron, declarara que nueva información sobre el desastre sugiere esa posibilidad.

Los más recientes datos de inteligencia de Estados Unidos sugieren que el accidente fue probablemente causado por una bomba colocada en el avión por Estado Islámico (EI) o una de sus organizaciones afililiadas, según varios funcionarios estadounidenses que hablaron con la cadena de noticias las 24 horas.

El vuelo de la aerolínea rusa Metrojet (Kogalimavia) cayó a tierra a los 25 minutos de despegar del balneario egipcio de Sharm al Sheij
El vuelo de la aerolínea rusa Metrojet (Kogalimavia) cayó a tierra a los 25 minutos de despegar del balneario egipcio de Sharm al Sheij

El vuelo 9268 de la empresa Metrojet se estrelló el sábado en la península egipcia del Sinaí, causando la muerte de las 224 personas a bordo. La aeronave había despegado unos 23 minutos antes desde el centro turístico de Sharm el-Sheij, en el Mar Rojo, con destino a San Petersburgo.

La información obtenida por EE.UU. indica que alguien en el aeropuerto de Sharm el-Sheij ayudó a colocar una bomba en el avión, dijo un funcionario estadounidense a CNN.

"La seguridad de ese aeropuerto es muy relajada. Se le conoce por eso", dijo el experto. "Pero hay datos de inteligencia que sugieren la asistencia de alguien en el aeropuerto", agregó

Las señales que apuntan a EI, según otro funcionario de Estados Unidos citados por CNN, se basan en parte en el seguimiento de mensajes internos de la banda terrorista.

En un mensaje de audio de la rama deI SIS en el Sinaí publicado el miércoles se insiste en tono desafiante en que la organización derribó el vuelo.

"Encuentren sus cajas negras y analícenlas, ofrezcan los resultados de su investigación y la profundidad de su pericia y demuestren que nosotros no lo hicimos, o digan cómo fue derribado", retaba el mensaje. "Muéranse de rabia. Fuimos nosotros quienes con la bendición de Alá lo derribamos. Y si Alá quiere, un día vamos a revelar cómo, en el momento que querramos".

Las fuentes de CNN hicieron hincapié en que la comunidad de inteligencia de Estados Unidos no ha llegado a ninguna conclusión formal, y en que los expertos estadounidenses no han visto las evidencias forenses de la investigación sobre el suceso.

Las noticias del análisis de inteligencia de Estados Unidos se dieron a conocer horas después de que la oficina del primer ministro británico David Cameron sugiriera que una bomba podría haber causado el accidente.

"Mientras la investigación todavía está en curso, no podemos decir categóricamente por qué se estrelló el avión ruso", admitió la declaración de Downing Street."Pero a medida que ha salido a la luz más información, nos ha empezado a preocupar la posibilidad de que el avión haya sido derribado por un artefacto explosivo (...) Lo más probable es que ese haya sido el caso".

Un alto funcionario de inteligencia estadounidense dijo a la publicación Foreign Policy que los restos del fuselaje esparcidos en un área de más de 20 kilómetros cuadrados sugieren que la aeronave sufrió la explosión de una bomba a bordo, ya que los aviones que estallan debido a problemas con el motor o escapes de combustible por lo general se parten por la mitad.

El jefe de Gobierno británico, que hoy recibió al presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, consideró vital garantizar la seguridad de los ciudadanos británicos que quedaron varados en en Sharm el-Sheij.

Se estima que unos 20.000 nacionales del Reino Unido serán repatriados por la Real Fuerza Aérea desde la ciudad-balneario egipcia, después de que el Gobierno británico decidiera ayer suspender los vuelos por razones de seguridad.

Además, el Kremlin confirmó que el primer ministro británico habló por teléfono con el presidente ruso, Vladímir Putin, y precisó que discutieron la posibilidad de acciones antiterroristas conjuntas.Rusia y Egipto han desestimado o minimizado hasta ahora la posibilidad de que se tratara de un atentado terrorista.

XS
SM
MD
LG