Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Fallece en Miami Hilda Caballero Díaz-Balart

Hilda Caballero Diaz-Balart
Hilda Caballero Diaz-Balart

La fallecida es la madre de los legisladores Lincoln y Mario Díaz-Balart y del presentador de noticias José Díaz-Balart.

Hilda Caballero, madre de los hermanos Rafael, Lincoln, José y Mario Díaz-Balart, falleció la tarde del martes el martes a los 88 años de edad en su casa de Miami, informó su familia.

Caballero Diaz-Balart había nacido en el Central Stewart, de la provincia cubana de Camagüey, el 18 de noviembre de 1924,

En un mensaje difundido por la cadena de televisión, Telemundo, donde labora como periodista José Díaz-Balart, se informó que ella murió de repente y en completa paz, y que fue una mujer y madre extraordinaria.

Se celebrará una Misa de Resurrección en su memoria el viernes 13 de septiembre a las 2PM en la Iglesia St. Peter & Paul, en el 900 SW 26 Road, Miami, Florida.

Vea todas las noticias de hoy

Congresistas piden investigación federal por visita de funcionarios cubanos a Miami

El senador Rick Scott (en el podio) junto a los congresistas Mario Díaz-Balart (derecha) y Carlos A. Giménez (izquierda) en el Aeropuerto Internacional de Miami, el 24 de mayo de 2024. (OCB Image).
El senador Rick Scott (en el podio) junto a los congresistas Mario Díaz-Balart (derecha) y Carlos A. Giménez (izquierda) en el Aeropuerto Internacional de Miami, el 24 de mayo de 2024. (OCB Image).

El senador Rick Scott y los congresistas federales Mario Díaz-Balart y Carlos A. Giménez dijeron este viernes en rueda de prensa en Miami que pedirán una investigación oficial sobre la polémica visita que realizaran oficiales del régimen cubano al Aeropuerto Internacional de Miami.

Giménez, quien fue alcalde del condado Miami-Dade, dijo que apenas se había enterado hace tres días que bajo su administración ocurrió una visita similar, que la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) asegura se realizó para abordar temas de seguridad de la aviación.

“Cuando era alcalde nadie me informó que estaban esas visitas aquí. Eso es algo que me molesta de TSA. Es una falta de respeto a nuestra comunidad”, dijo Giménez, quien agregó que la dictadura cubana conocía muy bien el significado del día que escogieron para visitar Miami el pasado 20 de mayo, fecha en que la Cuba republicana celebra su independencia. “Ellos lo sabían a conciencia y usaron la fecha para golpear doblemente en la cara al exilio cubano”, subrayó.

El Departamento de Estado dijo en ese momento que "la Administración de Seguridad del Transporte trabaja en estrecha colaboración con sus homólogos cubanos para promover la seguridad de la aviación civil en ambos países”.

La representante federal Debbie Wasserman Schultz, demócrata de la Florida, también criticó la visita de la delegación cubana. "Inmediatamente exigí una explicación al director de la TSA designado por Trump que permitió que se produjera esta inaceptable gira detrás de escena", afirmó.

Acerca de las críticas a la Casa Blanca sobre su política a Cuba, recalcó que "nadie ha trabajado más duro que el presidente Biden y los demócratas de la Florida para liberar a los presos políticos, ayudar al movimiento democrático cubano y hacer frente a los autócratas y sus admiradores lamebotas en La Habana, Caracas, Moscú y Mar-a-Lago”.

La visita del día 20 no fue informada a la alcaldesa del condado, Daniella Levine Cava, ni a los políticos locales. TSA ofreció disculpas esta semana a la alcaldesa, quien criticó duramente la visita y la falta de comunicación al respecto.

“La TSA se disculpó porque esta visita no fue coordinada y comunicada con anticipación a los funcionarios del aeropuerto y del condado”, dijo un funcionario de la TSA en un correo enviado a Martí Noticias.

Giménez, quien preside la Subcomisión de Seguridad Nacional de Transporte y Marítimo de la Cámara de Representantes, dijo este viernes que era “increíble” que se invitara a conocer las instalaciones estadounidenses a agentes de un régimen que está en la lista de países terroristas.

Los tres representantes cubanoamericanos del sur de la Florida (Carlos A. Giménez, Mario Díaz-Balart y María Elvira Salazar) y los dos senadores del Estado (Rick Scott y Marco Rubio) enviaron una carta a la administración Biden con varias preguntas sobre la visita de los funcionarios cubanos que aún no ha sido respondida, dijo Giménez.

“El año pasado tuvimos que presentar una ley que impide que oficiales cubanos puedan visitar instalaciones de la Guardia Costera de los Estados Unidos. Eso está prohibido ahora, pero tenemos que hacer otro proyecto de ley para que TSA no enseñe a naciones que patrocinen el terrorismo nuestros métodos de seguridad", explicó.

Giménez aseguró que al conocer la visita de los oficiales llamó a David P. Pekoske, jefe de TSA y éste le dijo que no sabía lo que estaba ocurriendo. TSA emitió un comunicado precisando que los oficiales cubanos -cuya identidad no ha sido revelada- no tuvieron acceso a información sensible, algo que contradice declaraciones de oficiales del aeropuerto de Miami, quienes alertaron a la prensa de la presencia de los cubanos.

El congresista Giménez dijo que creía más a los oficiales que hablaron del tema que a las autoridades de TSA que se encontraban en modo “de control de daños” tras el escándalo.

Algunos de los oficiales presentes en la visita hablaron con Martí Noticias bajo condición de anonimato y dijeron que a los oficiales cubanos “los llevaron a la terminal sur, un terminal nuevo donde están los robots de TSA”.

Por su parte, Díaz-Balart criticó lo que llamó gestos de la administración hacia el régimen cubano. “Esto no es un asunto aislado. Esto es lo que está haciendo la administración, tratando de ayudar a este régimen, igual que lo está haciendo para ayudar al régimen [de Nicolás Maduro] en Venezuela”, dijo el legislador republicano.

“Si la administración de Biden dice: no lo sabíamos y no va a suceder de nuevo, nosotros lo felicitamos”, añadió.

La presidenta del Partido Demócrata de la Florida, Nikki Fried, rechazó algunas de las críticas de los congresistas republicanos. Comentó que “no es la primera vez que esto sucede, pero el momento de la visita el Día de la Independencia de Cuba es una bofetada a la comunidad cubanoamericana en el exilio".

Agregó que "si bien los demócratas de la Florida están cooperando con las autoridades para exigir respuestas y asegurarse de que esto nunca vuelva a suceder sin total transparencia, la hipocresía de los republicanos de Florida es cuestionable. La primera visita de una delegación cubana al aeropuerto de Miami ocurrió cuando Giménez era alcalde y Rick Scott gobernador. ¿Por qué no plantearon sus preocupaciones la primera vez? Ahórrenos el espectáculo”.

Díaz-Balart también señaló en la conferencia de prensa de este viernes que acciones como sacar a Cuba de la lista de países que no colaboran en la lucha de Estados Unidos contra el terrorismo son parte de "las concesiones" de Biden al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador a cambio de su ayuda para controlar la frontera.

López Obrador ha exigido el fin de las sanciones a los regímenes de Cuba y Venezuela -sus aliados ideológicos- como parte de los esfuerzos para combatir la inmigración ilegal.

El gobierno de Estados Unidos sacó a Cuba de la lista de países que no cooperan con los esfuerzos antiterroristas debido a que Colombia levantó una órden de aprehensión contra los negociadores del Ejército de Liberación Nacional que están en territorio cubano y a los que la isla se había negado a entregar.

“Esto no es por error y por eso nosotros vamos a hacer lo que podamos para pararlo”, dijo Díaz-Balart.

El secretario de Estado, Antony Blinken, defendió la decisión tomada sobre la exclusión de Cuba de dicha lista, pero afirmó que no hay planes para quitar a Cuba de otra lista, la que se refiere a los Estados Patrocinadores del Terrorismo.

Biden critica el rechazo del Senado a proyecto de ley de inmigración

Un agujero en una valla de alambre de púas utilizada para evitar que los migrantes crucen entre Estados Unidos y México, visto desde Ciudad Juárez, México, 1 de febrero de 2024. REUTERS/José Luis González
Un agujero en una valla de alambre de púas utilizada para evitar que los migrantes crucen entre Estados Unidos y México, visto desde Ciudad Juárez, México, 1 de febrero de 2024. REUTERS/José Luis González
Getting your Trinity Audio player ready...

El presidente estadounidense, Joe Biden, acusó a los republicanos de poner sus prioridades políticas por encima de la "seguridad nacional" después de que el Senado rechazara por segunda vez el jueves un proyecto de ley que buscaba restringir la migración y el acceso al asilo en la frontera con México.

Los republicanos del Senado volvieron a bloquear una iniciativa de ley destinada a reducir el número de inmigrantes que pueden solicitar asilo en la frontera sur de Estados Unidos.

La legislación, negociada por un grupo bipartidista de senadores, ya había sido rechazada en febrero por la mayoría de los republicanos cuando se vinculó a un paquete de ayuda exterior para Ucrania, Israel y otros aliados de Estados Unidos.

Pero la parte de inmigración finalmente fue eliminada del proyecto de ley más amplio después de que los republicanos, alentados por el expresidente Donald Trump, objetaron, y la ayuda exterior fue aprobada por ambas cámaras del Congreso como un proyecto de ley independiente el mes pasado.

Varios senadores de ambos lados del pasillo, que inicialmente apoyaron el proyecto de ley a principios de este año, cambiaron sus votos para oponerse esta vez.

Después de una votación, que era el primer paso en el procedimiento para pasar a discutir el proyecto de ley, la Casa Blanca publicó una declaración del presidente Biden acusando a los republicanos de poner sus prioridades políticas por encima de la "seguridad nacional" y diciendo que a ellos no les importa asegurar la frontera o arreglar el fallido sistema de inmigración de Estados Unidos.

“Al bloquear el acuerdo fronterizo bipartidista, los republicanos en el Congreso dijeron no a una legislación que contrataría más agentes de la Patrulla Fronteriza, agregaría más jueces de inmigración y oficiales de asilo para procesar casos en meses y no años. Dijeron no a las nuevas tecnologías para detectar e impedir la entrada de fentanilo a Estados Unidos, y no a los recursos para perseguir a los narcotraficantes. Rechazaron un acuerdo que me daría, como presidente, una nueva autoridad de emergencia para cerrar temporalmente la frontera cuando el sistema se vea abrumado”, dijo el presidente.

Añadió que el acuerdo “también habría ampliado el acceso a vías de inmigración legal que han demostrado reducir la migración irregular, habría acelerado el acceso a la autorización de trabajo para aquellos que son elegibles y habría garantizado que los niños no acompañados que llegan a la frontera tengan acceso a asesoría legal”.

“Si bien no incluía todo lo que quería, como ofrecer finalmente un camino hacia la ciudadanía para los Dreamers, habría sido la reforma más grande de nuestras leyes de inmigración en décadas”, opinó.

El presidente advirtió que “si bien los republicanos del Congreso eligen interponerse en el camino de la vigilancia fronteriza”, él no dejaría “de luchar para entregar los recursos que el personal fronterizo y de inmigración necesita”, añadiendo que “no hacer nada no es una opción”.

Incluso si el Senado hubiera aprobado el proyecto de ley, el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, republicano, dijo a principios de esta semana que estaría “muerto al llegar” a la Cámara controlada por el Partido Republicano.

TSA se disculpa tras controversia por visita de funcionarios cubanos al aeropuerto de Miami

Funcionarios de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) hacen un chequeo de seguridad. La TSA trabaja de manera rutinaria con todos los países con vuelos directos a Estados Unidos. (Foto AP/Ty ONeil)
Funcionarios de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) hacen un chequeo de seguridad. La TSA trabaja de manera rutinaria con todos los países con vuelos directos a Estados Unidos. (Foto AP/Ty ONeil)
Getting your Trinity Audio player ready...

Un vocero de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) de los Estados Unidos informó que sostuvieron una reunión con la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, funcionarios del condado de Miami-Dade y del Aeropuerto Internacional de Miami para discutir la reciente visita a dicho aeropuerto de funcionarios de la TSA y sus homólogos cubanos de seguridad de la aviación.

“La TSA se disculpó porque esta visita no fue coordinada y comunicada con anticipación a los funcionarios del aeropuerto y del condado”, dijo el funcionario de la TSA en un correo enviado a Martí Noticias.

Asimismo explicó que la TSA trabaja de manera rutinaria con todos los países con vuelos directos a los Estados Unidos, y en 2018 se llevaron a cabo visitas recíprocas ocasionales del Ministerio de Transporte de Cuba.

Además, TSA se comprometió a coordinar posibles visitas de funcionarios de aviación de otros países con anticipación.

Después de que surgieran quejas por la visita de una delegación de oficiales cubanos a las instalaciones de la TSA en el Aeropuerto de Miami, un funcionario del Departamento de Estado dijo a Martí Noticias que la TSA ha realizado frecuentes evaluaciones de aeropuertos en Cuba desde 2003, y que Cuba comenzó a enviar visitas recíprocas ocasionales a Estados Unidos en 2011, que continuaron durante la administración del presidente Donald Trump hasta el día de hoy.

Asimismo expresó que “la seguridad de la aviación es claramente de interés nacional” y que “dada la proximidad de Cuba y la existencia de vuelos directos hacia y desde ambos países, las autoridades estadounidenses y cubanas deben colaborar mientras cada una trabaja para garantizar la seguridad de los viajeros en los aeropuertos”.

Por su parte, un grupo de senadores y congresistas republicanos han exigido a las autoridades de la Administración del presidente Joe Biden una explicación acerca de la reciente visita de oficiales cubanos a instalaciones del Aeropuerto Internacional de Miami.

En una carta dirigida a Alejandro Mayorkas, Secretario del Departamento de Seguridad Nacional, DHS, y a David Pekoske, al frente de la TSA, los senadores Rick Scott y Marco Rubio y los representantes Carlos A. Giménez, María Elvira Salazar y Mario Díaz-Balart, piden información sobre bajo qué autoridad legal la TSA o el DHS invitaron a los funcionarios cubanos a recorrer áreas sensibles del aeropuerto, qué áreas accedieron, y qué protocolos de seguridad tiene la TSA para examinar a los visitantes extranjeros en recorridos en aeropuertos de Estados Unidos.

También indagaron sobre el proceso para autorizar recorridos de visitantes extranjeros organizados por la TSA y sobre las visas que se emitieron a los funcionarios cubanos.

La carta también manifiesta "profunda preocupación e indignación" de los Congresistas por la invitación y recorrido que hizo la delegación cubana a las instalaciones del aeropuerto.

Mientras tanto, la presidenta del Partido Demócrata de Florida, Nikki Fried, en un comunicado acusó a los republicanos de la Florida de hipocresía ya que la primera visita de una delegación cubana al aeropuerto de Miami ocurrió cuando el ahora representante Carlos Giménez era alcalde y el ahora senador Rick Scott era gobernador y que en ese momento ninguno planteó sus preocupaciones.

La representante Debbie Wasserman Schultz, demócrata de la Florida, también criticó la visita de la delegación cubana. "Inmediatamente exigí una explicación al director de la TSA designado por Trump que permitió que se produjera esta inaceptable gira detrás de escena", afirmó.

Acerca de las críticas a la Casa Blanca sobre su política a Cuba, recalcó que nadie ha trabajado más duro que el presidente Biden y los demócratas de la Florida para ayudar al movimiento democrático cubano.

El diario The Miami Herald informó el jueves que las autoridades federales llevaron a funcionarios de la aviación cubana a recorrer el Aeropuerto Internacional de Miami en 2011 y 2015 y que delegaciones cubanas también visitaron operaciones de seguridad en otros aeropuertos estadounidenses bajo la administración del presidente Donald Trump. En 2018, tres funcionarios cubanos visitaron aeropuertos de Filadelfia, Pensilvania; Arlington, Virginia; y Atlantic City, Nueva Jersey, dijo un vocero de TSA.

El diario señala que Giménez fue alcalde en 2015 y asumió el cargo en la primera mitad de 2011 y que en una sesión de preguntas y respuestas grabada en video y publicada por un portavoz el miércoles por la tarde, el representante dijo que no fue notificado de que ningún funcionario cubano visitara el aeropuerto de Miami mientras supervisaba el aeropuerto como alcalde.

Miami-Dade es el foco principal del dengue en EE.UU

La mayoria de los casos detectados este año han sido viajeros que contrajeron el virus en países del Caribe y el Hemisferio Sur / Foto de archivo / Felipe Dana (AP)
La mayoria de los casos detectados este año han sido viajeros que contrajeron el virus en países del Caribe y el Hemisferio Sur / Foto de archivo / Felipe Dana (AP)
Getting your Trinity Audio player ready...

Las autoridades de salud de Florida están en alerta debido al incremento de casos de dengue reportados este año, atribuido principalmente a viajeros que contrajeron el virus en países del Caribe y el Hemisferio Sur.

De acuerdo a cifras publicadas por el Departamento de Salud del Estado, hasta la fecha han sido diagnosticado con el virus 164 personas, la mayoría de ellas residentes en el condado de Miami-Dade, considerado el foco principal del virus en Estados Unidos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. han registrado hasta ahora 1611 casos en el país en 2024.

“Lo preocupante es toda la actividad que estamos viendo a nuestro alrededor”, dijo a Bloomberg John-Paul Mutebi jefe de la División de Control de Mosquitos de Miami-Dade

“En Puerto Rico tienen un estado de emergencia, y no tenemos idea de lo que está ocurriendo en lugares como Cuba o Haití”, agregó.

Latinoamérica en alerta por aumento de casos de dengue

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) emitió una alerta epidemiológica por el aumento de casos de dengue en América Latina.

De acuerdo a cifras del organismo, este año se han diagnosticado más de 7,6 millones de casos en la región y 3274 muertes asociadas a la enfermedad. El número supera los reportados en 2022 y 2023 juntos.

Ante la emergencia sanitaria que esto supone, la OPS hizo un llamado a los países de la región para que intensifiquen las acciones de control.

Entre los más afectados está Brasil, donde se han registrado más de 4 millones de casos y casi 2.000 fallecidos.

El caso cubano

Cuba ha registrado cifras récord de calor en los últimos días, en medio la crisis energética que afecta a todo el país. Con apagones de hasta 18 horas al día, las posibilidades de trasmisión de la enfermedad aumentan.

Pero las autoridades sanitarias de la isla no publican datos sobre el dengue y el resto de las enfermedades transmisibles. Una de las referencias más recientes es la del ministro de salud Pública, José Ángel Portal Miranda, en diciembre pasado.

"El dengue sigue siendo una enfermedad endémica en Cuba, pero de lo que se trata es de la capacidad que tengamos de incidir en su control a través de la divulgación, la preparación del personal de salud y la participación activa de la población", comentó.

El funcionario reconoció que existía transmisión del virus en al menos ocho provincias.

Esta semana la prensa local en Santiago de Cuba informó sobre un virus que provoca síntomas parecidos a los de la gripe común, pero que no han logrado determinar de qué se trata. Según dijeron, la enfermedad se ha propagado por todo el territorio.

Blinken defiende decisión de sacar a Cuba de la lista de países que no cooperan en la lucha antiterrorista

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, testifica en una audiencia del Subcomité de Estado, Operaciones Exteriores y Programas Relacionados del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, 22 de mayo del 2024.
El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, testifica en una audiencia del Subcomité de Estado, Operaciones Exteriores y Programas Relacionados del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, 22 de mayo del 2024.
Getting your Trinity Audio player ready...

El Secretario de Estado, Antony Blinken, abordó el tema cubano en dos audiencias este miércoles. En la primera, defendió la decisión de sacar a Cuba de la Lista de Países que No Cooperan Plenamente con los Esfuerzos Antiterroristas de Estados Unidos. En la segunda, dijo que no hay planes para remover a Cuba de la Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo.

En una audiencia a las 10 de la mañana sobre la solicitud de presupuesto para el Departamento de Estado en el año fiscal 2025, el congresista Mario Díaz-Balart -presidente del Subcomité de Estado, Operaciones Exteriores y Programas Relacionados del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes- le preguntó el por qué de la exclusión de la lista de naciones que no cooperan.

El congresista le recordó que el gobierno cubano aún da refugio a fugitivos buscados por autoridades estadounidenses y tiene una extensa red de espías, dando como ejemplo el reciente caso de Víctor Manuel Rocha, el exdiplomático condenado en abril a 15 años de cárcel por trabajar clandestinamente para la inteligencia cubana.

Mencionó además que La Habana firmó recientemente un acuerdo militar con Bielorrusia para entrenar a cubanos que luego se incorporan a la guerra contra Ucrania.

Blinken respondió que “el estatuto de no cooperación total requiere una revisión anual y la base para la designación por parte de la administración anterior fue la presencia de miembros del Ejército de Liberación Nacional de Colombia en Cuba”.

“El cambio este año ha sido que el gobierno colombiano ya no busca su extradición y, como usted señaló, reanudamos la cooperación policial con Cuba en aras del interés nacional y, por lo tanto, la base para la designación ya no estaba allí", dijo.

"Seguimos luchando y tomando medidas pero en este caso particular, dado el requisito anual, esa es la determinación que tomamos”, declaró el secretario de Estado.

Díaz-Balart le respondió que le resultaba difícil entender que el hecho de que Colombia haya decidido no pedir el regreso de un grupo de terroristas, cambie que hay otros terroristas en Cuba, incluidos algunos que han matado a estadounidenses y que el régimen se ha negado a enviar de regreso.

En ese sentido, mencionó los casos de Joanne Chesimard, también conocida como Assata Shakur, que escapó de una prisión en Nueva Jersey donde cumplía cadena perpetua por el asesinato en 1973 de un policía estatal estadounidense, y se refugió en Cuba.

También el de William Morales, fabricante de bombas para las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional, una organización extremista por la independencia de Puerto Rico a la que se le atribuyen más de 100 atentados con bombas que causaron la muerte de varias personas.

En la segunda audiencia, que comenzó a las 2 de la tarde, Blinken habló ante el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, donde la legisladora cubanoamericana María Elvira Salazar comentó que a su parecer, él tenía previsto remover a Cuba de la Lista de Países Patrocinadores del Terrorismo. También explicó que ese cambio requerería un proceso que debería comenzar antes del 21 de julio. En ese contexto, le preguntó si había comenzado "el proceso de seis meses" que se requiere para quitar a Cuba de dicha lista negra.

"En el corto plazo, no hay intención alguna de hacer eso", dijo Blinken, quien añadió que si llega a ser necesario, se podría revisar el tema.

Luego, Salazar recalcó que el gobierno de Estados Unidos tiene hasta el 21 de julio para iniciar el mencionado proceso de seis meses, y reiteró su pregunta: "¿Usted tiene planes de hacer eso?" Blinken dijo que no.

En diciembre del año pasado, el Departamento de Estado explicó que para retirar a un país de la Lista de Países Patrocinadores de Terrorismo, se deben cumplir criterios y leyes específicos. "Cualquier revisión de la inclusión de Cuba en la lista, si llegase a ocurrir, estaría basada en la ley y los criterios establecidos por el Congreso", subrayó en ese momento el vocero Mathew Miller.

El pasado 30 de noviembre, el mismo tema fue abordado por el gobierno. El Departamento de Estado explicó que para designar a un país como Estado Patrocinador del Terrorismo, el secretario de Estado debe determinar que el gobierno de dicho país ha brindado apoyo repetidamente a actos de terrorismo internacional.

Una vez que un país es designado, sigue siendo un Estado patrocinador del terrorismo hasta que se rescinda la designación de conformidad con los criterios legales que exigen que el Presidente certifique que: 1) un país designado no ha prestado ningún apoyo a actos de terrorismo internacional durante los seis meses anteriores y ha dado garantías de que no apoyará actos de terrorismo internacional en el futuro; o 2) se ha producido un cambio fundamental en el liderazgo y las políticas del país designado, el país no apoya actos de terrorismo internacional y ha dado garantías de que no apoyará actos de terrorismo internacional en el futuro.

Cargar más

XS
SM
MD
LG