Enlaces de accesibilidad

Destacan paralelismo entre crisis de los misiles de Cuba y Siria


El presidente estadounidense Barack Obama, hablándole a la nación el martes 10 de septiembre de 2013

Dobbs cita las palabras de Kennedy que mencionan el establecimiento de una “línea roja” que la Unión Soviética no había respetado y destaca que esos argumentos de entonces parecen ser los mismos de ahora

Bajo el título “¿Qué puede enseñarnos la crisis de los misiles en Cuba sobre Siria?, el periodista Michael Dobbs establece este miércoles en su columna del Washington Post un paralelo entre el 16 de octubre de 1962, el día en que el presidente John F. Kennedy descubrió que la Unión Soviética había enviado misiles nucleares a Cuba -lo que provocó la crisis más grave de la Guerra Fría- y la situación actual de Siria.

Dobbs cita las palabras de Kennedy que mencionan el establecimiento de una “línea roja” que la Unión Soviética no había respetado y destaca que sus argumentos de entonces parecen ser los mismos de ahora.

En una clara alusión al discurso del presidente Barack Obama la noche del martes, recuerda que Kennedy enfatizó que Estados Unidos no toleraría esa amenaza y “no hacer nada no era una opción”.

La elección de Estados Unidos, explica, era clara: tomar medidas para hacer cumplir la “línea roja” o sufrir un golpe catastrófico a su credibilidad política en el país y en el extranjero.

“Afortunadamente para todos nosotros, Kennedy se las arregló para evitar una guerra nuclear, preservando - incluso fortaleciendo - la credibilidad de Estados Unidos en la escena internacional.

Para Dobbs, el presidente Barack Obama tiene que realizar una maniobra similar si quiere desactivar la crisis siria de una manera que mejore su posición política. La propuesta de Rusia de poner el arsenal químico sirio bajo control internacional puede ofrecerle la oportunidad de hacer precisamente eso.

“La lección más útil que nuestro actual presidente podría sacar de la crisis de los misiles en Cuba sería emular a Kennedy en el retraso de la carrera aparentemente inexorable a la guerra. Con su movimiento polémico que incluya el Congreso y el pueblo estadounidense en el debate, Obama se ha expuesto a sí mismo a las acusaciones de ser un presidente indeciso. Pero él tuvo éxito en comprar un poco de tiempo".

Dobbs sostiene que Kennedy comprendió que la amenaza de la fuerza es con frecuencia más eficaz que el uso de la fuerza. “El problema con el uso de la fuerza, como George W. Bush descubrió en Irak, es que la guerra es impredecible. Hay muchas cosas que pueden salir mal. Es mejor mantener sus armas en reserva por el mayor tiempo posible, y permitir que los diplomáticos hagan su trabajo”.
XS
SM
MD
LG