Enlaces de accesibilidad

Obama dice EE.UU. "se volvió más libre y justo" con marcha y palabras de King


Los exmandatarios estadounidenses Bill Clinton (d) y Jimmy Carter (2d), el presdiente estadounidense, Barack Obama (2i), y su esposa, Michelle Obama (i), saludan a la multitud durante una ceremonia para conmemorar los 50 años del discurso "I have a Dream" de Martin Luther King

Pero alertó de que el "sueño" de Martin Luther King "parece aún más difícil de alcanzar" que hace 50 años, al advertir de que la brecha racial persiste en cuanto a la distribución de la riqueza

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo el miércoles que su país "se volvió más libre y justo" gracias a la marcha por la libertad en Washington en la que Martin Luther King pronunció su famoso discurso "I have a dream" ("Tengo un sueño") hace exactamente 50 años.

Ese día "Estados Unidos cambió para ti y para mí", afirmó Obama ante la multitud congregada frente a las escalinatas del monumento a Lincoln en Washington.

Con sus palabras Luther King "dio una voz poderosa a las tranquilas esperanzas de millones" de personas, destacó el presidente.

Pero alertó de que el "sueño" de Martin Luther King "parece aún más difícil de alcanzar" que hace 50 años, al advertir de que la brecha racial persiste en cuanto a la distribución de la riqueza.

"La sombra de la pobreza arroja una sombra sobre nuestra juventud" en muchas comunidades del país, sostuvo Obama en su discurso.

Según el presidente, "la posición de todos los estadounidenses que trabajan, independientemente de su color, se ha erosionado"

Por su parte el expresidente de EE.UU., Jimmy Carter, quien precedió a Obama en el acto afirmó que si no fuese por el sueño del reverendo Martin Luther King ni él, ni Bill Clinton ni el presidente Barack Obama estarían celebrando el 50 aniversario del legendario discurso de 1963 como exmandatarios.

"Es altamente improbable que ninguno de nosotros tres hubiésemos pasado por la Casa Blanca o estuviésemos en esta plataforma si no fuese por Martin Luther King y su cruzada por los derechos civiles", afirmó Carter, durante los actos de conmemoración del discurso "I have a dream" (Tengo un sueño) de King en Washington.

Carter, presidente demócrata de EE.UU. entre 1977 y 1981, destacó el legado de Martin Luther King, con quien compartía su procedencia del sur de EE.UU.

"Le doy gracias a Martin Luther King porque su sueño siga vivo", afirmó frente al memorial de Abraham Lincoln.

Tras Carter, ocupó el escenario el expresidente Bill Clinton (1993-2001), quien dijo que "es hora de dejar de quejarse" y de cooperar para terminar con el "estancamiento político" en Washington.

Ese discurso y la marcha por los trabajos y la libertad celebrada el 28 de agosto de 1963 "cambiaron a Estados Unidos, abrieron mentes y derritieron corazones", sostuvo Clinton.

King "soñó con un Estados Unidos donde todos pudiéramos sentarnos como hermanos en una mesa", agregó el exmandatario demócrata.

"Tenemos una tremenda agenda por delante y el sueño (de King) sigue vivo", indicó Clinton al apelar al espíritu de "cooperación" promovido por el reconocido líder de los derechos civiles para terminar con el "terrible" estancamiento político que afecta hoy a Washington.

El expresidente también aludió a la reciente decisión del Tribunal Supremo de anular una parte central de la Ley del Derecho al Voto de 1965, que protege el derecho al sufragio de las minorías.

"Una gran democracia no puede hacer más difícil votar que comprar un arma de fuego", afirmó Clinton al respecto.

Asimismo, destacó los esfuerzos del presidente de EE.UU., Barack Obama, por lograr una educación más accesible y llamó a no "relajarse" en la puesta en marcha de la reforma sanitaria promulgada en 2010.

Medio siglo después el sueño de Martin Luther King continua vivo
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:15 0:00
XS
SM
MD
LG