Enlaces de accesibilidad

Kerry afirma que EEUU podría dejar negociaciones nucleares con Irán


John Kerry, de visita en Londres.

Las potencias mundiales e Irán fijaron un plazo para finales de marzo con el fin de acordar los lineamientos, y cuatro meses más para aclarar el trabajo técnico.

Cuando sólo quedan unas semanas antes de que venza el plazo para alcanzar un acuerdo preliminar con Irán, el secretario de Estado John Kerry señaló el sábado que existen "lagunas importantes" y advirtió que su país está listo para retirarse de las negociaciones si Teherán no accede a ciertas condiciones para demostrar que no busca armamento atómico.

Kerry habló luego de que Alí Akbar Salehi, jefe iraní de Energía Atómica, y el secretario de Energía estadounidense Ernest Moniz se sumaran a las pláticas por primera vez con la intención de resolver las disputas técnicas que prevalecen en el camino para lograr un acuerdo, con el que se pretende disminuir los programas nucleares de Irán a cambio de mitigar las sanciones hacia la república islámica.

Pero Kerry fue cauto sobre un optimismo excesivo. La presencia de Salehi y Moniz no "es indicio, de ninguna forma, de que algo está por decidirse", aclaró. "Aún existen lagunas importantes".

Las potencias mundiales e Irán fijaron un plazo para finales de marzo con el fin de acordar los lineamientos, y cuatro meses más para aclarar el trabajo técnico. Las pláticas ya han excedido dos plazos previos, y el presidente estadounidense Barack Obama ha dicho que no tiene sentido alargar el plazo si no hay bases para continuar con las conversaciones.

Kerry, quien el domingo viaja de Londres a Ginebra, dijo que no hay duda de que Obama habla en serio. El presidente, aclaró, "está completamente preparado para frenar estas pláticas si siente que no se están alcanzando las decisiones productivas necesarias para demostrar que el programa es realmente pacífico".

Si las pláticas fracasan, Obama podría no poder seguir impidiendo que el Congreso apruebe nuevas sanciones contra Irán. Eso a su vez podría ser otro obstáculo para una futura solución diplomática a los intentos comandados por Estados Unidos de incrementar el tiempo que Teherán necesitaría para ser capaz de fabricar armamento nuclear. Irán rechaza tener cualquier interés en ese tipo de armas.

El escepticismo sobre las negociaciones ya es muy fuerte entre varios conservadores del Congreso, los aliados árabes más cercanos a Washington y el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, de quien se espera emita una fuerte crítica contra ellas en su discurso en el Congreso de Estados Unidos a principios del próximo mes.

Autoridades de Occidente señalan que el gobierno estadounidense decidió enviar a Moniz únicamente después de que Irán anunció la presencia de Salehi. Se esperaba que analizaran la cantidad de centrífugas que Irán puede operar para enriquecer uranio; qué tanto material enriquecido puede almacenar; la investigación y desarrollo que podría buscar con respecto al enriquecimiento, y el futuro del proyecto de un reactor de aguas pesadas que podría producir cantidades importantes de plutonio, que al igual que el uranio enriquecido abre un camino potencial hacia la fabricación de armamento nuclear.

El canciller iraní Mohammad Javad Zarif también está en las negociaciones. Kerry se reunirá con él el domingo y el lunes.

XS
SM
MD
LG