Enlaces de accesibilidad

Votos en Florida no alcanzan para encender marihuana medicinal


Las urnas desmintieron a las encuestas que pronosticaron la aprobación del uso medicinal de la marihuana en Florida

Aunque una mayoría de los electores votó a favor, el empleo terapéutico de la droga no alcanzó el 60% de los votos requerido para su aprobación.

Los electores de la Florida rechazaron el martes por escaso margen legalizar el uso medicinal de la marihuana, en una consulta popular que formaba parte de la papeleta de las elecciones legislativas de medio mandato en este estado de Estados Unidos.

La llamada enmienda 2 a la constitución estatal habría permitido que los enfermos crónicos consumieran marihuana para calmar sus dolores con el consentimiento de su médico.

Con el 91% del escrutinio, la enmienda constitucional, que movilizó a más de 5,7 millones de votantes, no alcanzó el apoyo del 60% de los votos necesarios para su aprobación y se quedó en el 57,5%.

El candidato republicano, el gobernador Rick Scott, se posicionó en contra de la medida durante la campaña electoral, mientras que su adversario, el demócrata Charlie Crist, estuvo a favor alegando que se trataba de un tema de "compasión".

Algunos de sus opositores, como la fiscal general del Estado, Pam Bondi, y la Asociación de Jefes de Policía de Florida (FPCA), alertaban de que la definición utilizada por la iniciativa podía generar un uso descontrolado entre pacientes y su abuso por parte de personas no enfermas.

Según el texto de la propuesta, la marihuana ayudaría a pacientes diagnosticados con condiciones médicas "debilitantes", un término que los críticos del proyecto consideraban muy amplio.

Pacientes de penosas enfermedades han reportado alivio por fumar marihuana autorizada.
Pacientes de penosas enfermedades han reportado alivio por fumar marihuana autorizada.

La Enmienda 2, como aparecía en la papeleta de votación, clarificaba que estas condiciones son cáncer, esclerosis múltiple, glaucoma, hepatitis C, VIH, sida, esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad de Crohn y Parkinson.

Sin embargo, luego agregaba que se puede suministrar a enfermos de cualquier otra "condición" en la que un médico considere que la marihuana "pesaría posiblemente más que los riesgos de salud potenciales para un paciente", lo cual era considerado muy vago por los opositores.

Por otra parte el lenguaje en la enmienda no especificaba la necesidad de una receta médica para obtener el estupefaciente, sino de una "recomendación médica".

Muchos de los que se opusieron expresaron temor a que la aprobación de la marihuana medicinal condujera a la de su uso recreativo y de ahí a la de otras drogas.

Mientras, campañas a favor de su uso, como United for Care, contaban con lograr el objetivo y la semana pasada aseguraban que el 61% de los encuestados se mostraba a favor de la medida.

El Senado del Estado aprobó a principios de este año el uso médico y terapéutico de una cepa de marihuana baja en THC que ayuda, entre otros, a niños que sufren de epilepsia.

En otros estados, los electores de Oregon, Alaska y el Distrito de Columbia aprobaron el uso recreativo de marihuana para adultos.

Oregon y Alaska se sumaron así a Colorado y el estado de Washington, que lo hicieron hace dos años. En los dos más recientes la medida incluye cadenas de venta del estupefaciente y sus derivados.

El Distrito de Columbia, donde radica el Gobierno Federal, sólo despenalizará la posesión, permitiendo tener encima hasta dos onzas y hasta seis plantas en la casa. No obstante, el Congreso, que supervisa la capital del país, podría bloquear la iniciativa.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG