Enlaces de accesibilidad

EEUU espera ampliar contactos con cubanos cuando abra embajada


Roberta Jacobson, secretaria adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental.

Roberta Jacobson testificó en una nueva audiencia sobre las relaciones EEUU-Cuba, que volvió a revelar una polarización sobre el tema en el Senado.

La secretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, aseguró el miércoles que los contactos de sus diplomáticos en La Habana con cubanos de todas las ideologías "aumentarán" cuando abra una embajada en Cuba e instó al Congreso estadounidense a levantar el embargo a la isla.

"Los servicios que ofrece nuestra Sección de Intereses a los cubanos no son diferentes de los que ofrecemos en la mayoría de las otras embajadas de Estados Unidos. Nuestra relación con la más amplia gama de cubanos aumentará una vez que establezcamos relaciones diplomáticas con Cuba", dijo Jacobson ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Estados Unidos y Cuba mantendrán este jueves en Washington su cuarta ronda de negociaciones con el objetivo de abrir cuanto antes embajadas en las respectivas capitales. Jacobson, que lidera las negociaciones por la parte estadounidense, afirmó que aún hay "asuntos pendientes", que tienen que ver con que "una futura embajada estadounidense pueda funcionar más como otras misiones diplomáticas (de otros países) en Cuba" y como las "embajadas estadounidenses en otros países", explicó.

La funcionaria aseguró que Estados Unidos "seguirá planteando sus preocupaciones sobre la democracia, los Derechos Humanos y la libertad de expresión" en Cuba, y buscará "relacionarse con todos los cubanos para obtener sus perspectivas sobre el mejor camino para el país".

También defendió que los cambios en las regulaciones estadounidenses están "ayudando al emergente sector privado de Cuba, que ya está creando oportunidades en la isla", y que muchas empresas estadounidenses ya están "aprovechando las oportunidades" de comercio. "Pero un cambio exhaustivo en nuestra relación comercial requerirá una acción del Congreso para levantar el embargo y el Presidente ha urgido al Congreso a comenzar ese esfuerzo", recordó.

Jacobson aseguró, además, que habrá más conversaciones en el "futuro" sobre los Derechos Humanos "y los reclamos estadounidenses sobre propiedades expropiadas", tras el triunfo de la revolución de Fidel Castro en 1959.

Por su parte, el consejero del Departamento de Estado, Thomas Shannon, defendió que Cuba "se encuentra en una parte del mundo dinámica y vibrante", donde "el pueblo cubano encontrará muchos modelos y aliados de los que aprender y a los que elegir", y Estados Unidos "debe ser uno de esos modelos y aliados".

Como en audiencias legislativas anteriores sobre el tema, hubo miembros del Comité que defendieron la nueva política, como Barbara Boxer (D-California) Jeff Flake (R-Indiana) y Tom Udall (D-Nuevo México) mientras que las críticas fueron encabezadas por dos de los tres senadores cubanoamericanos, Marco Rubio (R-Florida) y Bob Menendez (D-Nueva Jersey).

Marco Rubio se centró en el provecho que sacarán los militares cubanos, que controlan la economía en divisas de la isla, de un arreglo con Estados Unidos, y cuestionó un posible diálogo sobre Derechos Humanos con el Gobierno de la isla, cuyos puntos de vista sobre el tema están "totalmente torcidos".

Por su parte, Bob Menendez criticó las concesiones unilaterales del Gobierno de Obama sin haber obtenido nada del régimen de Raúl Castro, el cual, dijo, "sigue manteniendo el puño bien apretado".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG