Enlaces de accesibilidad

Presentan cargos por matrimonios arreglados con cubanos para conseguir residencia


Boda civil.

La Fiscalía Federal del Sur de la Florida acusa a seis falsas parejas y dos organizadores de conspirar para cometer fraude matrimonial y migratorio con el fin de aprovecharse de la Ley de Ajuste Cubano.

Seis matrimonios arreglados de cubanos con personas de otras nacionalidades, a fin de facilitar a estas últimas los beneficios de la Ley de Ajuste Cubano, resultaron en cargos presentados por la Fiscalía Federal del distrito del Sur de la Florida contra las seis supuestas parejas y los dos organizadores del timo.

Las 14 personas implicadas en el caso están acusadas de conspiración para cometer fraude matrimonial y el fraude migratorio derivado.

Según un resumen de la acusación, publicado el jueves en la web de la Fiscalía, entre diciembre de 2009 y julio de 2014 los organizadores Odalys Marrero y Rolando Mulet reclutaron a naturales cubanos con derecho a solicitar la residencia permanente legal (que la legislación de 1966 generalmente otorga a los cubanos al año y un día de permanecer en el territorio de Estados Unidos) para que se casaran, dinero por medio, con los extranjeros, burlando las leyes de inmigración.

Marrero y Mulet cobraban a los extranjeros una comisión por organizar los matrimonios fraudulentos, notarizar las licencias matrimoniales, completar los trámites de inmigración y preparar a los co-conspiradores para sus entrevistas con funcionarios del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS).

Los extranjeros Katiusca Elena Aguilar Navarro, Manuel Andrés Gómez, Elisabet Kerese Álvarez, Natacha Perera, Marianella Auxiliado Rodríguez y Okivy Olmar Yoll Mesa abonaron todos el dinero exigido para casarse de manera fraudulenta con los cubanos Carlos Alberto Mederos Paule, Virginia de la Caridad Mederos Paule, Osvaldo Lastre Durán, Javier Manejías, Rafael Abreu González y Salvador L. Cabañas. Estos matrimonios fraudulentos se llevaron a cabo en el Distrito Sur de la Florida.

En declaraciones citadas en la información de la Fiscalía, Linda Swacina, directora del Distrito de Miami de USCIS, advirtió que "cualquiera que se sienta tentado a aprovecharse de la hospitalidad de Estados Unidos tendrá que entender que USCIS está comprometido a garantizar la integridad del sistema de inmigración de nuestra nación y junto con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley procesará con todo el peso de la ley a quienes cometan fraude".

El portal Café Fuerte, que publicó la primicia en español sobre el caso, recuerda que bajo la Ley de Ajuste cualquier ciudadano cubano puede regularizar su situación migratoria y la de su cónyuge, independientemente de la nacionalidad que éste posea, luego de permanecer un año en territorio estadounidense, siempre que pueda mostrar un documento de entrada (parole).

La vigencia de la Ley de Ajuste Cubano, creada bajo la Administración de Lyndon Johnson para ofrecer refugio a cubanos que escapaban del régimen comunista, ha sido cuestionada recientemente por medios informativos y legisladores. Entre los argumentos se aduce que muchos cubanos no salen ya de la isla por motivaciones políticas sino para escapar de la pobreza, mientras que otros (unos 35.000 según cifras de USCIS) han cometido delitos en este país, principalmente buscando enriquecerse de manera ilícita.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG