Enlaces de accesibilidad

Washington Post: "Indignante" exclusión de disidentes en izado de la bandera de EEUU


Editorial del Washington Post.

De "insulto" y "triste reverencia a los Castro" califica el diario no haber invitado a la ceremonia y convocar fuera de la vista pública a quienes encarnan los valores que la enseña representa.

El diario The Washington Post en un editorial califica de desafortunado que el secretario de Estado John Kerry haya decidido izar en la nueva embajada en La Habana la bandera de Estados Unidos ignorando a los cubanos que encarnan los valores que ese pabellón representa.

En su opinión editorial titulada "Estados Unidos ignora de manera indignante a los disidentes cubanos", el matutino recuerda que la enseña de las barras y las estrellas es un poderoso símbolo de la larga y noble lucha del país para defender los valores de la libertad y la democracia, así como de la dignidad humana, la sabiduría del individuo por encima del Estado y el libre acceso a los derechos esenciales de expresión, reunión y conciencia.

"Estos cubanos –los disidentes que han luchado infatigablemente dentro de Cuba por la democracia y los Derechos Humanos, y que continúan sufriendo constantes golpizas y arrestos– no podrán presenciar el izamiento de la bandera estadounidense, pues no fueron invitados", lamenta el Post.

El editorial considera frágil y poco convincente la explicación oficial de Estados Unidos con respecto a que la ceremonia de izamiento de la bandera es un asunto entre los dos Gobiernos. "Invitar a los disidentes demostraría frente a Raúl y Fidel Castro lo que simboliza la bandera: gente que puede elegir libremente a sus líderes, pluralismo de opiniones y la participación del pueblo en las instituciones y tradiciones de una sociedad civil saludable. No invitarles resulta una triste reverencia a lo que los Castro defienden con tanta energía: la imposición, la preeminencia del Estado, el control y el gobierno por intimidación.

El Post considera un insulto y una concesión al deseo de los Castro de ocultar y aislar a los disidentes la oferta del secretario Kerry de reunirse con algunos de ellos más tarde fuera de la vista pública, y menciona a varios que han sido víctimas de amordazamiento y lesiones, como Jorge Luis García Pérez "Antúnez", Antonio Rodiles, la bloguera Yoani Sánchez y miembros de las Damas de Blanco.

Para el diario de Washington, la excusa de que se trata de un asunto entre Gobiernos ilustra lo que desde el principio ha sido negativo en el esfuerzo de Obama: la mayoría de los demócratas cubanos están de acuerdo en que la política de compromiso podría ayudar a propagar los cambios en Cuba, pero esto ─como puede verse en China, con su capitalismo y bienestar imbricados con más controles represivos─ no va a suceder automáticamente.

El Presidente, sugiere el editorial, podría haber diseñado una política de compromiso que incluyera los Derechos Humanos y a sus valientes defensores, como alguna vez les prometió a estos. En lugar de ello, ha otorgado toda la legitimidad a un Gobierno que no está en capacidad de reclamar ninguna, que gobierna por la fuerza y no con el consentimiento de los gobernados.

"Tal vez durante la ceremonia –concluye diciendo The Washington Post, el señor Kerry pueda dejar, al menos, una silla vacía como símbolo de las personas y los valores que habrán quedado del otro lado de la cerca (de la Embajada)".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG