Enlaces de accesibilidad

En EEUU, el dinero se mueve hacia los polos del deshielo con Cuba


El excontratista de USAID Alan Gross habla en un evento de recaudación de fondos prorelaciones con Cuba.

A través de diligentes comités de acción política, simpatizantes y opositores de la política cubana del presidente Obama respaldan con sus chequeras sus puntos de vista.

El diario The Wall Street Journal dedica un reportaje a los esfuerzos de recaudación de fondos que se vienen haciendo en Estados Unidos tanto para apoyar como para frenar la nueva política cubana del presidente Barack Obama hacia Cuba.

El cotidiano toma nota de que un comité de acción política (CAP) lanzado en mayo para apoyar la normalización de las relaciones con la isla recaudó más de $178.000 en los últimos dos meses, en lo cual su director ve una señal de apoyo público para estrechar los lazos entre los dos países.

El comité Nueva Cuba se ve como un contrapeso a su similar proembargo US-Cuba Democracy, creado en 2004. El director de ese grupo, Mauricio Claver-Carone, dijo al WSJ que este año han recaudado más de $200.000; en 2014 totalizaron más de $300.000 y que desde su fundación han recibido más de $4 millones, cifras confirmadas por documentos presentados ante la Comisión Federal Electoral.

El diario señala que aunque las sumas anunciadas no son tan importantes en el mundo de la recaudación de fondos políticos, donde algunos CAP recogen decenas de millones cada año, sí son indicativos de la ola de interés por Cuba desde el anuncio hecho en diciembre por el presidente Obama sobre una distensión con el antiguo enemigo de la Guerra Fría.

"Las personas que se preocupan por este tema ponen su dinero donde ponen su boca", dijo al WSJ James Williams, director del grupo pronormalización, celebrando que el escepticismo con que fue recibido Nueva Cuba haya sido desmentido por las cifras.

"A fin de cuentas, lo importante en la recaudación de fondos políticos es la consistencia y la fiabilidad. En los últimos 10 años hemos recaudado casi $5 millones", rebate Claver-Carone.

Williams señala que la mitad del dinero donado a Nueva Cuba proviene de cubanoestadounidenses, entre ellos, el exalcalde de Miami, Manny Díaz; Eduardo Mestre, miembro del consejo de la corporación de TV por cable Comcast; y Ariel Pereda, un hombre de negocios de Miami que, paradójicamente, ha hecho donaciones a las campañas de Jeb Bush, un fuerte aspirante a la candidatura presidencial republicana para los comicios de 2016.

Jeb Bush habla en Miami en un evento de recaudación de fondos del comité US-Cuba Democracy.
Jeb Bush habla en Miami en un evento de recaudación de fondos del comité US-Cuba Democracy.

Jeb Bush fue el orador principal en el evento anual de recaudación de fondos del CAP US-Cuba Democracy, celebrado en diciembre poco antes del anuncio de Obama sobre Cuba.

Después del 17-D, la entidad experimentó un incremento en las donaciones, unos $133.000 mayormente procedentes de donantes residentes en la Florida, según un análisis realizado por el Center for Responsive Politics.

Pero el CAP Nueva Cuba también se ha movido en la segunda comunidad de mayor población cubana en el mundo después de La Habana. En mayo el excontratista de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional Alan Gross, quien permaneció encarcelado cinco años en Cuba, fue el orador principal de un evento de recaudación de fondos del CAP pronormalización. El Wall Street Journal precisa que, si bien Gross no hizo ninguna donación, su abogado, Scott Gilbert, sí contribuyó.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG