Enlaces de accesibilidad

EEUU: los ciudadanos ejercen de legisladores con propuestas a referéndum


Colegio electoral instalado en la iglesia metodista Epworth United en Atlanta, Georgia (Estados Unidos).

En las boletas hay 146 propuestas, muchas impulsadas por los propios ciudadanos sobre la legalización de la marihuana, el aumento del salario mínimo, prohibir la verificación de los que compran armas o el monto por demanda a los médicos.

Además de escoger a sus representantes en el Legislativo, los votantes también ejercen hoy de legisladores con la votación de 146 propuestas, muchas impulsadas por los propios ciudadanos sobre cuestiones tan dispares como la legalización de la marihuana o el aumento del salario mínimo.

Se trata de un proceso que lleva meses en marcha, incluso años, y que en muchos casos parte de las bases ciudadanas en los distintos estados, donde presentan propuestas, que se unen a otras impulsadas desde la Administración, y que a veces son contradictorias entre sí.

Por ejemplo, de aprobarse todas las propuestas legislativas presentadas hoy a referéndum, en el estado de Washington se requerirá y, al tiempo, se prohibirá llevar a cabo verificaciones del historial de las personas que deseen comprar armas. Asimismo, habrá estados donde se restrinjan y en otros donde se autoricen los juegos de azar, como es el caso de Massachusetts y
California, donde una polémica propuesta plantea permitir a una tribu indígena gestionar un casino fuera de su reserva.

Del total de 146 medidas presentadas a votación este año, 35 son iniciativas ciudadanas. Estas propuestas, pese a partir de ciudadanos o asociaciones de
votantes preocupados por una cuestión en concreto, pueden recibir financiación de empresas interesadas o grupos de presión, ya sea tanto a favor como en contra de la medida.

El récord de financiación de una medida posiblemente esta vez lo marca una propuesta del estado de California que aumentaría los límites de la reclamación económica que puede exigir un paciente en casos de negligencia médica, y requeriría a los médicos someterse a pruebas aleatorias de alcoholemia y consumo de drogas.

Según la organización ballotpedia, los que respaldan esta medida, impulsada por abogados de los consumidores, han recaudado algo más de $12 millones, mientras que los que se oponen a ella, en su mayoría asociaciones médicas, superan los 57 millones. También hay una propuesta en Oregón que requiere que el etiquetado de los alimentos especifique si contienen ingredientes genéticamente modificados, y que ha recibido más de $20 millones de financiación.

De esa cantidad, $16,3 millones, procedentes de multinacionales como Monsanto, Dow AgroScience, Dupont, Kraft, Kellogg's, PepsiCo y Coca Cola, corresponden a una coalición opuesta a la medida, mientras que la campaña a favor del etiquetado identificativo de los alimentos con productos genéticamente modificados han obtenido poco más de $6 millones.

Entre las 146 propuestas presentadas en estas elecciones en 41 estados y en el Distrito de Columbia las hay sobre el aborto, la administración de justicia, la financiación de la educación, inmigración, derechos de los padres, el salario de los funcionarios estatales, los seguros, impuestos o el derecho al voto.

Sin embargo, las propuestas legislativas de estas elecciones son pocas teniendo en cuenta que la media desde el año 2000 está en 196 iniciativas, y ante las 226 medidas que presentaron los ciudadanos en las elecciones de 2006, que supuso un récord histórico.

Este año cabe destacar las propuestas que votan los ciudadanos en Oregón, Alaska y en Washington para legalizar el consumo recreativo de marihuana, como ya se ha hecho en Colorado y en el estado de Washington, mientras que en Florida lo que se propone es autorizar su consumo medicinal.

Los votantes de Alaska, Illinois, Dakota del Sur, Nebraska y Arkansas tienen ante sí distintas propuestas para aumentar el salario mínimo, en unos casos vinculándolo a la inflación y en otros subiéndolo progresivamente en los próximos años, propuestas en línea de una de las principales iniciativas del presidente Barack Obama.

En relación al aborto, otro de los temas más controvertidos políticamente para la sociedad estadounidense, los votantes de Colorado y Dakota del Norte se pronuncian sobre propuestas que ampliarían la protección legal de la vida de los fetos a través de reformas a las constituciones de ambos estados. Con respecto a inmigración, los votantes de Oregón se pronunciarán sobre una propuesta del senado estatal que permitiría otorgar permisos de conducir a los residentes del estado, aunque no puedan demostrar su presencia legal en el país.

Los votantes de Maine, el estado más permisivo en lo que se refiere a la caza de osos, votan hoy la prohibición a que se usen cebos, el acoso con perros y las trampas en esta actividad. Pero no todas las propuestas prosperan. Según las estadísticas, estas iniciativas, más populares en los estados del oeste del país y que cobraron un auge a partir de mediados de la década de 1970, tienen un porcentaje histórico de aprobación de menos de la mitad.

Un estudio del Instituto de Iniciativa y Referéndum de la Universidad del Sur de California asegura que, de las 2.421 iniciativas ciudadanas propuestas desde que en 1904 se presentó la primera en Oregón, se han aprobado 984, es decir, un 41%. Los estadounidenses acuden también hoy a las urnas para renovar la totalidad de los 435 miembros de la Cámara de Representantes y un tercio de los 100 escaños del Senado, así como para elegir a los gobernadores de 36 estados.

XS
SM
MD
LG