Enlaces de accesibilidad

Información general

¿Qué falla en la escuela cubana?


Estudiantes cubanos

Quizás el declive del sistema educacional cubano comenzó tras la crisis económica de los años 90 (en la actualidad existe un déficit de casi mil maestros en todo el país) que obligó a muchos profesores a optar por otras áreas laborales mejor remuneradas.

Si bien es cierto que la primera reforma educacional cubana después de 1959 tuvo lugar en 1961, la gran transformación que conformaría todo el Sistema Nacional de Educación no ocurriría sino hasta 1975, cuando se sentarían las bases de lo que, con modificaciones y actualizaciones a lo largo de los años siguientes, sería el programa de la escuela cubana a seguir.

Ese plan inicial de 1975 se ha tratado de respetar siempre. Dentro de esos parámetros se estableció que cada maestro debería atender un máximo de 20 alumnos por aula. Algo que según datos publicados se cumplió hasta mediados del 2000, pero que no obedece ya a la realidad actual donde hay profesores que enseñan en un aula que cuenta con 30 alumnos, según informaciones procedentes de Cuba.

Quizás el declive del sistema educacional cubano comenzó tras la crisis económica de los años 90 (en la actualidad existe un déficit de casi mil maestros en todo el país) que obligó a muchos profesores a optar por otras áreas laborales mejor remuneradas y al ministerio de Educación a implementar diferentes medidas -no siempre idóneas- para intentar mantener la relación alumno-docente funcionando.

Así, en la secundaria se abandonó el sistema de un maestro por asignatura para pasar a la práctica de un maestro para varias. Incluso, asignaturas tan disímiles entre sí como español y matemáticas. En los últimos años, se ha dado un paso más coherente al sólo permitírsele al maestro impartir dos asignaturas cercanas en contenido, como física y química o historia y literatura. Medida que tampoco contenta a los educadores cubanos, aunque reconocen que es mejor que el sistema anterior.

Es posible que el sistema educacional cubano no funcione bien debido a la ineficiencia de la administración estatal, pero no se puede ignorar que el país con mejores rendimientos escolares en el mundo es Finlandia, donde el 98 por ciento de las escuelas son públicas. Esto lleva a concluir que si la intervención del Estado en la educación es ineficiente en Cuba se debe a razones muy específicas de mala administración, algo que no siempre arroja esos resultados como lo demuestra el caso de Finlandia.

¿Entonces, qué falla en la escuela cubana?

Tal vez se puedan adelantar algunas consideraciones, además de lo ya explicado sobre los maestros impartiendo materias que no dominan plenamente.

Lo más escuchado comienza con la politización o ideologización de la enseñanza por parte del Estado, único organismo rector de la educación.

La falta de maestros y en muchos casos la poca preparación de los educadores.

También la falta de motivación de un alumnado que sabe que su papá es ingeniero y trabaja como taxista porque gana más.

La lista puede ser más larga, cada cubano puede añadir sus propias observaciones debido a su experiencia como alumno o como padre o madre de alumnos. Pero lo cierto es que una combinación y suma de los factores mencionados, y muchos otros, parecen ser los principales obstáculos que impiden un sano desarrollo del sistema educacional cubano, pilar fundamental de cualquier sociedad.
XS
SM
MD
LG