Enlaces de accesibilidad

Controversia en Argentina sobre posible impago y consecuencias


Archivo

"Estamos en situación de "default" (impago). Lo dijeron casi todas las agencias de crédito del mundo, incluso la de China", afirmó a Efe Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de la consultora Orlando J. Ferreres.

Los economistas argentinos no se ponen de acuerdo hoy a la hora de afirmar si el país ha entrado en situación de impago o no, tras vencer el plazo que tenía el Gobierno para cumplir con sus acreedores sin haber llegado a un acuerdo con fondos especulativos que litigaron en Estados Unidos.

"Estamos en situación de "default" (impago). Lo dijeron casi todas las agencias de crédito del mundo, incluso la de China", afirmó a Efe Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de la consultora Orlando J. Ferreres.

Según Spotorno, el cese de pagos afectará negativamente la economía argentina, en especial al sector privado, y sus consecuencias serán peores si la falta de acuerdo entre las partes se extiende en el tiempo.

"Habrá una menor creación de empleo, más recesión y adicionalmente aumentará la emisión monetaria, con la que se acelera la inflación y la presión sobre el tipo de cambio", auguró el economista.

El diagnóstico del director de la consultora Hacer, Pablo Tigani, es radicalmente opuesto: "De ningún modo estamos en cesación de pagos. Argentina efectuó el depósito del dinero en tiempo y forma".

"Argentina hizo el pago, lo que no puede hacer es llevar con una valija (maleta) el dinero", agregó en declaraciones a Efe.

Tigani recordó que la mayoría de los fondos correspondientes al último vencimiento de deuda reestructurada se mantienen bloqueados en entidades bancarias por orden judicial.

Para desbloquear el pago a los tenedores de bonos que aceptaron importantes quitas en 2005 y 2010, Griesa exige que el Gobierno argentino pague en simultáneo a los denominados fondos buitre, que se negaron a reestructurar su deuda y obtuvieron un fallo favorable a su reclamo de 1.500 millones por deuda en mora desde 2001.

Según el director de la consultora Hacer, la insólita situación que atraviesa Argentina provocará una probable desaceleración económica en los próximos dos trimestres, pero a partir de enero "Argentina recuperaría rápidamente el tiempo perdido".

Para el expresidente del Banco Central de la República Argentina Javier González Fraga, Argentina ha quedado "en un limbo", mientras que el consultor Gabriel Rubinstein advirtió a través de su cuenta en Twitter que habrá que "pagar sí o sí" para no entrar en un "default pleno" y retrasar el pago tendrá un coste económico.

XS
SM
MD
LG