Enlaces de accesibilidad

Díaz Canel ¿guionista del Aquelarre?


El primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz- Canel.
El primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz- Canel.

Sería para desternillarse de la risa, de no tratarse de un asunto tan serio. “Instó Díaz-Canel a aprovechar las redes sociales para defender el proceso revolucionario” El titular llegó a través de Cubadebate el pasado 28 de agosto. Estas palabras las pronunció nuestro flamante vicepresidente ante el plenario de Consejo Nacional de la FEU, celebrado recientemente en la Universidad de las Ciencias Informáticas de La Habana.

Buen tema para guión del festival humorístico Aquelarre, porque este señor sabe que la única vía legal que tenemos los cubanos de a pie para conectarnos a las redes sociales que menciona es a través de los sitios Nauta, con horario limitado hasta las 7:00 pm, a precios leoninos –un 25% del salario mensual por cada hora de conexión a 2 MB de velocidad– y siendo espiados tecla por tecla. Fuera de esa variante sólo están las oportunidades ofrecidas por unas pocas embajadas en La Habana –con mucha suerte, dos o tres turnos de un par de horas al mes– o las cuentas alquiladas a extranjeros –a muy altos precios, y que seguramente usan también servidores cubanos.

Pero bien, una vez conectados señor vicepresidente, pregunto: cuando nos pide defender aquello que “…busca garantizar el bienestar del pueblo cubano…” ¿se refiere usted a la política represiva que sigue atizando el Partido Comunista, que ordena aun mítines de repudio a la usanza del 80 mientras su gobierno se vitorea paladín universal de los Derechos Humanos? ¿Se refiere acaso a los precios extorsivos del comercio interior, a los 10 kg. de gas licuado por medio salario, o a los juguetes por tres salarios mensuales? ¿O acaso al desabastecimiento constante de los mercados, o quizás al inalcanzable precio de una canasta básica que existe sólo en los telediarios? ¿Tal vez se refiera usted a la recién entrada en vigor de las regulaciones aduanales mediante las cuales el gobierno que usted desde su cargo también ejerce oprime a mi pueblo sin misericordia, y nos extorsiona, nos roba y nos humilla en la aduana de los aeropuertos? Y aquí me detengo porque esta barbarie que el gobierno que usted representa dicta, fomenta y permite realmente degrada mi karma.

Como vicepresidente debe saber que el cable submarino que nos tendió Caracas está plenamente activo hace años, y que la empresa cubano-venezolana encargada de operarlo puede brindar a Cuba hasta 32 lambda de ancho de banda –1 lambda equivale a 10 gigabyte– de los cuales el gobierno cubano sólo tiene contratados 4 miserables lambda, o lo que es lo mismo, sólo 40 de los 320 gigabyte potencialmente contratables para conectarse todo un país, y que esto obedece únicamente a la expresa voluntad política de nuestros gobernantes de mantener al pueblo cubano bajo el más oscuro hermetismo.

“Instar” a la juventud cubana que vive dentro de la isla a conectarse a las redes sociales en semejante contexto se cuenta entre lo más hipócrita y demagogo que un dirigente cubano puede hacer. Claro está, no olvidemos que este señor hablaba desde la UCI, el cuartel general de las ya célebres Brigadas de Respuesta Cibernéticas –denunciadas por Eliécer Ávila, testigo de primer orden, en entrevista a Yoani Sánchez– devenidas en las equivalentes virtuales de las físicamente represivas Brigadas de Respuesta Rápida (turbas callejeras organizadas por el dueto letal Partido-Seguridad del Estado para dirimir a patadas y porrazos las diferencias) a la vez que nuestros sempiternos líderes citan sin pudor las palabras de aquel cubano sagrado: “De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace, ganémosla a pensamiento”. Nunca conoció esta tierra tan desfachatado cinismo.

Publicado originalmente en el blog Ciudadano Cero

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG