Enlaces de accesibilidad

Se mantienen las protestas en Hong Kong y esperan por el diálogo


Divisiones internas entre los manifestantes de Hong Kong
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:41 0:00

Cada vez se ven menos paraguas en el corazón de Hong Kong.

Las organizaciones que lideran la revuelta popular aceptaron abrir el paso a los edificios administrativos cuyo entorno está controlado, en su mayoría por estudiantes.

Varios cientos de manifestantes siguen tomando el pulso al Gobierno en el noveno día de concentraciones en Hong Kong mientras que la ciudad vuelve lentamente a su actividad y el movimiento pro democrático disminuye en el número de participantes.

La ciudad recuperó hoy la mayor parte de su actividad diaria y los 3.000 empleados de la administración pública volvieron a sus puestos de trabajo en los edificios cuyos alrededores fueron tomados por miles de estudiantes durante la pasada semana.

Manifestantes y funcionarios públicos que retornaban hoy al trabajo compartían varias calles y accesos que la pasada semana habían sido de uso exclusivo para los participantes de las protestas. Las organizaciones que lideran la revuelta popular aceptaron abrir el paso a los edificios administrativos cuyo entorno está controlado, en su mayoría por estudiantes, después de que el Ejecutivo local accediera a dialogar con ellos sobre el desarrollo de la polémica reforma electoral.

El secretario general de la Federación de Estudiantes, Alex Chow, una de las organizaciones que abandera la campaña de desobediencia civil, reiteró hoy que las protestas y la ocupación callejera continuará al menos hasta conocer el tono en el que representantes del Gobierno quieren llevar a cabo el diálogo. "La decisión de que se disuelvan las protestas está ahora del lado del Gobierno", dijo Chow.

"Estamos esperando y vigilando la actuación del Gobierno. Ver si realmente está utilizando una táctica o si realmente están dispuestos a mantener un diálogo", señaló. El Ejecutivo local tendió ayer la mano a los estudiantes abriendo la vía del diálogo a cambio de restablecer el funcionamiento de carreteras y accesos a edificios gubernamentales para este lunes.

El jefe del Gobierno local, Cy Leung Chun-ying, reiteró hoy en un comunicado la intención de entablar un "diálogo sincero sobre la reforma política", confirmando que ayer se habían iniciado los primeros contactos para ello.

Mientras tanto, el número de manifestantes concentrados hoy en los tres puntos de la ciudad disminuyó con respecto a los días anteriores. "Tenemos que seguir, esta lucha no es sólo para nosotros, es para los siete millones de personas que viven en Hong Kong", explicó a Efe Tammy Wang, una estudiante de ingeniería que acudió a media tarde a las concentraciones de la zona de Admiralty. "Yo ya estoy cansada, llevo viniendo 6 días y parece que cada vez hay menos gente, el ánimo decrece", señaló en tono desalentado Hellen Hu, de 22 años.

La intervención policial motivó que los líderes estudiantiles rompiesen las negociaciones con el Gobierno hasta que éste no garantizara una investigación detallada sobre lo sucedido.

En las inmediaciones de la sede del Gobierno local, donde se han venido concentrando sin descanso muchos estudiantes, apenas había hoy una veintena de manifestantes. El barrio de Mong Kok, donde estos días se produjeron fuertes enfrentamientos entre partidarios y detractores de la ocupación callejera, fue sumando simpatizantes y opositores a medida que avanzaba el día sin alcanzar las aglomeraciones de ayer. Fuentes policiales señalaron hoy que se han producido 37 arrestos en dicho barrio desde que las protestas se tornaran violentas el pasado viernes.

Además, el cuerpo policial recibió 275 quejas por su actuación a lo largo de estos días, al margen de las críticas recibidas por su actitud pasiva ante la virulencia de los enfrentamientos. Decenas de manifestantes denunciaron públicamente que grupos orquestados por el Gobierno de Pekín atacaron a los manifestantes pacíficos e intentaron desmontar las tiendas que llevan instaladas en varias localizaciones ante la "pasiva" actitud de la Policía.

La intervención policial motivó que los líderes estudiantiles rompiesen las negociaciones con el Gobierno hasta que éste no garantizara una investigación detallada sobre lo sucedido.

Las escuelas de secundaria del distrito del centro de la ciudad afectadas por las protestas volvieron a abrir sus puertas hoy, pese a que el transporte escolar en muchas de ellas no se restableció por los cortes de algunas carreteras que mantienen aún los manifestantes.

XS
SM
MD
LG