Enlaces de accesibilidad

Venezuela: gobierno y oposición cerca de diálogo


Representantes de la oposición y del gobierno al término de la primera reunión en la casa de Miraflores

"Si se actúa de buena fe puede haber una esperanza de que volvamos a una normalización política en Venezuela", dijo Romero a The Associated Press.

El gobierno venezolano y la coalición opositora se preparan para iniciar un posible diálogo en medio de las presiones generadas por la severa crisis política y económica que enfrenta el país, las divisiones entre los opositores sobre el proceso y la intransigencia de los estudiantes que aseguran que seguirán protestando en las calles.

El proceso para un posible diálogo que acordaron la víspera el gobierno y el bloque opositor de la llamada Mesa de la Unidad Democrática abrió una esperanza, pero el proceso está lleno de dudas debido a que hay muchos escollos por superar que pasan por la mutua desconfianza entre las partes.

El presidente Nicolás Maduro, que desde que asumió el gobierno hace un año ha mantenido una postura muy frontal hacia la oposición, se manifestó el martes dispuesto a tener un diálogo "franco" y "respetuoso" con los sectores adversos, pero dejó claro que es necesaria la "convivencia y tolerancia, sin bajar el nivel de la pasión en la defensa de las ideas que cada quien tenga".

Maduro adelantó la víspera que el proceso para un diálogo podría iniciarse en las próximas 48 horas, pero Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo de la Mesa, expresó sus dudas de que el proceso pueda comenzar tan rápido.

"Habrá que conversar... se trata de concesiones, y eso lo pone a prueba el diálogo mismo, hay mucha retórica pero sin concesiones fracasará el diálogo", dijo el miércoles Aveledo a la emisora local Unión Radio.

Cursan invitación a representante de la Iglesia

​Mientras el gobierno y la oposición terminan de definir las condiciones del proceso, el canciller Elías Jaua anunció la invitación al secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Pietro Parolin, para participar en la Conferencia Nacional por la Paz, según un comunicado que difundió el miércoles la estatal Agencia Venezolana de Noticias.

Las partes acordaron la víspera invitar al Vaticano y a los cancilleres de Brasil, Ecuador y Colombia para que actúen como facilitadores del proceso de diálogo.

Aunque la Mesa, integrada por cerca de una docena de partidos y organizaciones, manifestó su abierto respaldo al proceso de acercamiento al gobierno, dentro de la oposición surgieron algunas voces en contra encabezadas por el partido Voluntad Popular que tiene como líder a Leopoldo López, detenido desde el mes pasado en una cárcel militar.

Hay disponibilidad para el diálogo

Gobierno y oposición de Venezuela acuerdan empezar proceso de diálogo
Gobierno y oposición de Venezuela acuerdan empezar proceso de diálogo
David Smolansky, alcalde del municipio capitalino de El Hatillo y dirigente de Voluntad Popular, dijo el miércoles a la emisora Radio Caracas que su organización no estaba negada al diálogo pero exigía que se cumplan algunas condiciones, como la liberación de López.

"Dentro de la Mesa de la Unidad Democrática todos estamos dispuestos a dialogar y a buscar soluciones... lo que estamos planteando es cómo se va dialogar", agregó.

En tanto, Djamil Jassir, secretario estudiantil de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, dijo el miércoles que independientemente de los diálogos el movimiento universitario seguirá en las calles.

"Nosotros no nos vamos a quedar sentados esperando. Nosotros seguiremos en la calle, seguiremos presionando fuertemente al gobierno nacional para que se respeten nuestros derechos que están en la constitución", declaró Jassir también a Radio Caracas.

Es necesario un respiro en la crisis

AL MENOS DOS HERIDOS EN CHOQUES ENTRE ESTUDIANTES Y POLICÍAS EN CARACAS
AL MENOS DOS HERIDOS EN CHOQUES ENTRE ESTUDIANTES Y POLICÍAS EN CARACAS
El politólogo Carlos Romero afirmó que aún es muy pronto para definir qué futuro puede tener este acercamiento entre el gobierno y la oposición pero aseguró que para la administración de Maduro, cuyo respaldo popular ha descendido en los últimos meses según las principales encuestas, es fundamental lograr un respiro en medio de la crisis.

"Si se actúa de buena fe puede haber una esperanza de que volvamos a una normalización política en Venezuela", dijo Romero a The Associated Press en entrevista telefónica. Advirtió, sin embargo, que de fracasar el proceso de acercamiento habrá una "profundización de la crisis".

Venezuela se ha visto sacudida desde febrero por manifestaciones de universitarios y opositores, esencialmente de clase media, contra la desbordada inflación -que alcanzó en febrero una tasa anualizada de 57,3%-, el desabastecimiento de bienes básicos y un alto índice de delincuencia.

Los violentos incidentes registrados en Caracas y otras ciudades han dejado al menos 39 fallecidos, 608 heridos y unos 2.285 detenidos, de los cuales 192 permanecen arrestados y sujetos a procesos judiciales.
XS
SM
MD
LG