Enlaces de accesibilidad

Destaca The Wall Street Journal aumento de flujo migratorio cubano


Camión que utilizaron varios cubanos intentando llegar a las costas de la Florida en EEUU, julio de 2003. Foto: Archivo.

Según señala la publicación, los factores que motivaron este nuevo éxodo parece ser el relajamiento de las restricciones de viaje que el Gobierno cubano decretó el año pasado, por una parte, y, por otra, una falta de esperanza entre los ciudadanos sobre las perspectivas económicas de su país.

The Wall Street Journal publica esta semana un reportaje bajo el título de "Nueva ola de cubanos llega a EEUU", donde destaca que este año una ola de inmigrantes indocumentados procedentes de América Central acaparó los titulares, "pero más de 22.000 cubanos ingresaron a EEUU por tierra en los 12 meses que terminaron el 30 de septiembre, el doble que en el mismo periodo del año previo".

Además, señala la publicación estadounidense que otros 3.940 cubanos "buscaron llegar a territorio estadounidense a través de rutas marítimas, casi el doble que el año anterior y el número más alto desde 2008, cuando la isla fue golpeada por varios huracanes, sus exportaciones estaban de capa caída y Raúl Castro asumió la presidencia".

Según señala, los factores que motivaron este nuevo éxodo parecen ser el relajamiento de las restricciones de viaje que el Gobierno cubano decretó el año pasado, por una parte, y, por otra, una falta de esperanza entre los ciudadanos sobre las perspectivas económicas de su país.

"La gente está cada vez más frustrada con el alcance y el ritmo de las reformas económicas", dijo Ted Henken, profesor de estudios latinoamericanos en el Baruch College en Nueva York.

The Wall Street Journal apunta que "Washington también ha relajado las restricciones de visas para cubanos que llegan por aire como turistas, algunos de los cuales se cree se quedan en EEUU. Cerca de 300.000 de estas visas fueron emitidas en el año fiscal que terminó el 30 de septiembre de 2013".

"El número de cubanos recién llegados palidece junto a los alrededor de 130.000 centroamericanos que cruzaron a EEUU sin documentos en el último año fiscal, o los estimados 125.000 cubanos que llegaron por mar en el éxodo del Mariel en los años 80. Pero las llegadas por tierra abren un nuevo capítulo en la migración cubana hacia EEUU, y los expertos esperan que el éxodo aumente", precisan los autores.

"En la frontera entre México y Texas, los cubanos se unen a los que esperan permiso para entrar a EEUU. Saben exactamente a dónde ir, llegan con sus documentos y dicen que quieren acogerse a la Ley de Ajuste Cubano", dijo Adriana Arce, directora asistente en el puerto de entrada de Laredo de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, que ha tenido que aumentar su personal para procesar el aumento en las llegadas. Después de una entrevista, los cubanos usualmente reciben permiso para ingresar bajo palabra, un proceso que toma alrededor de dos horas. Luego, armados con papeles concedidos por el Gobierno, son libres para ir a donde quieran".

El reportaje cita el caso de Cuan, un médico cubano, y su esposa, una maestra de preescolar, que ahorraron dinero durante años y con la ayuda de amigos y parientes en Estados Unidos pagaron su viaje, que costó alrededor de $8.000.

"Perdimos la esperanza de que Cuba mejorara", expresó el médico de 47 años, quien dice "que en la isla ganaba el equivalente a US$20 al mes. En lugar de arriesgar sus vidas en el mar, optaron por una ruta más segura, aunque más larga y cara".

"La pareja voló a Ecuador porque no necesitaban visa para ingresar a ese país, luego viajaron a Lima, donde consiguieron pasaportes peruanos falsos que les permitieron ingresar a México sin visa. En Monterrey, tomaron un bus a Laredo, donde les dijeron a inspectores fronterizos estadounidenses que eran ciudadanos cubanos".

Asimismo, Wafa Abdin, vicepresidenta de Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Galveston-Houston, reveló que este año la agencia ha estado atendiendo a alrededor de 50 cubanos a la semana, frente a entre cinco y 15 semanales dos años atrás. "Nuestro personal está acostumbrado a ayudar a todos los que cruzan la puerta", eso está llevando al límite los recursos, dijo por su parte Margaret Ayot, supervisora del programa.

"Los cubanos que toman la ruta marítima para llegar a Miami usualmente son los más pobres, viajando en embarcaciones de acero corrugado, madera y polietileno", opina el capitán Mark Fedor, jefe de reacción del Séptimo Distrito de la Guardia Costera de Miami. "El ritmo de las recientes llegadas está causando alarma", agregó.

The Wall Street Journal concluye adelantando que se espera que "la ola de cubanos se acelere, dicen los expertos, especialmente si la economía estadounidense sigue mejorando".

XS
SM
MD
LG