Enlaces de accesibilidad

Desalojan a residentes del hotel “Nueva Isla”, en La Habana


Anuncio del Hotel Nueva Isla, frente al Ten Cent de Monte. Foto cortesía de Héctor J. Cedeño N.

En el inmueble residían alrededor de veinte familias, entre ellos varios enfermos de SIDA, que no tienen a dónde ir, además de niños y ancianos.

Vecinos ocupantes del hotel “Nueva Isla” situado en las calles Monte y Suárez, fueron desalojados por funcionarios del gobierno municipal de Habana Vieja y del gobierno provincial de La Habana, según me comentó una vecina del lugar, que prefirió el anonimato. El inmueble está ubicado en la periferia del barrio de Jesús María y se encuentra en mal estado.

"Avísenles a las Damas de Blanco para que filmen la operación, porque aquí dicen que no hay desalojos, pero si los hay y muy frecuentemente, y agregó que muchos vecinos se negaban a salir lugar.

Nueva Isla, vista frontal. Foto cortesía de Héctor J. Cedeño N.
Nueva Isla, vista frontal. Foto cortesía de Héctor J. Cedeño N.

En el inmueble residían alrededor de veinte familias, entre ellos varios enfermos de SIDA, que no tienen a dónde ir, además de niños y anciano.

El hotel Nueva Isla es un monumento al abandono. Luego de su cierre como hotel hace ya muchos años, porque supuestamente iba a ser reparado, fue utilizado como albergue de la UNECA, una empresa que estuvo dedicada a la construcción de instalaciones turísticas para extranjeros.

Más tarde se utilizó para albergar a damnificados por el derrumbe de sus viviendas y también fue invadido por grupos de inmigrantes desde el interior de la isla y habaneros sin cobijo. Pero los intrusos fueron desalojados violentamente durante una madrugada, hace ya varios años, utilizando las Tropas Especiales MININT.

Vista del hotel Nueva Isla, en La Habana Vieja. Foto cortesía de Héctor J. Cedeño N.
Vista del hotel Nueva Isla, en La Habana Vieja. Foto cortesía de Héctor J. Cedeño N.

Posteriormente la planta baja del hotel y el mezzanine fueron entregados a los trabajadores por cuenta propia, pero debido a filtraciones y a un posible derrumbe, los trasladaron hacia otros lugares.

La gente, que tiene perentoria necesidad de vivienda, siempre regresa para ocuparlo. Convirtiéndose en algo así, como en una guerra de posiciones. Si no defiendes adecuadamente tu posición, el adversario retorna para ocuparla más tarde. Eso ha ocurrido durante todos estos años en que he podido comprobarlo yendo al sitio.

Como no reparan el edificio ni lo desmantelan, permanece allí como una oportunidad para los sin techo. El sótano del hotel se ha convertido en un dolor de cabeza para los vecinos del barrio, porque se llena de agua que permanece estancada. Los trabajadores sociales encargados de la salud pública, le han bautizado como, “el Estado Mayor de los mosquitos”, por los millones de insectos que se incuban en el lugar y que atiborran con sus picadas a todos los habitantes de la zona.

Este hotel al igual que el New York y el Isla de Cuba, fueron cerrados y aún permanecen en condiciones deplorables, como ruinas arqueológicas, sin que se tome con ellos una medida definitiva.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:48 0:00

NOTA: Por problemas con la conexión a la Internet, no pude sacar la información en la tarde del 30 de Junio, y al regresar a la zona en cuestión, alrededor de las cinco de la tarde, se estaba consumando el desalojo.

XS
SM
MD
LG