Enlaces de accesibilidad

Púgil cubano Quiñónez desea regresar por lo grande


Edemio Navas (i) con el boxeador cubano Vilier Quiñónez (d).

El peso super-mediano de Cienfuegos no pelea desde agosto del 2012 y sus planes son grandes. Ganar una corona del Mundo para la Perla del Sur

Vilier Quiñónez comenzó a los nueve años de edad una carrera que lleva ya 19 años entre el boxeo amateur y profesional.

En Cuba subió a lo más alto del podio de premiaciones en Juegos Nacionales Escolares y Juveniles, además de que se agenció medallas de oro en varios eventos internacionales en Europa.

Muy jóven llegó al equipo nacional juvenil en la ESPA y tuvo la suerte de entrenar, primero en la ESPA con Pedro Roque, y después coincidió con Peter en la FINCA del Wajay, en la capital cubana, la sede del equipo nacional de mayores.

Vilier, al ver que su talento y nivel llegó a lo máximo en la mayor isla de las Antillas, decidió tomar un rumbo diferente, buscar nuevos horizontes en el profesionalismo.

El pegador de Cienfuegos llegó a Estados Unidos en el 2010, y en diciembre de ese mismo año debutó en el Magic City Casino, de la ciudad de Miami, con una victoria por nocaut en el mismo primer asalto ante el estadounidense Abdellah Smith.

En el 2011 Quiñónez peleó en una oportunidad, mientras que en el 2012 realizó tres combates, y todos los ganó ante Eliseo Durazo, Dorian Hatcher y Eddie Tigs.

El peso super-mediano de la Perla del sur tuvo problemas de promoción y decidió alejarse del ring durante un buen tiempo.

Vilier residió en la ciudad de Chicago por casi un año y a su regreso al sur del Estado de la Florida se unió al grupo del invicto vueltabajero Yuniesky González.

Después de entrenar por dos meses, Quiñónez logró bajar de 203 libras a 168 y a decir del cienfueguero, se encuentra listo para adjudicarse su sexta victoria en Estados Unidos.

El invicto Quiñónez forma parte de una cartelera que se efectuará el martes 12 de noviembre en el Seminole Hard Rock and Casino, de la ciudad de Hollywood, Estado de la Florida.

El agresivo peleador cubano se enfrentará a Marcus Brooks, de Puerto Rico con residencia en Fort Benning, Estado de Georgia. Brooks acumula 7 éxitos pero perdió 16 combates. Todo parece indicar que el boricua va a seguir por la senda de la derrota.

En una conferencia de prensa efectuada el viernes 8 por la tarde en el Restaurant cubano “Mojitos”, del centro comercial Dolphin Mall, en la ciudad de Miami, Quiñónez dijo a Martinoticias.com y Radio Martí, que está en una etapa en la cual su meta principal será terminar el año por todo lo alto y convertir el 2014 en un año que le de oportunidades de efectuar varias peleas y buscar una corona continental en las 168 libras.

“Estoy con un grupo de boxeadores cubanos que somos hermanos, todos nos ayudamos y tenemos las mismas metas, las mismas ilusiones, darles a los cubanos títulos del orbe”, expresó Vilier.

En esta cartelera en Hollywood, aparte de Vilier, también pelearán por Cuba el semipesado vueltabajero Yuniesky González, el pluma habanero Hairon Socarrás y el olímpico capitalino Robert Alfonso, quien impresionó en sus dos primeras peleas en Estados Unidos.

El principal combate de la cartelera será entre el brasileño Michael Oliveira, de Pompano Beach, en la Florida, y el combativo mexicano Norberto González.

La única derrota de Oliveira en 23 combates fue ante su coterráneo Acelino “Popó” Fleitas, mientras que González acumula 19 triunfos con dos derrotas.

La cartelera del 12 de noviembre en Hollywood será transmitida en vivo a través de la TV para varios países por el canal Brasil Sports TV.
XS
SM
MD
LG