Enlaces de accesibilidad

Dayron Robles corre ya por Mónaco


Archivo - Dayron Robles en Suiza

Dos cubanos estuvieron en la pista del estadio Letzigrund de Zúrich, Yarisley Silva y Dayron Robles.

El cubano Dayron Robles, quien ahora compite por el club de Mónaco tras irse de Cuba, terminó séptimo en los 110 metros con vallas, con tiempo de 13.37 segundos en la prueba de la Liga Diamante en Zúrich. En esa prueba Estados Unidos hizo el uno, dos tres, con David Oliver (13.12), Ryan Wilson (13.24) y Jason Richardson (13.26).

El evento tuvo lugar en el estadio stadium Letzigrund de Zúrich. Participaron en la cita dos cubanos: Yarisley Silva, y Dayron Robles. Este último llevaba puesto un mono rojo que delante, en letras blancas, y decía Monaco. Así y todo, en los créditos, junto a su nombre, se puso CUB y la bandera cubana.

Yarisley Silva quedó en tercer puesto, de ella informó el sitio digital DeporCuba, pero ni una palabra sobre Dayron Robles.

Usain Bolt tuvo que batallar para ganar el jueves los 100 metros, con un tiempo de 9,90 segundos, en la prueba de la Liga Diamante en Zúrich. El bicampeón olímpico y mundial fue el último en arrancar. Su compatriota Nickel Ashmeade, quien corrió dos carriles a su izquierda, fue el líder en buena parte de la carrera. Pero Bolt pisó el acelerador y rebasó a Ashmeade, cerca de la marca de los 85 metros. Ashmeade llegó segundo, con 9.94, y el estadounidense Justin Gatlin fue tercero, con 9.9.6.

El mexicano Luis Rivera, quien conquistó recién el bronce en el Mundial de Moscú, fue tercero en el salto largo, con un brinco de 8,09 metros. El primer lugar fue para el sudafricano Zarck Visser, con 8,32, y el segundo para su compatriota Godfrey Khotso.

Por su parte, el dominicano Luguelín Santos fue cuarto en los 400 metros, con tiempo de 44.93 segundos. La victoria fue para LaShawn Merritt, de Estados Unidos, con 44,13, mientras que Kirani James, de Granada, fue segundo, con 44,32. El checo Pavel Maslak se ubicó tercero con 44,91.

Todo el público en el graderío repleto del estadio de Zúrich guardó silencio para ver si el ucraniano Gohdan Bondarenko lograba, en su último intento, romper el récord mundial de salto de altura, de 2,45 metros, impuesto hace 20 años por el cubano Javier Sotomayor. Pero Bondarenko golpeó la barra, colocada a 2,46. De todos modos, se llevó la prueba con 2,33.

Tania Quintero colaboró en esta nota desde Lucerna, Suiza.
XS
SM
MD
LG