Enlaces de accesibilidad

Denuncian aumento de violaciones a la libertad religiosa en Cuba


Iglesia de la Pastora en Santa Clara, Cuba.

De acuerdo a una información publicada este lunes en Solidaridad Cristiana en el Mundo (Christian Solidarity Worldwide), las violaciones a la libertad religiosa en Cuba han aumentado considerablemente de año en año, y cita como ejemplo que en 2014 fueron denunciados 220 incidentes, superando los 180 de 2013; los 120 en 2012; y 40 en el 2011.

Según la publicación, los incidentes se han vuelto más violentos, "con casos de pastores protestantes detenidos arbitrariamente o golpeados y las iglesias están siendo demolidas".

Aunque el informe destaca que el aumento de las cifras se debe en parte a que existe hoy mayor acceso a la información, algo que no ocurría en el pasado, y todo ello a pesar de las restricciones gubernamentales.

"Hay represión, pero ésta ha llegado al mismo tiempo que más gente puede hablar y estar lista para asegurarse de que la información salga", declaró a CSW alguien que pidió no ser identificado. "Creo que las denuncias van a provocar una represión más intensa. Todo está muy vigilado, porque el Gobierno cubano tiene un control completo sobre las líneas telefónicas y la conexión a Internet. Cualquier pastor o iglesia oficial que trate de enviar información hacia (a)fuera se está denunciando y el gobierno lo va a conocer y lo va a reprimir".

Según CSW, los que han reportado violaciónes han sido hostigados y algunos han sido amenazados con ser detenidos.

La vida religiosa en Cuba está regulada por la Oficina del Partido Comunista de Asuntos Religiosos (ORA), que tiene el poder de reconocer ciertos grupos religiosos y a otros no, pero incluso las iglesias que están registradas legalmente pueden enfrentar la intimidación.

El portavoz de la CSW dijo que los miembros de la congregación pueden ser amenazados con perder sus puestos de trabajo y los niños pastores suelen ser vigilados en las escuelas.

En julio de 2014, la ORA sancionó la demolición de un establecimiento del Reino de Dios en la Iglesia de Santiago de Cuba. El pastor y su familia fueron expulsados de su casa, donde la iglesia se reunía y, luego, el edificio fue reducido a escombros.

Un líder Bautista, el Reverendo Homero Carbonell, abandonó la isla el año pasado después de 52 años de ministerio y se le concedió asilo en Estados Unidos, sobre la base de acoso por parte de la ORA.

Sin embargo, las autoridades no sancionan la construcción de dos nuevas iglesias católicas en Santiago de Cuba y Pinar del Río.

La inconsistencia de tratamiento por la ORA es una preocupación importante del informe. Existe el temor de que al hacer concesiones a algunas comunidades, como la Iglesia Católica, el Gobierno está tratando de mejorar su imagen en el exterior, al tiempo que restringe las actividades de otros grupos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG