Enlaces de accesibilidad

Demandan al presidente Obama


El presidente de EE.UU., Barack Obama, ofrece una rueda de prensa en la Casa Blanca, Washington, EE.UU., el 18 de julio del 2014.

Obama y otros demócratas desestimaron la iniciativa, calificándola de una artimaña para apelar a los electores conservadores.

La Cámara de Representantes aprobó el miércoles una propuesta republicana para demandar al presidente Barack Obama por exceder su autoridad constitucional. Obama y otros demócratas desestimaron la iniciativa, calificándola de una artimaña para apelar a los electores conservadores.

Un día antes de que los legisladores comiencen un receso veraniego de cinco semanas, el debate sobre la demanda subraya el tono fuertemente partidista que ha dominado a este Congreso desde que comenzó sus labores en enero del 2013.

La votación para autorizar la demanda contra Obama fue de 225 a favor y 201 en contra. Cinco republicanos conservadores votaron con demócratas para oponerse a la demanda: los representantes Paul Broun de Georgia, Scott Garrett de Nueva Jersey, Walter Jones de Carolina del Norte, Thomas Massie de Kentucky y Steve Stockman de Texas. Ningún demócrata votó a favor.

Los republicanos dijeron que la medida, que se centra en la manera como Obama implementó la nueva ley de servicios médicos, tiene por fin evitar que el presidente se abrogue más autoridad y que decida unilateralmente cómo hacer cumplir las leyes.

"No hace falta recordar a ningún legislador que se ha perdido la confianza ni de los daños infligidos a la economía y el pueblo", dijo el presidente de la cámara baja, el republicano John Boehner. "¿Están dispuestos a permitir que un presidente decida qué leyes hace cumplir y qué leyes cambiar?".

Los republicanos también rechazaron las alegaciones demócratas de que la demanda es un despilfarro del dinero de los contribuyentes.

"¿Qué precio tiene la continuación de nuestro sistema de pesos y contrapesos para equilibrar el poder? ¿Qué precio tiene la Constitución de Estados Unidos?", dijo la representante Candice Miller, republicana por Michigan. "Mi respuesta es que ninguna de las dos cosas tiene precio".

Los demócratas dijeron que la demanda no procederá y que se diseñó sólo para alentar a los electores conservadores a votar en las elecciones legislativas de noviembre. También advirtieron repetidamente que la demanda sería un precursor de otra iniciativa más drástica de los republicanos.

"La demanda es un intento por llevar a que los republicanos hagan un juicio político (al presidente)", dijo la representante Louise Slaughter, demócrata por Nueva York.

De hecho, los demócratas ya están usando ese argumento para aumentar sus contribuciones de campaña. Representantes demócratas enviaron por correo electrónicos solicitudes de campaña en momentos que ocurría el debate y otro después de la votación.

"El Partido Republicano trata de llevar a juicio político al presidente", escribieron. "Tenemos que proteger al presidente".

Algunos conservadores destacados, entre ellos la excandidata a la vicepresidencia Sarah Palin, han pedido llevar a Obama a juicio político, y algunos representantes republicanos no han descartado esa posibilidad. Boehner ha dicho que no tiene tal plan y ha calificado de "engaño" para recaudar dinero los comentarios de los demócratas al respecto.

Al demandar a Obama para exigirle que implemente cláusulas específicas de la nueva ley de servicios médicos del 2010, los representantes republicanos pedirían a los tribunales que obliguen al mandatario a cumplir a pie juntillas la ley, a la cual todos se opusieron y que la Cámara votó más de 50 veces para tratar de desarticular.

Los republicanos no han dicho cuándo planean presentar la demanda.

XS
SM
MD
LG