Enlaces de accesibilidad

Dos opiniones en Arizona sobre las relaciones EEUU-Cuba


Cuba levantó el llamado "Monte de las Banderas", frente a la SINA para impedir que pudiera leerse la pantalla electrónica instalada en 2006 en el quinto piso del edificio.

Mientras que el senador republicano Jeff Flake piensa que sacar a Cuba de la lista de Estados terroristas fue lo correcto, el representante Matt Salmon apunta que Cuba es un peligro para la seguridad nacional de EEUU.

Con la inminente reanudación de las relaciones diplomáticas con Cuba y su retirada de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, por fin estamos dando vuelta a la página, escribió en un artículo de opinión el senador republicano Jeff Flake en el diario Azcentral, de Arizona.

Dondequiera que uno se encuentra con el tema Cuba, todos compartimos el mismo objetivo: Una Cuba democrática, con la apertura de mercados y el respeto de los Derechos Humanos. La cuestión es cómo llegar allí.

Algunos todavía llaman a una política de aislamiento. Hemos intentado ese enfoque por más de 50 años y lo que ha hecho sin duda es limitar la libertad de los ciudadanos estadounidenses y aislar al pueblo cubano.

Dice Flake que el Gobierno cubano ha culpado por décadas a Estados Unidos por el desastre económico, por lo que ha llegado el momento de quitarle la excusa.

Por su parte, en el mismo rotativo, en otro artículo de opinión, el representante republicano Matt Salmon dijo que mientras se desempeñaba como presidente del Subcomité para el Hemisferio Occidental, vio el papel continuado del Gobierno comunista cubano en el debilitamiento de los valores democráticos y su apoyo a organizaciones terroristas.

Cuba tiene vínculos con Hezbollah y alberga activamente a terroristas de las FARC y de ETA, sólo a 90 millas de nuestras costas. En fecha tan reciente como el año pasado, Cuba ha sido sorprendida en flagrante delito con dos buques cargados de armas de alto calibre en relación con los regímenes comunistas de China y Corea del Norte.

Por otra parte, mostrando su desprecio por la justicia estadounidense, el Gobierno cubano continúa albergando fugitivos de Estados Unidos y altos funcionarios militares cubanos siguen siendo buscados por acusaciones federales por el asesinato de ciudadanos estadounidenses.

Y no nos olvidemos la base espía de Lourdes, que es la más grande de Rusia en el extranjero de ese tipo y que el Kremlin señaló sus intenciones de reabrirla el año pasado. Estamos hablando de un centro espía ruso a 100 millas al sur de la Florida. Salmon se pregunta ¿cómo la Administración va a responder a estas acciones peligrosas por parte de un régimen comunista con largo historial intentando socavar nuestra seguridad nacional? ¿La respuesta es sacarlo de la lista de los patrocinadores de terrorismo?

La promoción del comercio y el comercio internacional siempre será una prioridad para mí, pero también la protección de nuestra seguridad nacional. No olvidemos, en última instancia, que países como Irán y Rusia están viendo atentamente cómo nos ocupamos de Cuba, un gran aliado de ellos en este hemisferio.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG