Enlaces de accesibilidad

Cuomo de viaje a Cuba


El gobernador del estado de New York Andrew Cuomo.

Cuomo, un demócrata, se prepara para hacer un viaje de dos días, aparentemente para fomentar el comercio entre el estado de Nueva York y Cuba.

Cuando el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo toque tierra en Cuba el lunes por la mañana, se convertirá en el primer gobernador en entrar en la nación comunista desde que Estados Unidos anunció el restablecimiento de relaciones diplomáticas con el régimen militar de la isla, para encontrarse en un territorio diplomático mucho más delicado de lo que nunca se hubiese imaginado, dice un artículo del diario The Wall Street Journal, firmado por Erica Orden.

Cuomo, del partido demócrata, se prepara para hacer un viaje de dos días, aparentemente para fomentar el comercio entre el estado de Nueva York y Cuba, recuerda el rotativo. Viajará con una delegación de 20 ejecutivos de empresas, que representan a cinco sectores: Viajes, servicios financieros, cuidado de la salud, la agricultura y la educación, según un alto funcionario del Gobierno.

The Wall Street Journal recuerda dos recientes viajes de Coumo que lo llevaron al centro del debate de la política exterior. Uno de ellos a Israel el verano pasado cuando se reunió con el primer ministro Benjamin Netanyahu durante un punto bajo en las relaciones Estados Unidos-Israel y en septiembre visitó Afganistán como parte de una excursión patrocinada por el Ejército estadounidense.

Pero Cuba representa la circunstancia más fresca en cuanto a relaciones extranjeras que Cuomo ha esperado. Se decidió días después del anuncio de relajamiento de las restricciones de viaje al país comunista por parte del presidente Barack Obama, y llega en un momento político delicado para las dos naciones.

A principios de este mes, Obama y el general cubano Raúl Castro sostuvieron la primera reunión de líderes estadounidenses y cubanos en más de 50 años. Obama está ahora tratando de quitar a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo.

Cuomo dijo que limitaría su misión a sus objetivos declarados de fomento de programas de desarrollo económico y el fomento de la exportación de productos de Nueva York a Cuba y declaró a la prensa: "Yo no voy a involucrarme en la política internacional o la política nacional", destacando que es prerrogativa del presidente Obama, y su misión en Cuba es "desarrollar los mercados".

El gobernador, sin embargo, llevará a cabo una variedad de reuniones con funcionarios del Gobierno marxista cubano. A pesar de su naturaleza comercial, el viaje de Cuomo ha alimentado los llamados para que él tome una postura más política, especialmente en materia de Derechos Humanos y de los gays y las lesbianas.

"Está claro que Cuba tiene un sólido historial de violación en materia de Derechos Humanos y LGBT, y sólo podemos esperar que Cuomo use esta oportunidad de influir en esta parte del mundo y, francamente, podría realmente ayudar mucho", dijo Nathan Schaefer, presidente del grupo de derechos de los homosexuales Agenda Empire State Pride.

El diario recuerda que el gobernandor fue criticado el mes pasado por los observadores políticos, que lo llamaron hipócrita por embarcarse en un viaje financiado por el Estado a Cuba después que él impuso una prohibición de fondos estatales de viajes a Indiana en respuesta a que ese estado promulgara recientemente la ley de libertad religiosa, que algunos dijeron podría dar lugar a la discriminación basada en la orientación sexual. Más tarde se revocó la prohibición después que Indiana dijo que modificará la ley.

"Esta es una situación muy diferente, dado que Cuba es un país extranjero", dijo el senador estatal Brad Hoylman, demócrata abiertamente gay que había abogado por la prohibición de viajar Indiana.

El viernes, un portavoz de Cuomo defendió los planes del gobernador de apegarse sólo a los asuntos de negocios. Pero los observadores políticos pronosticaron que Cuomo, de hecho, enfrente otras preocupaciones, talvez de manera indirecta.

Otros dijeron que la misión sería ayudar a los ciudadanos de Cuba. "Andrew Cuomo y el estado de Nueva York pueden ayudar a Cuba y los cubanos, incluidos los disidentes, a través de los negocios", dijo Ted Henken, profesor de Baruch College que se especializa en la política y la economía de Cuba.

La mejora de las líneas de comercio entre Cuba y el estado de Nueva York "comienza a poner el embargo de Estados Unidos fuera del centro de la escena, y espero que ponga el foco en el propio embargo interno de Cuba contra la libertad económica, que para mí es el mayor problema de Cuba", dijo Henken.

XS
SM
MD
LG