Enlaces de accesibilidad

EEUU recomienda no viajar a países afectados por ébola y mantiene cumbre


LIBERIA CIERRA SUS ESCUELAS Y DA DESCANSO OBLIGADO A FUNCIONARIOS POR ÉBOLA

El ébola, que carece de vacuna para combatirlo, ha matado desde marzo a 729 personas en Liberia, Guinea, Sierra Leona y Nigeria, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las autoridades estadounidenses recomendaron el jueves no viajar a los países de África occidental afectados por la epidemia de ébola, aunque la Casa Blanca aseguró que una cumbre EEUU/África prevista para la semana próxima se desarrollará normalmente. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) "recomiendan evitar los viajes no imprescindibles a Guinea, Liberia y Sierra Leona", dijo su director Tom Frieden. "Esta recomendación se debe al riesgo potencial que representa la epidemia para los viajeros", añadió.

El Departamento de Estado negó planes de cerrar sus embajadas en los países afectados o reducir su personal en ellas. "No ha habido cambios en nuestro estatus con ninguna de nuestras embajadas", dijo la portavoz asistente del departamento de Estado, Marie Harf.

Ante el agravamiento de la situación, el presidente de Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, y la presidente de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, renunciaron a participar en la cumbre prevista en Washington y que reunirá a cerca de 50 jefes de Estado o de gobierno africanos.

El gobierno estadounidense ya ha indicado que la epidemia será parte importante de los temas que serán abordados en los tres días de la cumbre. Por otras razones, tanto el presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sissi, como el rey de Marruecos, Mohamed VI, también estarán ausentes en el cónclave.

El ébola, que carece de vacuna para combatirlo, ha matado desde marzo a 729 personas en Liberia, Guinea, Sierra Leona y Nigeria, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS). La fiebre hemorrágica puede alcanzar una mortalidad de 90%, aunque la actual epidemia ha matado a cerca del 60% de los infectados. "Se trata de la mayor y más compleja epidemia de ébola de la historia y se han perdido numerosas vidas", señaló Frieden.

En tanto, el médico estadounidense Kent Brantly, que contrajo ébola cuando trataba pacientes en Liberia, estaba "muy estable pero grave" el jueves, informó la asociación caritativa cristiana para la que trabaja, Samaritan's Purse. Un hospital estadounidense situado en Atlanta, Georgia, está preparando la llegada de un paciente con ébola a una unidad especializada para su tratamiento, aunque todavía no se sabe si se trata de la evacuación de Brantly o de otro afectado.

"El Hospital Emory ha sido informado de que hay planes para transferir a un paciente con el virus del ébola hacia una unidad especial en los próximos días", anunció la institución. Las autoridades estadounidenses anunciaron que durante el mes de agosto mandarán 50 médicos a los países afectados.

XS
SM
MD
LG