Enlaces de accesibilidad

noticias

Cuentapropistas al borde del abismo


El "cuentapropismo", que ya se permitió en Cuba en la década de los noventa durante el llamado "periodo especial" instaurado tras la caída del comunismo en Europa, es el plato principal en el menú preparado por el gobierno para evitar el hundimiento del régimen comunista cubano.

"O rectificamos o ya se acabó el tiempo de seguir bordeando el precipicio, nos hundimos, y hundiremos, como dijimos con anterioridad, el esfuerzo de generaciones enteras", advirtió Raúl Castro ante la Asamblea Nacional del Poder Popular el pasado 18 de diciembre.

A pesar de la advertencia y de la promesa del general Castro de que "esta vez no habrá retroceso", los cubanos desconfían de los planes del gobierno, la burocracia estatal atasca los trámites legales y las premisas ideológicas le ponen límite a los cambios.

El economista independiente, Paulino Alfonso, ya lo había explicado de manera rotunda a Radio Martí en un reportaje de Amado Gil difundido el 14 de septiembre, un mes antes de que el gobierno divulgara los Lineamientos de la Política Económica y Social que deberán aprobarse en abril del próximo año por el VI Congreso del Partido Comunista: "Tú crees que después de 52 años viviendo con Drácula yo voy a creer que se metió a vegetariano".

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:00 0:00

Más allá de esa gráfica expresión los Lineamientos, establecen como principio que "sólo el socialismo es capaz de vencer las dificultades y preservar las conquistas de la Revolución".

"La planificación y no el libre mercado será el rasgo distintivo de la economía y no se permitirá, como se recoge en el tercero de los Lineamientos generales, la concentración de la propiedad. Más claro ni el agua, aunque no hay peor ciego que el que no quiere ver", reiteró Raúl Castro a los diputados para despejar cualquier duda sobre el alcance de las medidas propuestas.

En la misma dirección se pronunció el ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo Jorge, ante los 523 participantes en el Seminario Nacional celebrado el pasado 16 de noviembre para explicar el nuevo rumbo de la economía: "No hay reforma, es una actualización del modelo económico. Nadie piense que vamos a ceder la propiedad, la vamos a administrar de otra forma".

Varias semanas antes de que el gobierno anunciara la entrada en vigor del Decreto Ley, autorizando las 178 actividades para el ejercicio del trabajo por cuenta propia, la activista de derechos humanos Lamasiel Gutiérrez Romero, informaba

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:00 0:00
a Radio Martí, de medidas abusivas contra los conductores de bici-taxis en la Isla de la Juventud.

"En Isla de Pinos, como en el resto de Cuba, los cuentapropistas están siendo fuertemente acosados", dijo Gutiérrez en un reportaje publicado en MartíNoticias.com el 17 de septiembre.

Bicitaxi cubano.

Las nuevas disposiciones entraron en vigor el pasado 25 de octubre. Un mes después, 81,498 personas habían presentado solicitudes para trabajar por cuenta propia, se habían autorizado 29, 038 nuevas licencias y 16, 000 peticiones estaban en proceso según datos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social publicados en la prensa oficial. Hasta inicios de diciembre, 108,000 personas habían concurrido a las oficinas a solicitar información o licencias para trabajar privadamente, pero las autoridades no han revelado cuántas licencias se otorgaron hasta entonces.

Las cifras disponibles reflejan el poco entusiasmo que despierta la oferta del gobierno al medio millón de trabajadores que perderán sus empleos antes del próximo mes de marzo. Periodistas independientes han reportado a Radio Martí, además, los obstáculos que ocasiona el lento proceso burocrático para obtener las nuevas licencias.

Desde la ciudad de Santa Clara el periodista independiente Yoel Espinosa Medrano, informaba

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:00 0:00
el pasado 6 de diciembre que la política de entrega de licencias no tiene gran aceptación por parte de la población en esa ciudad.

"Citando cifras proporcionadas por la oficina estatal tributaria en Santa Clara, el periodista dijo que más de 13 mil personas están documentadas en esa dependencia, pero sólo menos de 1,500 se han inscrito en el registro de cuentapropistas", indicó un reportaje, publicado en MartíNoticias.com.

De acuerdo con la información, hasta mediados de noviembre solamente se habían aprobado 75 licencias en la ciudad de Santa Clara.

La estrategia del gobierno enfrenta otros retos importantes. Entre ellos, el problema de los insumos para los trabajos específicos y el de la legislación apropiada que le ofrezca garantías a quienes consoliden su pequeña actividad comercial.

El gobierno ha prometido que invertirá 130 millones de dólares en el 2011 para abastecer los mercados mayoristas destinados a los trabajadores por cuenta propia y que se promulgarán las leyes necesarias para garantizar esa actividad.

Mientras tanto los hechos indican que los potenciales cuentapropistas están desconfiados, quizás con la misma ambivalencia de aquella Serenata Diurna de Silvio Rodríguez que en sus mejores tiempos se refería a aquello de "que no es lo mismo, pero es igual".

XS
SM
MD
LG