Enlaces de accesibilidad

Cubanos residentes en Miami condenados en la isla por rebelión


Raibel Pacheco. Foto: Cortesía de la familia, publicada en 14yMedio.

Cuatro cubanos reciben largas condenas por "planificar la ejecución de acciones terroristas" en Cuba, por lo que fueron acusados de "fomentar rebelión y atacar unidades militares", según la versión oficial.

Los residentes de Miami José Ortega Amador, Obdulio Rodríguez González, Raibel Pacheco Santos y Félix Monzón Álvarez, acusados por el delito de rebelión, fueron condenados por un tribunal de La Habana el miércoles a penas de entre 10 y 15 años de privación de libertad, informaron sus familiares al sitio digital 14yMedio.

Los cuatro cubanos "fueron detenidos cuando planificaban ejecutar acciones terroristas en el territorio nacional" y estaban acusados de "fomentar rebelión y atacar unidades militares", publicó el periódico oficial Granma el 14 de mayo de 2014.

Según la versión oficial, los cuatro detenidos habían viajado a Cuba desde "mediados del 2013" para "estudiar y modelar su ejecución".

En la vista oral, Pacheco reconoció que había arribado a la Cuba para "sublevar al pueblo contra la tiranía", comentaron testigos.

También advirtió que carecía de recursos para hacerlo, según la misma fuente.

"Durante el juicio no se mostró evidencia alguna de la posesión de armas, mapas o croquis militares. Tampoco se habló de contactos con organizaciones de la oposición interna", señaló 14yMedio.

La información del diario digital añade que los abogados de la defensa esgrimieron el concepto de "delito imposible", recogido en el Capítulo V del Código Penal cubano.

Si "el delito manifiestamente no podía haberse cometido, el tribunal puede atenuar libremente la sanción" e incluso eximir de ella al acusado "en caso de evidente ausencia de peligrosidad", establece el capítulo del Código Penal.

Pacheco fue condenado a 15 años de privación de libertad y los otros tres acusados fueron condenados a 10 años de cárcel cada uno.

Una fuente familiar especuló que "todo esto es una jugada para poder intercambiarlos en una negociación con Estados Unidos antes de que venga Obama".

Según explicó la familia a 14yMedio, Pacheco trabajaba como carpintero y estudiaba economía en la Universidad Internacional de Florida. Su esposa, Adriana Torres, también cubana residente en Florida y de profesión enfermera, ha podido visitarlo en la prisión y se encuentra en estos momentos embarazada de tres meses.

El padre del acusado, Segundo Manuel Pacheco Toledo, fue Rector de la Universidad de Holguín durante 11 años y diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Trabajó en la Embajada de Cuba en México, de donde huyó y cruzó la frontera con Estados Unidos en 2012. La familia considera la sentencia contra el hijo una venganza gubernamental por la escapada del antiguo funcionario.

Tras la fuga de su padre, Pacheco dejó de viajar a Cuba con regularidad. Antes de ser detenido, había volado a la isla el 22 de abril de 2009 y declaró inicialmente que el motivo era visitar a su abuelo paterno que iba a ser intervenido quirúrgicamente. Su madre, Nieves Santos Falcón, una destacada bióloga que labora en la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami, ha sostenido la inocencia de su hijo a lo largo de estos años.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG