Enlaces de accesibilidad

Cubanos Ortíz y Gamboa ganaron, perdió Yunieski González


Luis Ortíz, boxeador cubano

El súper pesado Luis Ortíz derrotó con fulminante KO al estadounidense Bryant Jennings y de esa forma conservó el título interino de la Asociación Mundial de Boxeo, AMB.

Dos éxitos y un fracaso fue el saldo para los tres púgiles cubanos que pelearon en Nueva York y que fueron vistos en más de 100 países a través de la TV HBO.

En la pelea estelar de la noche el camagüeyano Luis Ortíz , con buen boxeo a la media y larga distancias, superó por KO en el séptimo asalto al estadounidense Bryant Jennings, en pelea realizada en el Turning Stone Resort & Casino en Verona, Estado de Nueva York.

Ortíz, de 1.91 metros de estatura y 239 libras de peso corporal fue superior a Jennings, de 1.88 metros y 229 libras. El primer asalto fue dominado por el cubano, quien peleó desde la larga distancia. Conectó golpes efectivos y de potencia.

En el segundo round Jennings llevó a Ortíz a la corta distancia. El local dominó con ganchos efectivos y varios swings que llegaron limpiamente a la cara del cubano. Ortíz, tras tirar muchos golpes en el asalto inicial, se vió cansado.

En el tercer asalto Ortíz , (24-0-21 KO),fue a la corta distancia, no recomendada por su entrenador colombiano Caicedo. Sin embargo el caribeño dominó las acciones.

El cuarto round lo ganó Jennings, (19-2-10 KO). A partir del quinto asalto Luis se mostró cauteloso con movimientos laterales. Con mucha rapidez de piernas y manos para un peso completo, Ortiz estuvo superior en los round seis y siete.

Precisamente en el tercer minuto de ese asalto Ortíz fue a la corta distancia. Para sorpresa de todos le llegó con una derecha corta a Jennings. Seguidamente el cubano vió que podía llegarle al estadounidense y le conectó un gancho de de izquierda y repitió con otro fortísimo gancho de izquierda al mentón a Jennings, quien cayó de frente a la lona.

El tercer hombre del ring Dick Pokozdi le contó los 8 segundos a Jennings. Parecía recuperado. El cubano Ortíz aprovechó muy bien la oportunidad y le fue encima a Bryant. El camagüeyano le llegó con una derecha a la cara de Jennings, quien perdió el equilibrio. A continuación Ortíz le conectó un potente swing . Jennings estaba mal.

El referí paró el desigual pleito y de esa forma Ortíz conservó la corona de la división súper pesada de la AMB. Otros cuatro cubanos tratan de escalar a los planes estelares en ese peso, el monarca olímpico Odlanier Solís, de La Habana, el espirituano Ismaikel “Mike” Pérez, Yasmany Consuegra, de Cienfuegos y el habanero Robert Alfonso.

Con ese éxito Ortíz debe disputarle a mediados del 2016 la corona de la AMB que posee actualmente el británico Tyson Fury.

El inglés derrotó al ukraniano-alemán Wladimir Klitschko, pero ambos irán a una pelea de revancha en marzo-abril en Nueva York. El ganador de ese pleito pelearía con Ortíz por el título absoluto de los pesos completos.

Según la compañía BOXRECORDS Fury aparece número uno del mundo en la división máxima, seguido por Klitschko, el ruso Alexander Povetkin, el estadounidense Deontai Wilder, (monarca por el Consejo Mundial de Boxeo), el búlgaro Kubrat Pulev y el ruso Vyacheslav Glazkov.

El cubano Ortíz aparece en el séptimo escaño en el mundo, escoltado por Malik Scott, Erkan Toper y el estadounidense Antonio Tarver en la décima posición.

En esa misma cartelera realizada en Verona, Nueva York, el ex campeón mundial en las 126 libras Yuriorkis Gamboa regresó al ring tras una ausencia de 13 meses fuera del cuadrilátero.

Gamboa, (25-1-17 KO) le ganó por decisión unánime en diez asaltos al estadounidense Hylon Williams Jr, (16-2-10 KO). “El Ciclón de Guantánamo” estuvo rápido de piernas y manos y fue efectivo a lo largo de la pelea ante un Williams Jr que mostró buena asimilación.

Gamboa peleó en las 130 libras, división que cuenta con otros dos cubanos, el invicto habanero Rancés Barthelemy, campeón por la Federación Internacional de Boxeo y el también invicto Raúl Céspedes.

En el 2016 Gamboa irá por su segundo título Mundial. Antes de su pelea ante Williams Jr el guantanamero entrenó durante un mes en La Habana con uno de sus preparadores, Jorge Hernández, quien a nivel amateur fue monarca olímpico en Montreal en 1976 y campeón Mundial en La Habana en 1974 en la división minimosca.

El otro cubano que peleó en Nueva York fue el pinareño Yunieski González, (16-2-12 KO), quien perdió cerrado combate en diez asaltos ante el ruso Vyacheslav Shabransky, (14-0-10 KO). Pese a esa derrota, aún Yunieski tiene talento para convertirse en un futuro no muy lejano en monarca mundial en el peso semi completo.

XS
SM
MD
LG