Enlaces de accesibilidad

Cuba

Abogado alerta al Papa que "soberbia del régimen" podría causar baño de sangre en Cuba

El Papa Francisco junto a Raúl Castro, en La Habana el 12 febrero de 2016.
El Papa Francisco junto a Raúl Castro, en La Habana el 12 febrero de 2016.

El abogado y periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces pide a Francisco que interceda por periodistas independientes y opositores pacíficos cubanos, en una Carta Abierta.

El periodista independiente Roberto Quiñones Haces pidió al Papa Francisco que intervenga con las autoridades cubanas para que cesen las detenciones arbitrarias e ilegales a los disidentes.

En una carta abierta, Quiñones insta al Sumo Pontífice a pedir al régimen que respete el derecho de los cubanos a expresarse, que paren la violaciónes a la privacidad de los activistas, los registros a sus viviendas y el despojo ilegal de sus bienes.

El también abogado pide al Santo Padre que interceda por todos los opositores pacíficos y periodistas independientes cubanos que son aprehendidos sin orden de detención y sin haber cometido ningún delito y sin que ese acto ilegal tenga consecuencia alguna.

El jurista alerta sobre la promulgación de una nueva Constitución, de la que se ha dicho que el papel del partido comunista se mantendrá incólume, sin consultar el parecer del pueblo.

..........................................................

CARTA ABIERTA AL SANTO PADRE

Guantánamo, 15 de julio del 2018

A Su Santidad el papa Francisco:

Santidad, le escribe un laico de la diócesis Guantánamo-Baracoa, comprometido con la Iglesia que Ud. encabeza. Aunque escribo a título personal, lo que narro en esta carta es también la experiencia cotidiana de muchos otros cubanos que defienden el derecho a que sus ideas y proyecto de país sean tenidos en cuenta.

No soy el mejor de los cristianos, sino alguien que también cae y sufre por eso; alguien que después de cada caída —y a pesar de sus imperfecciones— siempre ha tratado de levantarse para vivir con dignidad ante los ojos de Cristo.

Vivo convencido de que si Dios nos creó a su imagen y semejanza para gozar la vida en plenitud y con entera libertad —una libertad que pasa por la nobilísima circunstancia de que ÉL no nos impone absolutamente nada— entonces ningún hombre, ningún partido, ningún gobierno, tienen derecho para coartarla como ocurre hoy en Cuba.

Le escribo para rogarle que como máximo representante de nuestra Iglesia pida a quienes dirigen este país que dejen de detener arbitraria e ilegalmente a los cubanos que disienten pacíficamente de la dictadura que nos han impuesto, que respeten nuestro derecho a expresarnos, que dejen de hostigarnos, de violar nuestra privacidad, de allanar nuestras viviendas y despojarnos ilegalmente de nuestros bienes , que nos permitan incorporarnos a la sociedad e interactuar con ella con las mismas posibilidades que han ofrecido a quienes los apoyan.

Santo Padre, la política del descarte —de la que tanto Ud. habla— no existe únicamente en los países capitalistas, sino también en aquellos que, autoproclamados “socialistas”, han derivado en feroces dictaduras que someten a sus pueblos a fuerza de una sostenida y cruel represión. Cuba es un notorio ejemplo de ello.

Es cierto que Cuba ha obtenido éxitos en la educación, la salud pública, el deporte y la seguridad ciudadana. Es cierto que esos éxitos se han logrado a pesar de lo que esta dictadura llama “bloqueo económico norteamericano”, pero nuestro pueblo no sólo sufre ese “bloqueo”, sino también otro más atroz y doloroso porque ha sido impuesto por esos cubanos que ostentan el poder y atenta contra nuestra libertad. Ese grupo que hoy bloquea el ejercicio de numerosos y elementales derechos humanos se estableció en el poder luego de haber prometido el restablecimiento de la democracia y de la Constitución de 1940, una promesa que traicionaron a pesar de que fue consignada en el Programa del Moncada, el Pacto de México y el Pacto de la Sierra. Quienes se levantaron en armas contra ellos por incumplir sus promesas, recibieron como respuesta el paredón de fusilamiento, la cárcel prolongada, el exilio y el ostracismo.

El artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos establece: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Esa Declaración afirma también en su artículo 20 que todo individuo tiene derecho a la libertad de reunión y asociación pacífica, y que toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos y, en condiciones de igualdad, acceder a las funciones públicas de su país. Y en su artículo 21 dispone que la voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público y que esa voluntad debe expresarse mediante elecciones auténticas, periódicas, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto. Pero quienes luchamos pacíficamente para hacer realidad estos derechos universalmente reconocidos, que la dictadura cubana ha refrendado pero incumple cotidianamente, somos reprimidos.

No le he escrito sobre mi experiencia personal porque lo que he sufrido junto con mi familia debido a esa represión es del conocimiento de mi anterior Obispo, del actual y del Nuncio Apostólico de la Santa Sede en Cuba. No lo he hecho tampoco para pedir por mí porque mi realidad es la misma de las heroicas mujeres cubanas agrupadas en el Movimiento de las Damas de Blanco y la de miles de periodistas independientes y opositores pacíficos. Le escribo para pedirle que interceda por todos los opositores pacíficos y periodistas independientes cubanos.

La represión que la Seguridad del Estado practica ocurre en un ambiente de total impunidad. A pesar de que la Constitución de la República de Cuba establece en su artículo 58 que la libertad e inviolabilidad de la persona están garantizadas a todos los que residen en el territorio nacional, y que nadie puede ser detenido sino en los casos, en la forma y con las garantías que prescriben las leyes, nosotros somos detenidos sin orden de detención y, sin haber cometido ningún delito, trasladados a celdas inmundas por horas y días, hasta que somos liberados sin que ese acto ilegal tenga consecuencia alguna. Esa misma Constitución establece en su artículo 60 que la confiscación de bienes se aplica sólo como sanción por las autoridades —léase los tribunales cubanos— en los casos y procedimientos que determina la ley; sin embargo, cada vez que nuestras viviendas son asaltadas por la Seguridad del Estado somos despojados de “objetos peligrosos para el orden interno del país”, tales como libros, agendas de notas, documentos personales, computadoras, cámaras fotográficas y de video, dinero fruto de nuestro trabajo, nuestra música y fotos familiares. Esta sostenida represión que se ejerce diariamente y con total impunidad contra quienes nos atrevemos a expresar nuestras ideas y defenderlas, ocurre ante el silencio de la Iglesia, numerosas instituciones internacionales y gobiernos.

Quienes reclamamos a la Fiscalía General de la República —órgano del Estado cubano que según la Constitución es el responsable de velar por el cumplimiento de la legalidad y debe responder las quejas de los ciudadanos— recibimos la callada por respuesta. ¡Y luego sus representantes acuden a Ginebra a decir que Cuba es un Estado de derecho!

Desde 1959 hasta hoy jamás ha habido en Cuba elecciones libres y democráticas. Varios de los ciudadanos que quisieron presentarse en las pasadas asambleas de vecinos como candidatos a delegados del Poder Popular fueron detenidos previamente por la Seguridad del Estado o sitiados en sus domicilios para impedírselo. El pueblo cubano no elige a los diputados, ni a los delegados a las Asambleas Provinciales del Poder Popular, solo puede votar por algunos de los seleccionados por las comisiones de candidatura bajo el control del partido comunista y por los Delegados de su circunscripción, que en la práctica se han convertido en recaderos del pueblo ante los poderosos. El pueblo cubano no elige al Presidente del Consejo de Estado, quien ha llegado a ocupar ese cargo contando únicamente con el respaldo de los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, que representan el 0.007 % de los cubanos con derecho al voto.

Ahora la dictadura cubana prepara el escenario de otra farsa: la promulgación de una nueva Constitución. Se trata de crear una nueva Constitución sin Asamblea Constituyente, una Constitución donde el General de Ejército Raúl Castro ha dicho que el papel del partido comunista se mantendrá incólume, sin preguntar el parecer del pueblo. Una Constitución que luego será votada en un referendo cuyos resultados reales serán solo del conocimiento de unos pocos, porque no habrá ningún organismo internacional confiable como observador. Una Constitución que luego no garantizará los derechos de todos los cubanos, sino sólo los de quienes pertenecen al redil del castrismo.

Como cristiano no quiero ver a mi país envuelto en otro baño de sangre como el provocado por Fulgencio Batista y luego amplificado por la nueva dictadura que sufrimos desde el 1 de enero de 1959, pero no hay que ser profeta para avizorar que la soberbia de este régimen, que ha llevado al país a una penuria y una degradación moral insoportable, puede causar esa desgracia.

Santidad, como Ud. siempre pide, yo también rezo por Ud. Ud. ha dicho que reza por Cuba y yo le he escrito porque quienes vivimos en estas circunstancias necesitamos, además de las oraciones clamando para que nuestro país cambie radicalmente, una solidaridad palpable y comprometida, un verdadero espíritu misionero de acompañamiento donde la denuncia de las injusticias y la defensa de los derechos de todos los cubanos, estén primero y sean más importantes que los beneficios que la Iglesia pueda obtener del castrismo a cambio de su silencio.

Sé que me dirijo un Jefe de Estado muy importante y sumamente ocupado, pero tengo la esperanza de que esta carta no va a recibir el mismo silencio que las que he presentado ante la Fiscalía y los tribunales de aquí, porque los cubanos discriminados, perseguidos y encarcelados por sus ideas políticas, necesitamos de la Iglesia y de Ud., y porque Ud. es un hombre bueno.

Le ruego que me disculpe si esta carta lo ha molestado. Pero desde hace mucho tiempo estoy convencido, como nos enseñó Jesús, que la verdad nos hará libres.

Lo abraza en Cristo Jesús Nuestro Señor,

Roberto de Jesús Quiñones Haces

Vea todas las noticias de hoy

La Seguridad del Estado detiene a las intelectuales cubanas Alina Bárbara López y Jenny Pantoja (VIDEO)

Alina Bárbara López Hernández junto a Jenny Pantoja Torres.
Alina Bárbara López Hernández junto a Jenny Pantoja Torres.
Getting your Trinity Audio player ready...

La intelectual cubana Alina Bárbara López Hernández y la historiadora Jenny Pantoja fueron detenidas este martes alrededor de las siete de la mañana cuando se trasladaban desde Matanzas a La Habana para llevar a cabo una acción cívica en el Parque Central.

"Están detenidas en la estación de policía de Playa, en Matanzas. Probablemente las tengan ahí todo el día para que no puedan hacer la protesta", dijo a Martí Noticias Jesús Pérez, esposo de Pantoja.

Según explicó, ambas mujeres fueron arrestadas cerca del Puente de Bacunayagua. "Ellas iban al Parque Central a hacer lo mismo que hacen en Matanzas: una o 2 horas de protesta cívica".

"Esperamos que tanto la integridad de Alina como la de Jenny sea respetada como lo merece cada ciudadano. Esperamos que esta vez no decidieran golpearlas, ya que ellos decidieron violar nuevamente el derecho de movilidad", comentó en Facebook Cecilia Borroto López, hija de Alina Bárbara.

El 18 de marzo de 2023, López Hernández comenzó una protesta mensual en el Parque de la Libertad de Matanzas, motivada, según dijo, por la situación que atravesaba Cuba, y para honrar la memoria de intelectuales del pasado que no se limitaron a describir la realidad en que vivieron y actuaron en consecuencia con sus ideales.

En noviembre, el Tribunal Municipal de Matanzas la halló culpable por el delito de "desobediencia" y le impuso una multa de 30 cuotas de 250 pesos en Moneda Nacional, 7.500 en total. También le fue impedida la salida del país hasta que acredite el pago. Tras el dictamen, López Hernández apeló pero la apelación fue desestimada en enero pasado.

En una entrevista reciente con Martí Noticias la intelectual explicó cómo el Estado cubano intenta invalidar los derechos constitucionales de sus ciudadanos.

"Han encontrado esa manera perversa de utilizar de manera paramilitar a la Contrainteligencia contra ciudadanos que solo estamos ejerciendo derechos para que la policía ejerza sobre nosotros todo su control", indicó.

Alina Bárbara: "El Estado cubano está invalidando la posibilidad de que los ciudadanos ejerzamos nuestros derechos"
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:36 0:00

"Cuando inicié este camino sabía que hallaría obstáculos e incomprensiones, sin embargo, no fue un acto irreflexivo sino absolutamente consciente, por eso los obstáculos han sido vencidos poco a poco. La manifestación pacífica es un derecho de cada persona en Cuba y hay que naturalizarlo y ejercerlo. Eso es lo que hago", subrayó la académica en Facebook cuando se cumplía el primer aniversario de sus manifestaciones cívicas.

“Lo que se ha convertido en norma es que la gente proteste”, opina activista cubano sobre la situación en el país

Muchas mujeres se sumaron a las protestas antigubernamentes en decenas de ciudades del país, como esta señora que protestó en La Habana el domingo 11 de julio.
Muchas mujeres se sumaron a las protestas antigubernamentes en decenas de ciudades del país, como esta señora que protestó en La Habana el domingo 11 de julio.
Getting your Trinity Audio player ready...

Las protestas pacíficas en la isla son cada vez más frecuentes en un país donde el disenso está criminalizado. Los cubanos se manifiestan como expresión de inconformidad por la inseguridad alimentaria, los apagones y otras penurias, pero también para exigir derechos y libertades.

“Lo que se ha convertido en norma es que la gente proteste”, apuntó Omar López Montenegro, presidente del Centro Latinoamericano para la No Violencia.

“Los resultados están ahí, ha estado sucediendo, se ha prolongado en el tiempo y lo que sí es permanente es el quiebre del comportamiento, esta ruptura del mal llamado contrato social entre el régimen y la población, que la gente creía que el régimen está ahí para cubrirle sus necesidades más básicas, lo cual nunca fue verdad pero, ahora, muy poca gente lo cree”, explicó el opositor exiliado.

El Observatorio Cubano de Conflictos (OCC) informó que Cuba registró setecientos dieciséis protestas y denuncias públicas en mayo, casi 12% más que las ocurridas en abril.

El periodista Boris González Arena apuntó por su parte que, si bien el pueblo cubano está cansado de largas horas sin servicio eléctrico y la política económica, lo cierto es que las protestas son muchas, desde expresiones de inconformidad, a demandas de libertad y democracia.

Activistas opinan sobre las crecientes protestas populares en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:04 0:00

“No se puede perder de vista la sociedad civil que está movilizada de manera permanente a pesar de la tremenda hostilidad que recibe del régimen comunista”, puntualizó González Arenas.

Según López Montenegro, hay personas que protestan por el desabastecimiento de alimentos, la falta de insumos médicos, los apagones, pero también hay otros que reclaman cambios políticos.

“Los hechos no mienten, pasamos de una situación en la que nadie protestaba a que una protesta sea normal; de hecho, hemos llegado a un momento en que funcionarios del gobierno han reconocido que la gente protesta, cosa que en tiempos anteriores no existían o eran organizadas por el exilio"

"Hasta se ha llegado a decir que el malestar es válido, que el descontento es válido, en un país donde la narrativa era que todo el mundo estaba de acuerdo, así es que, por lo tanto, el descontento no era válido y protestar, mucho menos”, concluyó López Montenegro.

En su informe correspondiente a mayo, el OCC apuntó que ese mes “el régimen intentó contener la efervescencia popular fortaleciendo la represión en todos los órdenes. Ordenó intimidatorios despliegues de la Policía y las fuerzas especiales Boinas Negras en las ciudades, enfatizó las amenazas, castigos, escarmientos y actos de violencia contra opositores, activistas, periodistas independientes y presos políticos, pero también contra sectores diversos de la sociedad civil, lanzando una campaña para censar a los jóvenes que no trabajan ni estudian y condenarlos por ‘Desobediencia’ si se mantienen desocupados”.

Nuevas leyes migratorias: Cuba podría eliminar el límite de estancia en el exterior

Una persona sostiene su pasaporte cubano antes de subir a un vuelo (Julio Cortez/AP/Archivo)
Una persona sostiene su pasaporte cubano antes de subir a un vuelo (Julio Cortez/AP/Archivo)

La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba ha publicado los proyectos legislativos de Extranjería y Migración, introduciendo cambios significativos en las regulaciones que podrían afectar a decenas de miles de cubanos residentes en el exterior.

El Proyecto de Ley de Migración, dado a conocer este lunes, busca regular el proceso migratorio en medio de una de las mayores crisis que enfrenta Cuba en este ámbito. La propuesta elimina el límite de 24 meses de estancia fuera de Cuba y la consecuente designación de "migrante", introduciendo una nueva definición de "residencia efectiva migratoria".

Según el texto legislativo, la residencia efectiva se otorga a aquellos ciudadanos cubanos y extranjeros residentes que, durante el año calendario anterior a la certificación, pasan la mayor parte del tiempo en Cuba o pueden demostrar arraigo en el país mediante otras evidencias materiales. Esto supone un cambio notable respecto a las disposiciones anteriores que limitaban la estancia en el exterior a 24 meses.

"El objetivo es alcanzar un flujo regular, ordenado y seguro", asegura el régimen en el documento, subrayando que el proyecto ha sido elaborado con un enfoque sistémico de desarrollo. El gobierno cubano también señala que estos cambios tienen como fin "ofrecer soluciones migratorias que coadyuven a la inserción de los cubanos en el nuevo modelo económico".

En un movimiento inusual, la Asamblea Nacional ha abierto los proyectos a la participación ciudadana, invitando a los cubanos a enviar sugerencias y comentarios a través de correos electrónicos proporcionados en su sitio web. La medida busca, según el gobierno, "promover la participación ciudadana y contribuir a la cultura jurídica de los cubanos".

"Los ciudadanos cubanos mantienen su condición migratoria con la entrada en vigor de la ley, y las nuevas regulaciones se aplicarán conforme a lo establecido", puntualiza el documento. Las categorías de Residente en el Territorio Nacional o Residente en el Exterior seguirán vigentes bajo las nuevas reglas.

Ley de Extranjería: regulaciones para visitantes y residentes

El Proyecto de Ley de Extranjería, por su parte, incluye entre las novedades la regulación del derecho de los cubanos residentes en el exterior a heredar propiedades en Cuba, independientemente del tiempo que hayan estado fuera del país.

"Los cubanos pueden conservar la propiedad heredada en Cuba, siempre y cuando cumplan con los procedimientos legales y administrativos para registrar la herencia", establece el texto.

"No se perderá automáticamente la propiedad por estar más de 24 meses en el exterior, aunque es necesario cumplir con las regulaciones gubernamentales para mantener estos derechos", añade la propuesta de ley. Esto incluye mantenerse al día con los requisitos administrativos y fiscales correspondientes.

Cambios en el proceso de entrada y salida del país

El nuevo marco legislativo también aborda la regulación de entradas y salidas del territorio cubano, estipulando los documentos necesarios para ingresar o salir del país, como pasaportes válidos y visas en caso de ser extranjeros.

El documento detalla las circunstancias bajo las cuales una persona puede ser inadmisible, incluyendo vínculos con actividades terroristas, tráfico de personas, y otros actos condenados internacionalmente.

Cuba ha negado la entrada en el pasado a activistas y otros miembros de la sociedad civil independiente, como la curadora de arte Anamely Ramos y la académica Omara Ruiz Urquiola, y a médicos y enfermeras que escaparon de las misiones en el exterior. Ante las críticas de organizaciones que velan por los derechos humanos, el régimen cubano asegura que “tiene derecho a defenderse”.

El régimen continuará controlando estrictamente la salida de personas del país, manteniendo restricciones para aquellos sujetos a procesos penales, obligaciones militares o con deudas al Estado, advierte el proyecto.

Las salidas pueden ser restringidas por razones de seguridad, defensa nacional, o por incumplimiento de las leyes de migración y extranjería.

Además de negar a varios cubanos su derecho a regresar, también impide a otros salir del país a través de un mecanismo de "regulación". La medida, que tiene motivaciones políticas, ha sido denunciada por organizaciones internacionales como Amnistía Internacional por violar los derechos humanos de los ciudadanos de la isla.

Las propuestas legislativas serán sometidas a análisis y discusión por parte de los diputados, y se espera su presentación en el Parlamento cubano en fechas próximas, según informó la agencia oficialista Prensa Latina.

Estos cambios legislativos podrían tener un impacto significativo en la comunidad cubana, especialmente en aquellos que residen en el extranjero y entre quienes buscan una mayor flexibilidad en sus estancias fuera del país. Queda por ver cómo se implementarán las regulaciones, y cuál será su efecto práctico en la vida de los cubanos.

"Aquí no hay condiciones mínimas sanitarias para enfrentar ningún tipo de epidemia", advierte médico cubano

Insalubridad en céntrica calle de Sancti Spiritus.
Insalubridad en céntrica calle de Sancti Spiritus.
Getting your Trinity Audio player ready...

En la provincia de Santiago de Cuba circulan dos serotipos de dengue con alta probabilidad de producir formas graves de la enfermedad si no se adoptan medidas urgentes y oportunas, reconoció Alfredo Cintra, jefe del Departamento de Vigilancia y Lucha Antivectorial en la provincia.

Según el funcionario, el territorio presenta una elevada infestación del Aedes aegypti, agente transmisor del dengue, sobre todo en el municipio cabecera y los de Palma Soriano, Contramaestre, Mella y San Luis.

Mientras tanto, residentes en varias zonas del oriente cubano dijeron a Martí Noticias que están enfrentado muchos casos de Oropouche y Dengue, y las condiciones para su prevención son precarias.

En El Cristo, en Santiago de Cuba, el pastor evangélico Jorge Luis Pérez sufre de Oropouche junto a toda su familia.

“Todos en mi casa, mis hermanos, mis sobrinos... Yo creo que el 99 por ciento de toda la población de El Cristo está infestada. Hay dengue y hay Oropouche.

No hay medicinas, no tienen medicamentos, la gente se cae, se desmaya. La situación es muy difícil”, argumentó el pastor.

Es muy alto el nivel de infestación de mosquitos en Cuba, mientras que la campaña de fumigación es muy pobre
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:38 0:00

En Songo la Maya, en Santiago de Cuba, que fue en su momento el epicentro de la fiebre de Oropouche, la situación sigue siendo bastante complicada, sobre todo con la recaída, informó el doctor Roberto Serrano.

“Todavía las cosas andan mal. Aquí todo el mundo ha hecho recaída y recaída. Sanitariamente, todo está igual. Aquí no hay condiciones mínimas sanitarias para enfrentar ningún tipo de epidemia”, aseguro el médico.

En Palma Soriano se han reportado varios casos de dengue y las condiciones son precarias para enfrentarlo, señaló Daniel García.

“La situación es difícil porque no hay una alimentación buena y sana, y las medicinas no existen".

García señaló que aunque las autoridades de salud han garantizado la fumigación de algunas de las viviendas donde se han hallado contagios, "no recogen la basura, es un colapso total”.

En la vecina provincia de Guantánamo no hay información oficial sobre casos de Oropouche y dengue, sin embargo, muchos residentes presentan síntomas febriles y están siendo internados en el hospital provincial, informó el periodista Anderlay Guerra Blanco.

“No han implementado, como en otros tiempos, los pesquizajes, y ya es más que preocupante el nivel de basura que hay en la ciudad”, alertó el comunicador.

Victoria Martínez Valdivia, residente en Caimanera, describe un escenario similar en ese municipio. “La situación aquí con el virus del dengue, y el nuevo virus que está entrando, hay bastantes afectaciones, y hay cantidad de mosquitos, esto es criminal”.

William Tamayo, residente en Banes, Holguín, donde hay muchos casos de dengue y también de Oropouche, describió la situación en esa localidad, donde algunos pacientes sufren de vómitos, diarreas, y fiebre alta.

“Aquí hay una gran contaminación ... y lo más preocupante, lo más alarmante, es que no hay ningún tipo de medicamento para contrarrestar todo este tipo de enfermedades en los hospitales. Los hospitales están colapsados, médicos están pidiendo baja, y enfermeros, porque ya les da pena recibir pacientes y que no puedan atenderlos”, dijo el activista.

En Sacti Spíritus, en el centro de la isla, las calles rotas con salideros y acumulación aguas favorecen la proliferación del mosquito, agente transmisor del arbovirus, mientras las autoridades no descartan contagios por Oropouche, señaló el comunicador Adriano Castañeda.

La ciudad fue nombrada sede de las próximas celebraciones por el 26 de julio.

Insalubridad en céntrica calle de Sancti Spíritus
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:20 0:00

Canadá dice que el objetivo de enviar buque patrullero a Cuba fue "disuasión"

La tripulación del submarino ruso de propulsión nuclear Kazán observa el paso del barco patrullero de la marina canadiense HMCS Margaret Brooke a su llegada a la bahía de La Habana. (REUTERS/Stringer/Archivo)
La tripulación del submarino ruso de propulsión nuclear Kazán observa el paso del barco patrullero de la marina canadiense HMCS Margaret Brooke a su llegada a la bahía de La Habana. (REUTERS/Stringer/Archivo)
Getting your Trinity Audio player ready...

El Gobierno liberal de Canadá, criticado por legisladores de la oposición por enviar un buque patrullero a La Habana mientras permanecía allí una escuadra naval rusa, afirmó este lunes que la visita pretendía enviar un mensaje de disuasión a Moscú.

El buque de la armada canadiense arribó al puerto de La Habana a primera hora del viernes, dos días después de la llegada de un submarino nuclear y una fragata de Rusia.

"El despliegue (...) envía un mensaje muy claro de que Canadá tiene un Ejército capaz", dijo a periodistas el ministro de Defensa, Bill Blair.

Agregó que "las Fuerzas Armadas canadienses seguirán vigilando los movimientos y actividades de los buques rusos (...). La presencia es disuasión. Estuvimos presentes", puntualizó Blair.

Tanto Estados Unidos como Cuba afirmaron la semana pasada que los buques de guerra rusos no suponían una amenaza para la región. Moscú también calificó de rutinaria la llegada de sus buques de guerra a Cuba, que zarparon este lunes del Puerto de La Habana.

"¿Por qué el gobierno de (Justine) Trudeau envía un buque de guerra canadiense a 'celebrar' las relaciones con una dictadura comunista, y mucho menos cuando hay buques de guerra rusos atracados allí? Cuba y Rusia no son aliados de Canadá", dijo, por su parte, el portavoz conservador de Asuntos Exteriores, Michael Chong, en redes sociales.

Buques de guerra rusos se despiden de La Habana

Los cuatro buques de la armada rusa abandonaron La Habana este lunes, como estaba previsto, informó la agencia de noticias estatal RIA, que citó a su corresponsal en Cuba.

La visita del destacamento ruso a Cuba, programada del 12 al 17 de junio, fue anunciada ampliamente por los medios de prensa internacionales en medio de las tensiones entre Estados Unidos y Rusia por la invasión del Kremlin a Ucrania.

A diferencia del arribo al Puerto de La Habana, la retirada de la fragata "Gorshkov, del submarino de propulsión nuclear "Kazan", del buque petrolero "Pashin" y del remolcador de salvamente Nikolai Chiker" ha tenido una escasa cobertura noticiosa.

Las maniobras militares rusas en el Atlántico y en el Caribe se efectúan días después de que el presidente Vladímir Putin sugiriera que Moscú podría tomar "medidas asimétricas" en otras partes del mundo en respuesta a la decisión del presidente Joe Biden de permitir que Ucrania utilice armas de largo alcance para atacar dentro de lo que considera su territorio.

Estados Unidos observó de cerca las maniobras rusas, calificadas de rutinarias, mientras las Fuerzas Armadas de Cuba aseguraban que ninguno de los navíos era portador de armas nucleares.

Cargar más

XS
SM
MD
LG