Enlaces de accesibilidad

Turista describe viaje a la Cuba de los extranjeros


Las excursiones a caballo al Escambray parten de la villa histórica de Trinidad.

Una reportera turística narra su trayecto a caballo hasta un paradisíaco sitio del Escambray, en una excursión inimaginable para el cubano promedio.

Visitó la ciudad de Trinidad y se queja de los dolores con que amaneció en todo el cuerpo al día siguiente de una excursión a caballo por la sierra del Escambray, pero su crónica del viaje describe una Cuba que no está al alcance de la abrumadora mayoría de los cubanos.

"Estábamos bebiendo mojitos en el Hotel Las Cuevas en Trinidad cuando nuestro guía de Adventure Center, Leo, nos sugirió que a la mañana siguiente hiciéramos el viaje a lomo de caballo hasta el Valle de los Ingenios", dice Jules Torti en una crónica que publica el portal de viajes turísticos Matador.

Tras enumerar las maravillas ecológicas de la cordillera montañosa en el centro de la isla, el autor precisa que la excursión en cuestión atraviesa a caballo las empedradas calles del casco histórico de Trinidad y los turistas hacen luego una parada para zambullirse en el Rio Guaurabo y almorzar a los pies de una cascada.

“Se nos dijo que usáramos pantalones largos –dice--, pero no podía ponerme mis jeans con un clima tan húmedo (…) los músculos de mi espalda eran cemento, el masaje que me había dado la tarde anterior se evaporó”, pero antes de llegar al río, agrega, “hicimos un alto para beber guarapo fresco”.

Una vez en la catarata, la descripción que da Torti del lugar es algo que el cubano común sólo puede ver en películas: “La cascada de 60 pies de alto cayendo a una poza color turquesa era un oasis. Otros jinetes y excursionistas ya estaban echados sobre las resbalosas rocas de la ribera”.

Fue entonces, precisa, que echó mano a un sandwich de jamón y queso y se las agenció para encontrar un sitio cómodo sobre las rocas. Lo demás, como reportero turístico al fin, es información instructiva para que otros que tengan la misma posibilidad que él se sientan tentados a hacer el viaje.

Las excursiones a lomo de caballo, dice, pueden organizarse a través de un operador privado en el Hotel Las Cuevas, con partidas en la mañana y en la tarde al precio de 25 CUC.

Yo sugiero, agrega, que cada cual lleve su propio almuerzo y agua, aunque en la cascada venden cerveza, jugos, refrescos y cocos con miel. El guarapo a mitad de camino vale 2 CUC.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG