Enlaces de accesibilidad

Sandy: un solo huracán, diferentes víctimas


Unas 75 mil personas habrían perdido sus hogares en Cuba a causa de Sandy, según el Wall Street Journal.

El Wall Street Journal contrasta los daños causados por el huracán Sandy en Nueva York con la tragedia vivida por los cubanos víctimas, dice, de la “crueldad” del gobierno.

Los reportes de los daños ocasionados por Sandy en Cuba trascienden todo lo nefasto que puede ser un huracán, y hay relatos “para ilustrar una vez más la flagrante crueldad e inhumanidad de la dictadura hacia el pueblo cubano”, dice un artículo que publica el Wall Street Journal.

El artículo apunta que no se trata de ponderar las raíces de la riqueza o la pobreza personal cuando se compara la devastación causada por Sandy en Nueva York o en Cuba.

“Obviamente—dice—, las economías de mercado, con sus derechos a la propiedad privada e incentivos de ganancias, hacen un trabajo infinitamente mejor que otros sistema económicos en proteger a la gente de los desastres naturales”.

El diario se refiere a reportes de prensa según los cuales la isla fue más duramente azotada que incluso Haití. Hubo 11 muertos, señala, y 75 mil personas perdieron sus hogares, 15 mil viviendas fueron destruidas, escuelas y hospitales están en ruinas y el sector agrícola fue grandemente afectado.

Luego subraya que casi 54 años después del triunfo de la revolución, la parte oriental de la isla es una vergüenza para el gobierno “Se les prometió justicia y bienestar. En su lugar viven en la pobreza y el aislamiento”, dice.

También indica que en años recientes la prohibida prensa independiente ha reportado brotes de cólera y dengue en esa región, “pero la dictadura se ha visto más interesada en mantener las noticias en secreto que en lidiar con el problema”.

Citando a fuentes de la prensa independiente destaca que algunos disidentes que trataron de organizar esfuerzos de auxilio han sido arrestados, y a otros el gobierno les ha negado el derecho a registrarse como desamparados.

“Los cubanos quieren ayudarse unos a otros—puntualiza—. Pero eso implica un intento por recuperar la sociedad civil (…) la dictadura teme tal actividad y la ve como una amenaza: es mejor ver al pueblo cubano aniquilado que arriesgarse a perder la llave del poder”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG