Enlaces de accesibilidad

Cuba: se secan sueños de hallar petróleo


La plataforma Scarabeo 9, la única capaz de explorar para Cuba en mares profundos, se marcha a África.

El tercer fracaso en encontrar crudo en aguas del Golfo de México significa que a la isla no le será fácil librarse de sus angustias económicas, dice el GlobalPost.

La larga apuesta de Cuba por hacer progresar su socialismo con petróleo parece estar terminando con sólo el hallazgo de huecos vacíos uno tras otro en el fondo del Golfo de México, dice en un artículo el diario digital GlobalPost.

El periódico se refiere al tercer fracaso anunciado por La Habana, ahora por cuenta de la empresa venezolana PDVSA, en encontrar un yacimiento de petróleo submarino en la llamada zona económica exclusiva del Golfo, y dice que según expertos de la industria probablemente pasen años antes de que lo intenten otra vez.

A pesar de que Venezuela suministra a La Habana las dos terceras partes de las necesidades petroleras de la isla, el diario destaca que la noticia es mala en todos los sentidos para el gobierno cubano, que “contaba con el hallazgo de crudo para desatar una ola de nuevas inversiones extranjeras y poder renegociar parte de sus deudas”.

Los prospectos de un gran yacimiento eran lo suficientemente atractivos, dice, para que casi una docena de compañías foráneas firmaran acuerdos con el gobierno de Castro para explorar en aguas cubanas.

Pero la plataforma de perforación que han estado usando, fabricada en China y de propiedad italiana, la Scarabeo 9, agrega, está yéndose para África.

“Alquilada a un costo de más de $500 mil dólares diarios—explica—la Scabeo 9 es la única plataforma en el mundo hecha para cumplir con las sanciones comerciales de EE.UU. a Cuba, que exigen que no haya sido empleada (en su construcción) más de 10 por ciento de tecnología estadounidense”.

Según el GlobalPost, las mejores expectativas para Cuba de desarrollar recursos petroleros dependen ahora de la firma estatal rusa Zarubezhneft, que tiene planes de explorar en aguas menos profundas utilizando una plataforma hecha en Noruega. Pero ésta "operará en una zona del Golfo que ofrece pobres perspectivas para un hallazgo de calidad”, dice.

La conclusión del diario es que sin que el petróleo pueda dar a Cuba un rápido acelerón financiero, las autoridades de la isla tendrían que buscar nuevos prospectos económicos, “liberalizar más el pequeño sector privado y ofrecer mayores incentivos a compañías extranjeras que podrían invertir en la agricultura, el turismo y otros negocios que probadamente producen dinero”.
XS
SM
MD
LG